La encuesta de Ipsos Perú también reveló que, en el último mes, la aprobación a Castillo Terrones pasó de 20% a 25%, y su rechazó bajó de 74% a 69%. (Foto: El Comercio)
La encuesta de Ipsos Perú también reveló que, en el último mes, la aprobación a Castillo Terrones pasó de 20% a 25%, y su rechazó bajó de 74% a 69%. (Foto: El Comercio)

En su último viaje a Huánuco, el presidente dijo que desde el Ministerio Público le están “sembrado miles de cosas” para hacer creer que él y su familia “son corruptos”, en referencia a las seis investigaciones preliminares que afronta en la actualidad. No obstante, una reciente encuesta de Ipsos Perú, refiere que el 54% opina que el mandatario obstaculiza el desarrollo de estas pesquisas, “porque es culpable” de los presuntos delitos que se le imputan.

El estudio de opinión, difundido en el programa “Cuarto Poder”, también indica que el 34% piensa que Castillo Terrones sí está colaborando con la fiscalía, “porque es inocente”, mientras un 12% no precisa.

Al respecto, el politólogo Daniel Encinas dijo que le sorprende que no sea mayor el porcentaje de personas que cree que el mandatario obstaculiza a los órganos del sistema de justicia, porque, en las últimas semanas, el docente y los integrantes del Gabinete Ministerial “están pechando” a la Fiscalía de la Nación y al Poder Judicial.

“Hoy en día, Castillo se parece más al candidato de la primera vuelta [de las elecciones de 2021] que despotricaba en contra de todas las instituciones de control político. Esto no representa, en este momento, un riesgo mayúsculo, porque es un presidente precario, pero no deja de ser riesgo tener a un jefe de Estado en ejercicio en un abierto enfrentamiento con el sistema de justicia”, subrayó a El Comercio.

Lee también: Yenifer, mira lo que ha pasado: Una crónica de Fernando Vivas sobre el caos palaciego

Encinas señaló que el profesor, como el populista que es, no solo intenta conectar con “el pueblo”, sino también desligarse del control horizontal de ciertas instituciones. “Y precisamente esto tiene que ver con el corazón de la democracia, del Estado de derecho, la idea de que nadie está por encima de la ley y que el ejercicio del poder tiene peso y contrapesos”, remarcó.

Fernando Huamán, docente de Opinión Pública en la Universidad de Piura, afirmó que más de la mitad de la ciudadanía, no solo ve obstaculización de parte del mandatario, sino que también lo considera culpable de los presuntos delitos que se le imputan.

Lee también: Congreso: Escenarios y entretelones sobre el proyecto que propone adelanto de elecciones

Castillo Terrones es investigado por la licitación del Puente Tarata III; la compra del biodiésel en Petro-Perú; los ascensos en las Fuerzas Armadas; por la denuncia del exministro del Interior Mariano González; por obras en Cajamarca y por plagio en su tesis de maestría. De estas seis, cuatro pesquisas son por organización criminal.

“Más allá de los hechos, esta sensación [de que pone trabas las acciones del Ministerio Público] se agudiza, porque alrededor del presidente existe un discurso poco transparente. Por ejemplo, ya algunos ministros han señalado que no entregarán las imágenes de las cámaras de seguridad [de Palacio de Gobierno]”, expresó Huamán a este Diario.

El analista político Rober Villalva, por su parte, sostuvo que ese 54% se condice con las acciones del gobierno. Recordó, por ejemplo, que cuando la fiscalía y el equipo especial de la Policía solicitaron ingresar a la Casa de Gobierno, porque tenían la sospecha de que ahí se encontraba Yenifer Paredes, a quien Castillo crio como su hija, no les dieron facilidades y es permitieron el paso casi 1 hora después.

“Ese es un acto concreto, donde se visibiliza la obstaculización”, manifestó.

La aprobación subió a 25%

La encuesta de Ipsos Perú también reveló que, en el último mes, la aprobación a Castillo Terrones pasó de 20% a 25%, y su rechazó bajó de 74% a 69% [ver infografía].

Villalva indicó que cada vez que desde el Congreso, que tiene un alto rechazo (81%), se le “ataca” al presidente, “eso en vea de debilitarlo, lo fortalece”. “A esto hay que sumarle la estrategia de victimización que está utilizando, él usa el resentimiento social, y se dirige a sus bolsones electorales que le permitieron pasar a la segunda vuelta, su forma de comunicación se ha vuelto más emocional”, acotó.

Lee también: Quizá Somos, Tal vez Podemos. Crónica sobre dos partidos que se suman a la vacancia

Una postura diferente tuvo Huamán, quien explicó que si bien, políticamente, cada nueva investigación a Castillo lo ponen en una situación cada vez más complicada, estas han perdido su efecto de sorpresa ante la opinión pública. Advirtió que la ciudadanía “se está acostumbrado a convivir con un presidente con denuncias por corrupción”.

“Esto es muy peligro, porque los ciudadanos han perdido el interés, y desde las instituciones políticas no hay mecanismos de salida, existe un entrampamiento”, refirió.

Lee también: Palacio de Gobierno no entregará videos de cámaras de vigilancia

Para Encina, “es una sorpresa” que Castillo haya aumentado su aprobación, en el momento de mayor fragilidad de su gobierno.

“Esta situación me hace recordar al Castillo de la segunda vuelta [de las elecciones de 2021], cometía error tras error, mentía, porque no tenía ni plan de gobierno ni equipo técnico, pero, a pesar de eso se mantenía. Ha logrado conectar con cierta base y parece que aún están dispuestos a acompañarlo”, finalizó.

Más información

La encuesta de Ipsos para América Televisión, además, indica que, a menos de dos meses para las elecciones para la alcaldía de Lima, Daniel Urresti (Podemos Perú) y Rafael López Aliaga (Renovación Popular) lideran las preferencias con 26% y 22%, respectivamente.

Detrás de ellos, está George Forsyth (Somos Perú) con 9%. Y con 2% se ubican Elizabeth León (Frente Esperanza), Gonzalo Alegría (Juntos por el Perú), Yuri Castro (Perú Libre), y Omar Chehade (APP). El voto en blanco y/o viciado tiene 12% y el no precisa, 21%.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más