Desde pequeña, Gahela Cari ha defendido causas sociales a favor del medio ambiente, derechos estudiantiles, la comunidad LGTBI, entre otros. (Foto: Anthony Niño de Guzmán / Somos)
Desde pequeña, Gahela Cari ha defendido causas sociales a favor del medio ambiente, derechos estudiantiles, la comunidad LGTBI, entre otros. (Foto: Anthony Niño de Guzmán / Somos)
Vanessa Cruzado Alvarez

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Lo primero que dice Gahela Tseneg Cari Contreras (28) al presentarse -con orgullo en su voz- es que es una mujer transafroandina y migrante. Pasó su infancia entre la laguna, el campo y los animales del centro poblado de Bernales, en el distrito de Humay (Pisco). Creció viendo a su madre luchar por los y a su padre por llevar un colegio a su comunidad. La cuarta de seis hermanos asumió a corta edad la crianza de los más pequeños y, a la par, trabajaba en la parcela familiar. Desde el colegio estuvo inmersa en causas como la reforestación, campañas contra la violencia infantil, trata de menores y el abuso. Estudió Derecho en la Universidad Nacional San Luis Gonzaga y en esa época empezó su transición. Pese a terminar la carrera, no ha podido obtener el bachiller porque la directiva universitaria le exigió que se cortara el cabello y respondiera a la identidad de su DNI. “Siento que el sistema me dijo ‘no importa si te esforzaste, te jodes’”. Busca cambiar ese panorama desde su cancha: las leyes. Postula con el número 13 de . De ganar un curul, se convertiría en la primera congresista trans del Perú.

¿Conocías a Verónika Mendoza? ¿Por qué elegiste postular por su partido?

La conocí entre 2013-2014, cuando postulé al Parlamento Joven y aún no había empezado mi transición. La fui siguiendo en los debates de luchas por la igualdad. Cuando empecé a visibilizar mi orientación sexual e identidad de género, asumí las agendas [del partido]. Mis padres me decían “no te metas a hacer política. Termina de estudiar, ten tu trabajo, compra tu casa y vive tranquila”. Los desobedecí [risas]. Cuando me invitó, no lo dudé. Ingresé porque Vero me convenció. Hoy ya no milito solo por ella, sino también una sociedad distinta.

MIRA: Flor Borja: la candidata que vendió marcianos en su barrio hoy busca que las leyes se reglamenten

En 2019 Verónika Mendoza, de entonces Nuevo Perú, anunció una alianza política con Perú Libre, de Vladimir Cerrón, pese a que no solo ha sido sentenciado por corrupción, sino que también lanzó comentarios homofóbicos. Que sigas en el partido, ¿no es ir en contra de lo que defiendes?

Vladimir Cerrón no solo ha tenido comentarios homofóbicos, sino también racistas y xenofóbicos. Es el paquete completo que la izquierda no necesita. No hubo una alianza entre personas (Mendoza-Cerrón), sino entre espacios políticos. El documento de la alianza reafirmaba la lucha contra la violencia de género, la lucha arcoíris y la lucha feminista. He combatido a Vladimir Cerrón no solamente hacia afuera, sino dentro del partido exigiendo que el señor se retire y no dejaré de hacerlo. ¿Crees que no hay machismo adentro? Claro que lo hay y no por eso nos hemos ido. Yo no hago política desde el purismo, la hago desde la pedagogía. Desde la práctica tenemos que disputar con coraje, alegría, amor sin dejar de decir las cosas firmes.

No descartan alianzas con partidos de derecha conservadora...

La política es convencer, dialogar, consensuar. No voy a imponer lo que pienso, sino a poner las cosas sobre la mesa y debatir. Hay que hacer pedagogía política para llegar a consensos.

