Tipo de cambio hace que Río 2016 se vuelva 20% más caro
Tipo de cambio hace que Río 2016 se vuelva 20% más caro
Redacción EC

Las monedas latinoamericanas seguirían firmes esta semana a la espera de que el Banco Central Europeo (BCE) confirme el jueves las expectativas de los mercados globales, con el anuncio de un alivio monetario para evitar el peligro de la deflación en la zona euro.

El otro tema importante para los operadores será la difusión de los datos oficiales de la evolución del en mayo, programada para el viernes. Los analistas sondeados por Reuters prevén la creación de 215.000 puestos no agrícolas, con una tasa de desempleo de 6,4%.

La reunión del BCE podría adoptar una combinación de políticas para abordar la baja inflación, alentando la liquidez global y por lo tanto también a las divisas emergentes. Y en Estados Unidos, es difícil que los números del empleo impulsen una subida del dólar en detrimento de otras monedas.

Mientras las divisas de América Latina continúan fuertes y con expectativas de apreciación gracias a la bonanza financiera externa que impulsa flujos hacia todos los mercados emergentes, los fundamentos económicos de gran parte de la región no dejan de empeorar gradualmente.

En México, el Gobierno bajó el mes pasado drásticamente su previsión para el crecimiento económico de 2014, a 2,7% desde 3,9%. Y en Brasil, la economía apenas creció en el primer trimestre luego de un desplome de la inversión en un clima de mayor malestar social.

PREDICCIONES PARA PERÚ
El nuevo sol operaría estable debido a la cautela de los bancos ante la expectativa sobre las medidas del BCE y tras las sorpresivas compras oficiales de dólares la semana pasada en el mercado local. La moneda nacional operaría entre las 2,760 y las 2,770 unidades por dólar.

La semana pasada, el Banco Central de Reserva (BCR) compró US$10 millones en el mercado al contado y evitó que el sol rompa la barrera de las 2,75 unidades por dólar. Fue su primera adquisición de divisas desde el 19 de abril del 2013, en medio de un mayor apetito por activos emergentes.

OTROS MERCADOS

► El peso mexicano buscaría nuevos máximos esta semana, impulsado por las expectativas sobre el BCE y el mercado laboral de Estados Unidos. Tras culminar en 12,86 por dólar el viernes, los operadores estiman que la moneda rompería el soporte de 12,80 por dólar, llegando incluso hasta 12,77, mientras que el nivel de 12,90 por billete verde actuaría como resistencia. De darse sorpresas negativas, el tipo de cambio podría desvalorizarse hasta 12,94 por dólar.

En Brasil, Barclays dijo que tiene una recomendación alcista para el real, "ya que el alto 'carry' (diferencial de tasas de interés), la continua intervención cambiaria del Banco Central de Brasil y el alivio monetario en el mundo desarrollado probablemente atraigan fondos a operaciones de 'carry'".

De todos modos, el banco de inversión proyecta un debilitamiento paulatino de la moneda de Brasil. Para su cotización dentro de un mes, ve al real en un nivel de 2,25 por dólar, pasando a 2,40 en 6 meses y a 2,45 en un año. El viernes, el real cerró a 2,2405/2,2425.

► En Chile, "el comportamiento de la moneda, en general, durante la próxima semana estará ligado a la decisión que adopte el Banco Central Europeo", dijo un operador. También mencionó que se prestará atención a los funcionarios de la Reserva Federal de Estados Unidos para evaluar el panorama de las tasas.

"Bajo este contexto, el tipo de cambio local debería moverse en rangos desde los 548 a los 554 pesos por dólar, dependiendo también del comportamiento de las bolsas externas y el precio del cobre", agregó. El peso cerró a 549,60 por dólar comprador y 549,90 vendedor el viernes.

► En Colombia, los analistas esperan que la apreciación del peso colombiano se acentúe debido a la entrada en vigencia del aumento de la ponderación de la deuda pública interna colombiana en dos índices de JPMorgan, que mantendrá el apetito por activos locales.

La moneda colombiana cerró el viernes a 1.898,5 unidades por dólar, su nivel más fuerte en los últimos siete meses. "Lo más probable es (...) una apreciación de las monedas de la región", dijo Camilo Pérez, gerente de investigaciones económicas del Banco de Bogotá.

► En Argentina, el peso mayorista mantendrá un muy ligero sesgo bajista con el control y la intervención del Banco Central, que regula la liquidez de dólares en medio de las restricciones cambiarias vigentes para evitar una fuga de capitales. El peso mayorista cerró el viernes a 8,08 por dólar.

La moneda en la plaza interbancaria irá en los próximos días a la búsqueda de la zona de 8,10 por cada dólar, con una brecha en torno al 45 por ciento en su comparación con el mercado informal de cambios, según comentarios de analistas.