Matías Succar tiene 21 años y logró emigrar. (Foto: Piero Vargas)
Matías Succar tiene 21 años y logró emigrar. (Foto: Piero Vargas)
Mauricio Loret de Mola

Ha pasado de palpar la arena de la playa al frente de su casa de en la Encantada de Villa en Lima a utilizar hoy casaca gruesa, chullo, guantes y pelotas naranjas para que no se pierdan en canchas bañadas por nieve. Matías Succar se adapta a un mundo desconocido en Austria y, en ese trance, nos detalla sus pretensiones europeas: su ambición de debutar en LASK, marcar goles y permanecer por muchas temporadas en dicho continente. Quién sabe si en una liga y un club de mayor trascendencia.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más