La norma recoge opciones de facilidades de pago como reducir las tasas de interés, condonar intereses y similares, reprogramaciones o extensiones de cuotas de los créditos. (Foto: Freepik)
La norma recoge opciones de facilidades de pago como reducir las tasas de interés, condonar intereses y similares, reprogramaciones o extensiones de cuotas de los créditos. (Foto: Freepik)
Ricardo Guerra Vásquez

Periodista en Economía y Negocios

ricardo.guerra@comercio.com.pe

Desde el sábado 29 entraron en vigencia las modificaciones de la Superintendencia de Banca y Seguros () al Reglamento de Gestión de Conducta de Mercado.

Entre estas, por ejemplo, se establece que las entidades financieras deben brindar opciones para la modificación de contratos de préstamos a sus usuarios en circunstancias en las que cumplir con los pagos esté en riesgo, como la actual, explicó Jorge Carrillo Acosta, profesor de Pacífico Business School.

A su vez, añadió que este mes también vencen los plazos dados para el congelamiento de diversas cuotas de , ante el impacto del en las finanzas de los peruanos.

Si bien en un momento desde la SBS se comunicó que debían ofrecerse al menos dos alternativas, Carrillo remarcó que la norma no precisa nada al respecto.

MIRA: MEF estima que el tipo de cambio promedio será de S/3,46 en 2021: ¿es posible que proyección se cumpla?

Días atrás, Miguel Vargas, gerente general de la Asociación de Bancos del Perú (), refirió a Andina que estaban realizando “provisiones voluntarias previendo que algunos clientes no puedan cancelar sus deudas (reprogramadas) y necesiten refinanciamiento por la coyuntura”.

En esta línea, Jorge Delgado, presidente de la Asociación de Instituciones de Microfinanzas del Perú (), señaló que no hay una medida específica que brinde facilidad para el pago que vaya a implementarse, sino que corresponderá que cada entidad converse con sus clientes.

Si bien en un momento desde la SBS se comunicó que debían ofrecerse al menos dos alternativas, la norma no precisa nada al respecto.
Si bien en un momento desde la SBS se comunicó que debían ofrecerse al menos dos alternativas, la norma no precisa nada al respecto.

“Tenemos que conversar con cada uno de los clientes porque tienen respuestas distintas y requieren adecuaciones: ¿cuál es su situación, su capacidad de pago?, entre otros. Debe haber una responsabilidad mutua para que se pueda caminar en el mismo sentido”, explicó Delgado a El Comercio.

Por su parte, Carrillo recordó que la norma recoge opciones de facilidades de pago como reducir las tasas de interés, condonar intereses y similares, reprogramaciones o extensiones de cuotas de los créditos. Estas dos últimas serían las que se mantendrían, subrayó.

“En este contexto, lo que observo es que algunas reprogramaciones no podrán darse por la dificultad para demostrar que se tiene capacidad de pago. Sin eso, el banco no tiene cómo sostenerse. Las personas deben sustentar que tienen ingresos y los negocios que sí están vendiendo”, apuntó.

De otro lado, el profesor de Pacífico Business School refirió que, al cierre del año, el nivel de morosidad de los créditos en general aumentaría de 3,2% hasta 7%, aproximadamente, pero sin superar los dos dígitos.

REPROGRAMACIONES EN CIFRAS

  • Más de S/104.400 millones se reprogramaron desde marzo. Esto abarcó más de 5,9 millones de préstamos, reportó Asbanc a mediados de agosto.
  • El 53% de los créditos de consumo fueron reprogramados; del rubro familias, el 48%; de empresas, el 23%; de mypes, el 49%; y de mayoristas, el 18%.

TE PUEDE INTERESAR

MIRA TAMBIÉN

En 11 minutos se inscribieron 3 mil voluntarios para ensayo clínico de la vacuna contra COVID-19