En julio del 2019, Alejandro Toledo fue detenido por la justicia de Estados Unidos, como parte del proceso de extradición. Permaneció en arresto preventivo por ocho meses, siendo liberado bajo fianza en marzo de 2020. (Composición: El Comercio)
En julio del 2019, Alejandro Toledo fue detenido por la justicia de Estados Unidos, como parte del proceso de extradición. Permaneció en arresto preventivo por ocho meses, siendo liberado bajo fianza en marzo de 2020. (Composición: El Comercio)
Karem Barboza Quiroz

Periodista

karem.barboza@comercio.com.pe

El expresidente no pisará suelo peruano este año. Por el contrario, su juicio de en Estados Unidos por el caso se extenderá hasta marzo del 2021, por orden del juez de la Corte Federal del Norte de California (EEUU), Thomas S. Hixson, según resolución oficial a la que accedió El Comercio.

MIRA: ¿Quién es Juan Carlos Sánchez Balbuena, el juez que decidirá si Nadine Heredia va a prisión preventiva?

La última audiencia en la que se definirá si Alejandro Toledo es extraditado o no será el 11 de marzo.

Toledo Manrique es requerido por la justicia peruana desde el 2018, fecha en la que el gobierno peruano entabló la demanda de extradición activa contra el expresidente. Ello, en el marco de la investigación por presuntamente haber recibido US$35 millones de la empresa Odebrecht y otras constructoras; a cambio de favorecerlos con la licitación del proyecto de la Carretera Interoceánica Sur tramos 2, 3 y 4.

En julio del 2019, el exmandatario fue detenido por la justicia de Estados Unidos, como parte del proceso de extradición. Permaneció en arresto preventivo por ocho meses, siendo liberado bajo fianza en marzo de 2020.

La justicia de Estados Unidos identifica varias fases para analizar un pedido de extradición. En el caso de Toledo, el proceso de fondo inició en julio pasado cuando el exmandatario presentó sus alegatos para rechazar la solicitud de la justicia peruana.

Estos primeros argumentos, se centraron inicialmente en una comparativa entre el Código Peruano y el Código de Estados Unidos, sobre lo que se consideran o no actos delictivos.

Además, el abogado Graham Archer, defensa de Toledo Manrique puso en relevancia cuestiones de forma en el caso, como que en el Perú no había un acusación o juicio oral contra su patrocinado, entre otros aspectos.

La fiscal federal de Estados Unidos, Elise Lapunzina, quien representa a la justicia peruana, tiene hasta el este viernes 7 de agosto de 2020 para entregar su posición, frente a los primeros alegatos de la defensa de Toledo.

Esta foto fue tomada en agosto cuando Alejandro Toledo fue liberado bajo fianza en Estados Unidos (Foto: Agencia EFE)
Esta foto fue tomada en agosto cuando Alejandro Toledo fue liberado bajo fianza en Estados Unidos (Foto: Agencia EFE)

Imputaciones de fondo se analizarán en el 2021


Juicio por extradición del expresidente Alejandro Toledo, culminará en marzo del 2021.
Juicio por extradición del expresidente Alejandro Toledo, culminará en marzo del 2021.
Juicio por extradición del expresidente Alejandro Toledo, culminará en marzo del 2021.
Juicio por extradición del expresidente Alejandro Toledo, culminará en marzo del 2021.

Como parte del procedimiento de juicio de extradición, la justicia de Estados Unidos debe analizar si los hechos por los cuáles se requiere que el expresidente Alejandro Toledo sea entregado ante las autoridades peruanas son indicios fuertes de la comisión de los delitos imputados.

A ello, se le conoce como “causa probable”. Es decir, que exista una sospecha fuerte de que el investigado cometió los delitos por lo que debe responder ante la justicia. Una suerte de “graves y fundados elementos de convicción” según la normativa peruana.

Esta, es es la más importante etapa para la justicia de Estados Unidos cuando analiza un proceso de extradición.

Y es dicha etapa la que se ha dispuesto analizar en enero y marzo del 2021. Así ha quedado establecido en el último calendario acordado por las partes y aprobado por el juez federal Thomas Hixson.

El documento, al que accedió Comercio, da cuenta del acuerdo entre la fiscal asistente de los Estados Unidos Elise LaPunzina y Toledo Manrique, representado por su abogado Graham Archer.

El cronograma aprobado por el magistrado norteamericano dispone que la defensa de Toledo presentará su demanda de causa probable antes del 7 de enero de 2021. Mientras que el gobierno requeriente, vía LaPunzina, deberá entregar cualquier respuesta antes del 4 de febrero de 2021.

Finalmente, se celebrará una última audiencia en la que se definirá si Alejandro Toledo es extraditado o no: el 11 de marzo.

“Una audiencia de extradición se llevará a cabo el jueves 11 de marzo a las 10:30 a.m. (hora en EEUU), si el Tribunal está disponible”, se indica en el documento federal.


VIDEO RECOMENDADO

Manuel Merino responde a Pedro Cateriano