Gahela Cari participó en las marchas contra Manuel Merino. Su foto, arrodillada y levantando el puño mientras la policía intentaba reprimir a los manifestantes, dio la vuelta al mundo. “Lo volveré a hacer las veces que sea necesario”. (Foto: Anthony Niño de Guzmán / Somos)
Gahela Cari participó en las marchas contra Manuel Merino. Su foto, arrodillada y levantando el puño mientras la policía intentaba reprimir a los manifestantes, dio la vuelta al mundo. “Lo volveré a hacer las veces que sea necesario”. (Foto: Anthony Niño de Guzmán / Somos)

De llegar al Congreso, ¿cuál sería tu primera acción?

Lo primero es la reforma de género. Está la ley de Educación Sexual Integral para acabar con una educación machista. Segundo está la Ley Integral trans para devolverle la ciudadanía a las personas trans. También está el Sistema Integral de cuidados para contar con espacio del cuidado de la niñez, adultos, personas con discapacidad y con enfermedades. El aborto legal, seguro y gratuito, el matrimonio igualitario y otras iniciativas más.

Propones una segunda reforma agraria, ¿en qué consiste?

Tiene cuatro puntos fundamentales: el primero es una pensión de jubilación agraria para que los campesinos y las campesinas no mueran labrando su tierra. Luego un seguro de salud agrario para que puedan tener dónde atenderse. Lo tercero es garantizar compras directas para poder brindarles precios justos. Lo último tiene que ver con capacitaciones y préstamos con bajos intereses. Esto ayudaría a poder empujar o reactivar una economía a favor de la ciudadanía de los y las campesinas más olvidadas.

En el plan también figura una reforma policial, un tema que los políticos no han querido ahondar…

Ninguna familia debe llorar la pérdida de sus hijos e hijas en manos de la policía. Hoy la policía como institución se ha transformado en un organismo que sirve para reprimir a la ciudadanía y cuidar a los empresarios mientras golpea, gasea y asesina a quienes protestan por una vida digna. Proponemos subir el sueldo a los policías, derogar la ley gatillo y eliminar al grupo terna. Mejorar, además, la formación de la policía con enfoque de género, ambiental e intercultural que permita un mejor desempeño. Hay buenos oficiales y ninguno de ellos se va a oponer a esta reforma. Quienes se oponen son los que han estado viviendo en la impunidad.

¿Querer postular a uno de los estamentos más desacreditados del país es una oportunidad o un error?

Es un reto. Hago política porque mi vida ya no es solamente mía. De mí depende el avance en derechos fundamentales, en empujar agendas de la igualdad. Cada vez que me levanto de la cama, reafirmo mi compromiso. La mayoría de los políticos tienen su vida solucionada. No tienen que pelear por un DNI que reconozca su nombre. No tienen que ver cómo su padre o madre se muere sin una pensión de jubilación agraria a pesar de haber trabajado toda su vida. Tengo el reto de abrirme paso con estas condiciones de desigualdad que hay en la política.

¿Cómo debería ser el Congreso del bicentenario?

Para los hombres, el 2021 es el bicentenario. Para las mujeres no porque votan hace poco más de 60 años. Para las personas trans no porque ni siquiera tenemos ciudadanía garantizada. Por eso es importante este Congreso: tenemos que devolver la ciudadanía a las personas.

MIRA: Modesto Montoya y las teorías de conspiración: “Cuando el ser humano no comprende algo, opta por lo fácil”

Hay partidos que postulan aplazar las elecciones por la crisis sanitaria. ¿Estás de acuerdo?

Las elecciones tienen una fecha y hay que llevarlas a cabo. Hay que redoblar esfuerzos para poder combatir esta pandemia. Hay que tomar en serio esta segunda ola, sí, pero no creo que aplazarla las elecciones sea una opción.

¿Te vacunarás contra el COVID-19?

Claro que sí. Sobre todo por amor a la gente, por cuidar a la ciudadanía. //

Gahela Tseneg Cari Contreras postula con el número 13 por Juntos por el Perú. (Diseño: Verónica Calderón)
Gahela Tseneg Cari Contreras postula con el número 13 por Juntos por el Perú. (Diseño: Verónica Calderón)