Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal
eljovennostalgico

Gastón nunca aprendió a cocinar

<strong>Mi columna en la sección PosData del diario "El Comercio" (versión impresa). Esta vez recordamos al primer Gastón, el que no sabía cocinar. ¿Se acuerdan de Gastón DuPostre? Aquí su historia</strong> <a href="http://blogs.elcomercio.pe/eljovennostalgico/gaston.jpg"><img alt="gaston.jpg" src="http://blogs.elcomercio.pe/eljovennostalgico/gaston-thumb-480x360.jpg" width="480" height="360" class="mt-image-center" style="text-align: center; display: block; margin: 0 auto 20px;"/></a>

Mi columna en la sección PosData del diario “El Comercio” (versión impresa). Esta vez recordamos al primer Gastón, el que no sabía cocinar. ¿Se acuerdan de Gastón DuPostre? Aquí su historia

gaston.jpgEl primer Gastón nunca estudió cocina. Mucho menos se pasó los días innovando con sabrosas recetas. Gastón se vestía como chef, pero no lo era (ni lo será). Sin saber cocinar, ese homb…re de barba inconfundible fue el símbolo de la buena comida en los años ochenta. Pero este Gastón no se apellidaba Acurio. Este Gastón ni siquiera se llamaba Gastón. Su verdadero nombre era Jean Yves Laurent Coudour. Nació en Francia pero hace 25 años fue un abanderado del sabor nacional.
“El menú de Gastón” se servía muy temprano. Antes del mediodía aparecía en la pantalla una danza colectiva de pepinos, tomates y zanahorias. Una ensalada sinfónica con mucho saxofón que anunciaba, con primitivas animaciones, la aparición del programa televisivo de Gastón Du Postre. El telonero de “¿Aló Gisela?” estaba acompañado por la actriz Noemí del Castillo y tenía invitados que hoy son parte de la cocina de culto. Una mañana, inolvidable Teresa Izquierdo preparó con Gastón una deliciosa tartaleta de chocolate y queso. Mi madre anotó cada uno de los ingredientes dictados por el galo con su voz de Pepe Le Pew y después se fue al mercado. Yo ese día fui feliz.
Antes del programa de finales de los años ochenta hubo un comercial. Gastón DuPostre había llegado en 1970 al Perú para trabajar como director de fotografía. La empresa de publicidad donde él trabajaba recibió el encargo de grabar el spot de una recordada marca de cocoa. El cásting demoraba y no encontraban al cocinero carismático que recomiende el producto. Hasta que todos miraron detrás de la cámara. Tenía que ser él.
El día que grabaron el memorable comercial, alguien pensó que Jean Yves Laurent no podía salir en cámaras con ese nombre de diseñador de modas. La barba funcionaba, su sonrisa amigable también. Pero si se iba a poner el traje blanco para recomendar una marca de cocoa tenía que llamarse de otra forma. A una mente profética de la producción se le ocurrió llamarlo Gastón. Nombre de chef y apellido de postre. “Oh la la, cocoa Winters”, decía su voz doblada por el imitador Hugo Salazar. Grabaron en una sola toma. Quedó.
Este Gastón nunca tendrá un quiosco en Mistura ni tampoco aparecerá más en algún spot televisivo. Jean Yves está retirado y su único vínculo con las cámaras es una empresa que alquila equipos de cinematografía. En tiempos donde el boom gastronómico es casi un estandarte de la identidad de nacional, me acordé de su programa pionero junto al de Teresa Ocampo. ¿Dónde estarás Gastón DuPostre? Lo he decidido. Te buscaré y te diré que aunque nunca supiste cocinar tu sazón me quedó grabada para siempre.

¿Se acuerdan de Gastón DuPostre?

[El intro del programa "Menú de Gastón" en 1988]

[Comercial de Winters]

Tags Relacionados:

MENU DE GASTON

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