Captura de video Foro TV/El Universal/Ayer ingresó el primer buzo de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para verificar las condiciones para el inicio de las labores de rescate.
Captura de video Foro TV/El Universal/Ayer ingresó el primer buzo de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para verificar las condiciones para el inicio de las labores de rescate.
El Universal de México / GDA

Ha pasado poco más de una semana del colapso en los pozos de la mina de carbón de Sabinas, Coahuila, , donde están atrapados 10 mineros; ayer ingresó el primer buzo de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para verificar las condiciones para el inicio de las labores de rescate.

Durante más de tres horas, una canastilla metálica o “cápsula de vida” bajó y subió varias veces por el túnel vertical de dicho pozo, con al menos dos militares equipados con tanque de oxígeno y casco con lámpara.

Mira: El CJNG desata el terror en México: Oxxo reporta 25 tiendas incendiadas en Guanajuato | VIDEO

También participó un trabajador voluntario de la mina o “monero” en el operativo para verificar las condiciones existentes y retirar escombros y pilotes de madera que flotaban en el agua y obstruían el paso.

/ EFE

Los 10 mineros atrapados, de entre 22 y 61 años

José Rogelio Moreno Morales (22 años) , hijo de José Rogelio Moreno Leija

Ramiro Torres Rodríguez (24 años)

Hugo Tijerina Amaya (29 años)

Jorge Luis Martínez Valdez (34 años)

Sergio Gabriel Cruz Gaitán (41 años)

José Rogelio Moreno Leija (42 años), padre de José Rogelio Moreno Morales

Mario Alberto Cabriales Uresti (45 años)

José Luis Mireles Argüijo (46 años)

Margarito Rodríguez Palomares (54 años)

Jaime Montelongo Pérez (61 años)

Una espera larga y dolorosa

En la llamada “zona cero” y en las inmediaciones de la mina, donde se ubican los campamentos que han instalado los familiares de los 10 mineros que permanecen atrapados, se respira una tensa y angustiosa calma.

/ EFE

Al cumplirse una semana del accidente, las familias expresaron su confianza en los trabajos que realizan la Sedena, la Marina y la Coordinación Nacional de Protección Civil, entre otras instituciones, pero recalcaron que la incertidumbre que sufren es “desesperante”, pues cada minuto que transcurre es vital para que el rescate sea exitoso.

La señora Magdalena Montelongo Pérez, hermana del minero jubilado Jaime Montelongo Pérez, uno de los 10 trabajadores atrapados, aseguró que toda su familia mantiene la esperanza de que se pueda rescatar con vida a los mineros.

“Pienso que ha sido una espera muy larga, muy dolorosa, muy desesperante. Pienso que ellos [los equipos de rescate] han hecho hasta lo imposible para hacer esto, pero para uno que está aquí se han hecho muy eternos estos ocho días. Hoy hace ocho días, ¿verdad?, y ya dicen que ya hoy, de hoy a mañana ya los rescatan. Estamos así con la incertidumbre de que ya en realidad sea verdad”, expresó Magdalena en entrevista con EL UNIVERSAL.

/ EFE