Celeste Pérez

La incertidumbre, el aislamiento y el estrés no son buena combinación. Para personas con antecedentes de , depresión y ataques de pánico esta fórmula puede traducirse en días complicados y muchas emociones que sobrellevar. Dos psicólogas nos comparten consejos de claves para enfrentar el marco de la crisis por la pandemia del .

Escribir resulta un reto. La ansiedad bloquea mi concentración y por momentos parece que la única actividad en la que puedo enfocarme es en dar ‘refrescar’ a las redes sociales de mi celular mientras escucho la tv encendida casi siempre en el noticiero.

Recuerdo que hace apenas unos días (poco antes de empezar el aislamiento social obligatorio) la psicóloga clínica Diana Díaz advertía sobre esto en una conversación vía streaming con El Comercio: “Resulta importante limitar el tiempo que pasamos escuchando información sobre la pandemia en los medios y redes sociales. Estar todo el tiempo conectados solo llama a que cuerpo se mantenga en una sensación de alarma, aumentando el miedo y produciendo una especie de pánico colectivo”. Tenía (tiene) razón.

En apenas unos meses el mundo se ha visto inmerso en una crisis que nadie esperaba. Cientos de personas fallecen al día y otros miles se ven conquistados por un virus letal que muchos siguen ignorando. “Solo mata a personas mayores”, dicen. La gente solo sale a la calle para abastecerse, y otros tantos se inmolan para que nosotros podamos seguir en pie. Médicos, enfermeras, técnicos, personal de supermercados, saneamiento y seguridad pública con solo algunos de ellos.

AISLAMIENTO SOCIAL

Antonella Galli, psicóloga de la clínica Ricardo Palma, hace hincapié en lo importante que es recordar lo siguiente: “el buen estado anímico de las personas está relacionado a elementos reforzadores que den bienestar. Para algunos, es el frecuentar amistades, realizar algún deporte o estar al aire libre. Para otros, puede ser ir al teatro, al cine o estar con sus mascotas. Durante el aislamiento social, se ven privados de un alto porcentaje de estas actividades, lo que conlleva al decaimiento”.

Justamente es en ese momento cuando la resiliencia empieza a cobrar un sentido importante. Se trata de la capacidad que tiene la persona para sobreponerse a las situaciones difíciles, y aun así sacar algo provechoso de ellas. Y aunque aplicarlo no parezca tan sencillo dadas las circunstancias, hay consejos que ayudarán a calmar tu mente.

El primero ya quedó claro anteriormente: limita tus horas de conexión a noticias que tengan que ver con la pandemia. Un par de horas en la noche (cuando hay una síntesis de lo que sucedió durante el día) serán suficientes. La meditación y el yoga también sirven. Pero si te parece complicado puedes empezar por enfocarte en tu respiración. Concéntrate tanto en ella que sientas que puedes seguir el camino que traza el aire por tu cuerpo. Inhala en 6 segundos, retén por 10 y suelta en otros 6 segundos, lentamente.

Leer un libro, ver películas o series y pintar también son buenas actividades para distraer la mente. Sin embargo, es esencial que recuerdes que eres un ser social. Siéntate a conversar con tu familia o ‘roomies’, llama por teléfono a alguien, conéctate por facetime o comparte juegos en línea. “Es recomendable que la persona acuda a sus familiares cercanos para compartir sus pensamientos, miedos y emociones durante esta crisis, pues es importante que no se pierda en él mismo ya que puede repotenciar los sentimientos negativos. Pero si esto aumenta, se debe recurrir a la ayuda de un especialista en salud mental”, resalta Ale Oquendo, psicóloga clínica.

APOYO CONSTANTE

Tener a un familiar con problemas de ansiedad o depresión en casa requiere de mayor atención. Galli, recalca lo siguiente: “Las personas que pasan por estos trastornos suelen ser un poco más negativas y catastróficas. Pueden pensar en lo peor al ver las noticias, creyendo que un resfrío común puede llevarlo a la muerte, por ejemplo. Es importante que, si la persona toma medicinas recetadas por un psiquiatra, la familia se cerciore de que lo cumpla, pero siempre sin ofuscarse o frustrarse. Tienen que hablarles con calma y manteniendo la tranquilidad. La empatía es el eje de todo”.

Para personas con depresión, particularmente, las expertas recomiendan que el paciente continúe su tratamiento con sesiones online con su psicólogo. Además, instan a la familia a ayudarlos a que eviten en lo posible estar todo el día viendo televisión y redes sociales, estar en pijama o tendidos en la cama. “Ayuda realizar ejercicios por las mañanas para liberar la tensión, bañarse y ponerse ropa limpia. Leer algo de interés también es una opción, pues ejercita y distrae la mente”, concluye Galli.

DATO: para videos de meditación, sigue por Facebook a Psicóloga Ántonella Galli.

VIDEO RECOMENDADO

Coronavirus: ¿cómo evitar la ansiedad en los niños durante la pandemia?

Coronavirus: ¿Cómo evitar la ansiedad en los niños por la pandemia?

TE PUEDE INTERESAR