Si bien las empresas consideran las medidas de seguridad para realizar las labores, deben considerar también las condiciones de vida de sus trabajadores, según Marsh Perú. (Foto: GEC)
Si bien las empresas consideran las medidas de seguridad para realizar las labores, deben considerar también las condiciones de vida de sus trabajadores, según Marsh Perú. (Foto: GEC)
Redacción EC

Tres meses después de finalizada la cuarentena para contener el , las empresas continúan planificando y aplicando un plan de retorno al centro laboral de manera escalonada.

MIRA: Trabajo remoto: Empresas deben definir modelos de gestión de negocios apalancados con KPI

De hecho, más del 40% de empresas finalizarán la implementación del retorno total al centro laboral durante el primer trimestre de 2021, mientras que casi el 30% lo hará entre octubre y diciembre de 2020, de acuerdo al Estudio sobre Retorno Laboral y la Nueva Normalidad, elaborado por Marsh Perú,

Las organizaciones han mantenido como prioridad preservar la salud de sus colaboradores, para lo cual han establecido un plan de retorno cauteloso realizándolo a través de varias fases. Del total de empresas encuestadas, el 69% ha proyectado implementar este plan de retorno en tres o más etapas.

El gran reto de las compañías ha sido encontrar un balance entre disponer del equipo necesario para la continuidad del negocio y las medidas para minimizar el riesgo de contagio, siendo estas dos variables las más importantes al momento de decidir quiénes retornan.

Ante ese contexto, además de la vulnerabilidad de la salud del trabajador y las condiciones para salvaguardar la continuidad del negocio, el 51% de empresas ha considerado la vulnerabilidad de la salud de los familares y el 43% ha tomado en cuenta si el trabajador se siente seguro de regresar.

Solo el 27% y 30% ha contemplado si el trabajador cuida de menores de edad o adultos mayores, respectivamente.

“Si bien estas medidas evidencian que las empresas están siendo muy cuidadosos en aplicar sus planes de retorno laboral, es importante que parte de los criterios a tomar en cuenta consideren aquellos aspectos del entorno y realidad personal de los trabajadores que van más allá del propio contagio y que están más relacionados a las condiciones que nos establece esta nueva normalidad”, indicó Akio Murakami, gerente central de salud y beneficios de Marsh.

Medidas implementadas

Las empresas han elaborado y actualizado sus protocolos de salud y seguridad para proteger a sus trabajadores en el centro laboral, enfocándose en medidas para garantizar especialmente el distanciamiento social.

Dentro de las principales iniciativas aplicadas se pueden destacar la restricción de uso de comedores (72%), recorte de la jornada laboral presencial (69%) y la implementación de horarios de ingreso y salida escalonados (63%).

Asimismo, y teniendo en cuenta que el transporte público es uno de los principales focos de contagio, cada vez más empresas han asumido el compromiso de facilitar medios de transporte más seguros. La promoción del uso de bicicletas o scooters subió de 25% a 46% a raíz de la pandemia, mientras que la implementación de taxis subió de 13% a 31%.