Bruno Ortiz Bisso

Periodista de Ciencia y Tecnología

bruno.ortiz@comercio.com.pe

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

En El Comercio continuamos con nuestra serie de entrevistas a personajes relevantes de la . El extracto presentado a continuación forma parte de la nueva serie de podcast “”, en donde buscaremos conocer lo que hay detrás de los científicos locales.

Tras haber tenido un papel importante en la ayuda al personal médico en los momentos más álgidos de la pandemia, , el exministro de Salud Óscar Ugarte evalúa cómo se ha respondido a esta emergencia sanitaria. Considera que todo lo aprendido debe aprovecharse para mejorar nuestro sistema de salud.

—¿Cómo evalúa la respuesta que ha tenido el país ante la pandemia?

Tradicionalmente ha habido un desfase entre la agenda de la salud pública y la de las investigaciones científicas, que es definida por los intereses del investigador, las prioridades institucionales o intereses de las instituciones financiadoras. La agenda de la salud pública es mucho más amplia y, en los últimos años, no ha sido el marco en el que se han desarrollado nuestras investigaciones y avances en la ciencia. En el 2010, cuando fui ministro, detectamos este tema y se le planteó al Instituto Nacional de Salud (INS) que defina cuáles son las prioridades de investigación en el campo de la salud pública. Se hizo un trabajo interesante, que se convirtió en un primer esfuerzo por orientar, promover y motivar una actividad tan importante como la investigación. Cuatro años después, el INS hizo una evaluación y se advirtieron algunos avances, pero entiendo que después se le ha perdido el rastro y se ha mantenido ese desencuentro. Esto se ha visto reflejado en la . Se ha mostrado la situación crítica del sector salud por los financiamientos insuficientes, por la fragmentación del sistema, pero sobre todo por el desfase entre la acción de la salud pública y el trabajo científico.

“La agenda de salud pública es más amplia y no ha sido el marco en el que se han desarrollado las investigaciones”.


—Una de las decisiones del ministerio fue convocar a un comité de expertos...

Así es, pero se trata de una instancia que antes no existía. Se deja en claro que no había una preocupación permanente en ese sentido y se tuvo que optar por esta instancia nueva. En buena hora que se haya conformado, porque participan personas muy importantes. Pero queda demostrado que era una de nuestras debilidades. Hay que aprovechar esta pandemia para corregir ese error y fortalecer esa relación con el mundo científico.

—¿Cree que esta situación ayudará a que la sociedad peruana cambie la manera en que ve a la ciencia y al sistema de salud?

Es una gran oportunidad, porque nunca en mi vida he visto que todo el mundo hable y use conceptos que antes estaban reservados solo para el mundo de la ciencia, o para la medicina en particular. Todo el mundo sabe qué es una pandemia, qué es una prueba de diagnóstico; ahora saben de datos de morbilidad y letalidad, etc. Y es por este conocimiento que muchos hoy saben que el Perú es uno de los países con mayor mortalidad por el . Estoy seguro de que pocos sabían antes qué pasaba con la tuberculosis, el cáncer o el sida. Los medios también han hecho bastante para traducir todo esto a un lenguaje más sencillo. Creo que es una oportunidad para que todo esto no desaparezca cuando se vaya la pandemia, sino que, al contrario, sea una ganancia nacional tener este mayor conocimiento y acercamiento con la ciencia, con el mundo de las evidencias para tomar las mejores decisiones.

“Nunca en mi vida he visto que todo el mundo hable y use conceptos que antes estaban reservados para los científicos”.


—Usted se contagió de COVID-19 y se pudo recuperar. ¿Cómo vivió esa experiencia?

Me contagié en Iquitos, durante mis funciones en Essalud apoyando al en la región. Fue en un momento en que la incidencia estaba sumamente alta, con los hospitales colapsados, sin suficiente oxígeno y muchos de los médicos, enfermeras y trabajadores del sector de salud caídos. Lamentablemente, como se pudo comprobar después, en algún momento bajé la guardia y resulté contagiado. Estábamos evacuando al personal de salud que estaba grave. Evacuamos a unos 70 profesionales en varios vuelos por dos semanas. Todos tenemos responsabilidades: de proteger a nuestras familias, a nuestros hijos, a nuestros adultos mayores. Tenemos responsabilidad de contribuir a que no haya acciones que favorezcan el avance del virus, evitando reuniones masivas, usando las mascarillas, etc.


VIDEO RECOMENDADO

Confirman que el exministro Óscar Ugarte venció al coronavirus

Confirman que exministro Óscar Ugarte venció al coronavirus


TE PUEDE INTERESAR


SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER


Síguenos en Twitter...