Las medidas sanitarias permiten que los sintomáticos y asintomáticos no propaguen el virus. (Foto: Pixabay)
Las medidas sanitarias permiten que los sintomáticos y asintomáticos no propaguen el virus. (Foto: Pixabay)
Yerson Collave García

Periodista de Ciencia y Tecnología

yersoncollave@gmail.com

Evitar que el SARS-CoV-2, virus que causa el , se propague es el objetivo principal de las estrategias sanitarias en el mundo. A siete meses del inicio de la pandemia, hay varias cosas que aún no se saben sobre el contagio, pero otras van teniendo cada vez más evidencias.

Una de las principales preguntas es si las personas ya infectadas pero que no presentan síntomas pueden transmitir el virus. La evidencia científica reciente apunta a que esto sí es posible. Por ello, el uso de mascarillas y el distanciamiento social se extiende a toda la población y no solo a aquellos que tienen síntomas.

En los últimos días, la ministra de Salud, Pilar Mazzetti, aseguró en RPP que “el que está positivo [a COVID-19] sin síntomas no contagia” o lo hace “en un porcentaje muy pequeño”. Sus declaraciones fueron criticadas por parte de la comunidad científica nacional y tuvo que realizar una aclaración el jueves en conferencia de prensa: “Yo en ningún momento he dicho que los asintomáticos no contagien. Lo importante es protegernos de todos”.

MIRA: COVID-19 | ¿Cómo distribuir equitativamente las futuras vacunas en el mundo?

¿Qué dice la evidencia reciente?

Las investigaciones científicas apuntan a que los asintomáticos pueden tener una carga viral [cantidad de partículas virales en los fluidos corporales] en la nariz, garganta y pulmones similar que la de los sintomáticos, según un estudio realizado en Corea del Sur y publicado en . Lo que aún no se sabe es cuán contagiosos pueden llegar a ser.

Los investigadores consultados por El Comercio coinciden en que la carga viral es un factor clave que debe considerarse en la transmisión humana de un patógeno, en este caso el SARS-CoV-2. Además, debe diferenciarse a los asintomáticos (personas que se contagian, pero no presentan síntomas) de los presintomáticos (personas que se contagian y no tienen síntomas, pero que sí los desarrollarán).

Una sobre carga viral e infectividad en pacientes asintomáticos y presintomáticos reveló que en siete de esos estudios, los científicos “hallaron poca o ninguna diferencia en la carga viral entre pacientes presintomáticos, asintomáticos y sintomáticos”.

La carga viral es un factor clave que los infectólogos consideran al momento de analizar la transmisión de un patógeno como el SARS-CoV-2. (Foto: Pixabay)
La carga viral es un factor clave que los infectólogos consideran al momento de analizar la transmisión de un patógeno como el SARS-CoV-2. (Foto: Pixabay)

“Existe evidencia de que los pacientes con COVID-19 son infecciosos de uno a tres días antes del inicio de los síntomas, aunque se ha aislado con éxito virus viable de muestras del tracto respiratorio superior hasta seis días antes del inicio de los síntomas. Dos investigaciones epidemiológicas independientes concluyeron que había una alta transmisibilidad cerca e incluso antes de la aparición de los síntomas, detalla el referido trabajo realizado por expertos irlandeses y publicado en .

Álvaro Taype-Rondan, médico epidemiólogo, le dice a El Comercio que es necesario seguir investigando para conocer el rol que cumplen los asintomáticos en la propagación del virus, pero por la evidencia que se tiene hasta el momento “se espera que su capacidad para infectar sea relativamente alta” y eso justifica que las medidas sanitarias deban aplicarse a todos (asintomáticos y sintomáticos).

“Si uno está en contacto con una persona que no tiene síntomas, que puede ser asintomático o presintomático, entonces hay un riesgo. En este punto no hay mucha duda. ¿Cuánto es este riesgo? Se estima que cerca del 40% de los contagios que ha habido durante los primeros meses [de la pandemia] ha sido causado por los asintomáticos o presintomáticos. Esto se ha investigado en países asiáticos principalmente. Sabiendo esto es irresponsable decir que estamos seguros ante una persona que no tiene síntomas”, advierte Taype-Rondan, de la Unidad de Investigación para la Generación y Síntesis de Evidencias en Salud de la Universidad San Ignacio de Loyola.

Un estudio realizado por investigadores chinos y publicado en estimó que el 44% de infecciones secundarias fueron causadas durante la etapa presintomática del caso índice (caso original).

MIRA: COVID-19 | Los peligros de aprobar una vacuna antes de que terminen los ensayos clínicos

¿Y los niños?

Las cifras actuales muestran que los niños no suelen desarrollar casos moderados y graves de COVID-19, pero los investigadores coinciden que los menores de 18 años son agentes de contagio importante. Por ello, los países europeos elaboran protocolos especiales para evitar que el retorno a clases ayude a la propagación del virus.

Los niños son más asintomáticos que los adultos, según estudios recientes. (Foto: Pixabay)
Los niños son más asintomáticos que los adultos, según estudios recientes. (Foto: Pixabay)

El trabajo publicado en y citado líneas arriba indica que “[en 36 estudios] no se observaron diferencias apreciables con respecto a la carga viral o la duración de la detección del virus entre adultos y niños”.

El médico Juan Pablo Torres, infectólogo pediatra y catedrático de la Universidad de Chile, le dice a este Diario que “los niños, a diferencia de los adultos, suelen presentar cuadros clínicos leves y un porcentaje importante de asintomáticos. Nosotros hicimos y pudimos determinar después del estudio serológico que de aquellos niños que fueron positivos, el 40% fue asintomático versus el 18% de los adultos en ese mismo colegio [profesores, administrativos, etc.]. Es decir, vemos más niños asintomáticos que adultos. Y otras publicaciones han mostrado un porcentaje parecido, lo que implica que tenemos que estar alerta e implementar buenas estrategias para aperturas de colegios [en los próximos meses]. Será un gran desafío”.

VIDEO RELACIONADO

Coronavirus: Vacuna china llega al Perú para los ensayos clínicos en seis mil voluntarios

TE PUEDE INTERESAR

Síguenos en Twitter...