• Según Mincetur, el turista brasileño que visita el Perú gasta más que el argentino. (Foto: GEC)
    1/6

    Según Mincetur, el turista brasileño que visita el Perú gasta más que el argentino. (Foto: GEC)

  • Según Mincetur, el turista brasileño gastará diario un promedio de US$ 150. (Foto: GEC)
    2/6

    Según Mincetur, el turista brasileño gastará diario un promedio de US$ 150. (Foto: GEC)

  • En cambio, el turista argentino solo gastará un promedio diario de US$ 80. (Foto: GEC)
    3/6

    En cambio, el turista argentino solo gastará un promedio diario de US$ 80. (Foto: GEC)

  • El turista brasileño, según estudio de Promperú, suele hospedarse en hotel 4 o 5 estrellas (42%) o 3 estrellas (43%). (Foto: GEC)
    4/6

    El turista brasileño, según estudio de Promperú, suele hospedarse en hotel 4 o 5 estrellas (42%) o 3 estrellas (43%). (Foto: GEC)

  • El turista argentino se hospeda en hotel 4 o 5 estrellas (45%) o 3 estrellas (34%). (Foto: GEC)
    5/6

    El turista argentino se hospeda en hotel 4 o 5 estrellas (45%) o 3 estrellas (34%). (Foto: GEC)

  • Hasta el momento, según datos de Mincetur y Migraciones, la llegada de los brasileños al Perú ha sido mayor que la de los argentinos. (Foto: GEC)
    6/6

    Hasta el momento, según datos de Mincetur y Migraciones, la llegada de los brasileños al Perú ha sido mayor que la de los argentinos. (Foto: GEC)

Redacción EC

El final de la entre River Plate y Flamengo concita la atención mundial y promueve la llegada masiva de turistas, en especial de Argentina y Brasil, quienes generarán un impacto positivo en la economía del país.

La Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) estima que serán 25 mil hinchas los que llegarán al Perú exclusivamente para el evento deportivo, lo que generaría un ingreso económico de US$22,9 millones, según estimaciones del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur).

Si bien el Mincetur aclara que los turistas que llegarán a Lima no son los que usualmente suelen visitar el país, sino “hinchas de a pie”, algunos aspectos se mantienen, como que el gasto del turista brasileño es superior al del argentino.

El turista brasileño es el que deja mayor recaudación, gasta un poco más, tiene más poder adquisitivo (US$150 frente a US$80 por día)”, señala el Mincetur teniendo en cuenta la situación de crisis por la que atraviesa Argentina.

Esta consideración del Mincetur coincide con un estudio de Promperú sobre el perfil del turista brasileño y argentino que visita el Perú, actualizado a 2018, donde se señala que el primero gasta en promedio durante una estadía en 7 noches US$ 901, mientras que el segundo US$ 867.

En dicho estudio se detalla que el perfil del turista brasileño que viene al Perú es mayoritariamente varón (74%), de 25 a 34 años (30%) con estudios universitarios y de posgrado (34% en ambos casos). En el caso de los turistas argentinos, son varones mayoritariamente (67%), de 35 a 44 años (30%) y con estudios universitarios (52%).

En su mayoría los turistas brasileños que visitan el Perú son casados (56%), sin hijos (52%), se hospedan en hotel 4 o 5 estrellas (42%) o 3 estrellas (43%) y sus principales actividades durante la estadía son culturales (84%), las cuales son paseos por la ciudad, visita de plazas e iglesias.

En contraste, los turistas argentinos son casados o convivientes en su mayoría (51%), sin hijos (47%), se hospedan en hotel 4 o 5 estrellas (45%) o 3 estrellas (34%) y sus principales actividades son culturales (84%), las cuales son paseos en parques o plazas y en menor grado sitios arqueológicos.

Según datos de la Superintendencia Nacional de Migraciones han cruzado el Puesto de Control Fronterizo (PCF) de Iñapari alrededor de 1,500 ciudadanos brasileños para ver el River Plate vs. Flamengo y se espera que la cifra aumente al doble.

La institución informó que, en promedio, 150 hinchas argentinos han cruzado el Puesto de Control Fronterizo de Santa Rosa (Chile-Perú) y se encuentran en la región de Tacna para continuar el viaje hacia Lima.

En tanto, cientos de hinchas argentinos y brasileños ya están en Lima a la espera de la final de la Copa Libertadores, presencia por demás de beneficiosa, económicamente, para la ciudad.