Descubre la forma correcta de limpiar un router.
Descubre la forma correcta de limpiar un router.
/ Pixabay
Redacción EC

Los son los dispositivos que nos permiten tener internet en casa, el trabajo o cualquier otro lugar. Sin embargo, no muchos le dan el mantenimiento necesario, ni saben cómo realizarlo correctamente. Descubre cómo hacerlo en esta nota.

Este proceso también puede hacerse para los módems o repetidores de WiFi. Al ser dispositivos parecidos, el proceso para limpiarlos también es similar. Esto incluye a todos los accesorios que vengan con ellos.

La limpieza de estos dispositivos es importante para evitar que se sobrecalienten y terminen deteriorándose. Al acumular polvo, generan más calor de lo normal, por lo que podrían tener problemas, tanto de conexión como del funcionamiento interno. Si se limpia de forma continúa, alargarás su tiempo de vida.

MIRA: ¿Te vas de vacaciones y tu Internet falla? Sigue estos consejos para mejorar tu señal WiFi

¿Cómo limpiar correctamente tu router?

Antes de todo, debes apagar y desconectar el dispositivo. Si bien el equipo se puede limpiar mientras está en actividad, no es recomendable, pues se utilizará un líquido para darle mantenimiento. Para evitar cualquier accidente, lo mejor es dejarlo descansar hasta que ya no esté caliente.

Luego que está frío, debemos desconectar todo lo que esté en el router o módem. Al no tener una pantalla que cuidar, podemos utilizar un paño limpio para quitar el polvo que esté sobre el dispositivo. En caso el tuyo sí tenga una, utiliza un paño de microfibra para esa parte.

Tras quitar todo el polvo y limpiar todas las entradas cuidadosamente, con un nuevo paño seco, añade un poco de líquido para limpiar equipo electrónicos (la mayoría son aerosoles). No viertas este sobre el módem o router, sino hazlo sobre el paño y luego pasa este sobre el dispositivo. Ten en cuenta que no necesitas utilizar tanto de este líquido.

MIRA: Esta es la manera correcta de limpiar la pantalla de un televisor sin que sufra daños

También puedes realizar el mismo procedimiento sobre los conectores, pero ten cuidado de no mojar el enchufe. De esta manera, no solo le darás mantenimiento a tu módem o router, sino también a todos los accesorios.

Déjalos reposar por un rato para que estén completamente secos. Al finalizar, recuerda levantar la antena, en caso tengas un router, para que funcione bien. Repite este proceso por lo menos una vez a la semana para aumentar el tiempo de vida de tu dispositivo.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más