(Foto: Shutterstock).
mamá trabajadora

"Quisiera poder pasar más tiempo con mis hijos", o "me siento mal de dejar a mi familia", son frases que todas las madres que asumen el reto de mantener su vida laboral y cuidar de sus niños han dicho alguna vez. Y es que a pesar de ser súper mamás, muchas no tienen el tiempo que quisieran para pasarla con sus seres más queridos y terminan sintiéndose culpables.

Esta culpabilidad puede llegar a apoderarse de las mujeres y no dejar que se sientan bien en casa ni en el trabajo. Si has pasado por esta situación, debes saber que no hay razón para sentirse culpable; por el contrario, nosotras tenemos diez razones y muchas más para estar orgullosas de ser madres trabajadoras.

Recorre la galería que acompaña esta nota y descubre las diez razones por las que no debes sentirte culpable por ser una mamá trabajadora.

Contenido Sugerido

Contenido GEC