"Aquí tiene que haber un golpe de timón radical en cómo Castillo está operando y el Congreso tendrá que definirse", afirmó Del Rincón sobre la situación política del Perú. (Foto: Alessandro Currarino | El Comercio)
"Aquí tiene que haber un golpe de timón radical en cómo Castillo está operando y el Congreso tendrá que definirse", afirmó Del Rincón sobre la situación política del Perú. (Foto: Alessandro Currarino | El Comercio)

El periodista mexicano , conductor de “Conclusiones” (), consideró que, al presidente “le puede costar una vacancia” el no corregir a tiempo el rumbo de su gobierno, dada la historia reciente del Perú. Agregó que el docente tiene similitudes con el exmandatario boliviano Evo Morales.

— El presidente Pedro Castillo cumplirá seis meses en el poder el viernes. ¿Cómo definiría a su gobierno?

Pues lo definiría como un gobierno que está en serios problemas. Seis meses es muy poco tiempo para tener una encuesta que , normalmente, el primer año de un presidente es una especie de luna de miel en casi todos los sentidos, pero con el presidente Castillo es todo lo contrario. Él no está en luna de miel con nadie. Una encuesta de Ipsos, que fue la misma encuestadora que lo dio como ganador, no puede ser descartada como el propio Castillo intenta hacer diciendo que es una fotografía del momento.

Creo que este es un gobierno en serios problemas, tiene muchos escándalos encima, un intento de vacancia fallido, hay investigaciones [en torno] a la figura presidencial, y dudas sobre la designación de los ministros. ¿Qué te puedo decir? Creo que está en una coyuntura que, si no corrige a tiempo, dada la historia [reciente] del Perú le puede costar una vacancia.

— ¿Cuál fue la respuesta o frase del presidente Castillo que más le llamó la atención?

No te voy a decir que me llamó la atención, me aterró saber que está usando la figura presidencial como una especie de ensayo-error, ensayo-acierto, como una escuela para aprender a ser presidente. Creo que esa fue una frase que se le quedó a todos los peruanos y peruanas y que denota una falta de preparación. Él mismo dice que no estaba preparado prácticamente para ser presidente, es aterrador, no puedes utilizar un país, millones de vidas, para aprender a ser presidente.

Fernando del Rincón: "No puedes utilizar un país, millones de vidas para aprender ser presidente"
El periodista mexicano Fernando del Rincón, conductor de “Conclusiones” (CNN en español), consideró que, si al presidente Pedro Castillo “le puede costar una vacancia” el no corregir a tiempo el rumbo de su gobierno, dada la historia reciente del Perú. Agregó que el docente tiene similitudes con el exmandatario boliviano Evo Morales.
MIRA: “Insatisfactorias” y “evasivas”: Tres expertos analizan las respuestas del presidente Pedro Castillo en CNN

— Usted indicó que el gobierno parecería tener dos años, en vez de seis meses por la cantidad de denuncias que pesan hoy contra Castillo. ¿Es alto el grado de precariedad política en el Ejecutivo?

Sí, completamente, tienes que ir nada más a los hechos, de la residencia oficial, en Palacio de Gobierno. Es un absurdo que tú tengas [ese dinero], es un acto de corrupción descarado tener US$20 mil dentro de un baño de uno de los despachos de Palacio. Es un escándalo enorme en cualquier otro país. Y en seis meses ya lo tiene, en seis meses tiene cuestionamientos por presunta corrupción en licitaciones, si tiene o no un despacho clandestino [en Breña], donde se reúne con gente que no debería reunirse, y en este tiempo una mujer le hace una fiesta sorpresa dentro de Palacio a la hija.

— ¿Es creíble la versión del presidente Castillo de que no sabía sobre la fiesta que la empresaria Karelim López organizó para su hija en Palacio?

No, no, es absolutamente absurdo, nosotros para poder entrar [a Palacio de Gobierno] tuvimos que contactar al equipo de prensa de Presidencia, tuvimos que acreditarnos, tuvimos que pasar tres filtros para poder llegar y nosotros teníamos pautado una entrevista con el presidente de la República. ¿Cualquier otra persona puede llegar, entrar, organizar una fiesta y que el presidente se entere por la bulla? Es infantil. Si tú no tienes un poder extraordinario dentro de la estructura presidencial para organizar una fiesta, no vas a poder entrar, aunque quieras, por más que seas una inversionista, un empresario. Quién va a llegar a la puerta de Palacio de Gobierno y va a decir, “oigan quiero organizar una fiesta sorpresa a la hija de presidente, déjenme pasar” [y la seguridad le responderá] “ay, sí, pásale, pásale”. Es infantil [ese argumento].

MIRA: Pedro Castillo: ¿Cuáles serían los delitos por la presunta injerencia en los ascensos de la PNP? | ANÁLISIS

— El presidente Castillo no brindó entrevistas en casi seis meses. ¿Cómo se puede tomar este silencio? ¿Y cómo puede llegar a ser la relación con la prensa a partir de ahora?

Hoy te digo que después de haber hecho la entrevista, entiendo por qué no está dando entrevistas, es un presidente con una muy raquítica capacidad comunicacional, no es una persona que tenga habilidades para comunicarse clara y efectivamente con la prensa. Desde esa perspectiva, me parece que la protección mayor que le pueden dar es no exponerlo a los medios de comunicación, porque lo comprometen con declaraciones, como ya hemos visto ha ocurrido en la entrevista que yo le hice.

La relación con la prensa creo que va a seguir siendo similar, no creo que lo vayan a exponer mucho, si yo fuera asesor, primero le daría una amplia capacitación para el manejo de medios de comunicación antes de volverlo a exponer ante la prensa.

— ¿Le sorprendió la falta de autocrítica de Castillo?

No, no me sorprendió, ocurre mucho con los presidentes latinoamericanos, no asumen responsabilidad, si te das cuenta en casa todos los escándalos que se han dado en estos seis meses, ha habido algún chivo expiatorio. Es decir, alguien a quien culpar, como [Bruno] Pacheco. Lo que pasa es que ya se llega a un punto donde existe una investigación por presunto tráfico de influencias en torno a la figura presidencial, ya no requiere echar la culpa y se llega a ese punto que tiene que asumir. Sin embargo, lo va a evitar siempre, cualquier presidente busca culpar o responsabilizar a la gente de su círculo más cercano antes de asumir la culpa, es un tema de Estado en América Latina.

MIRA: La nueva correlación de fuerzas en el Congreso: ¿Cómo se reacomoda el oficialismo de Pedro Castillo?

— Antes de que se emita la entrevista en CNN, el presidente Castillo criticó que . ¿Qué le dijo el mandatario, una vez que se apagaron las cámaras? ¿Se molestó?

No, no, de hecho, fue muy amable, cortés, él y su equipo, se despidió de mí muy amablemente, con buena actitud, no le sentí molestia ni mucho menos. Sé que lo estaba esperando la gente de Repsol, tenía que irse. Nos cedió un poco más de tiempo de lo acordado y eso también lo tengo que reconocer independientemente del resultado de la entrevista y de los temas que se hablaron. Su equipo de comunicaciones tuvo apertura conmigo, con mi productor Julián Zamora, quien fue el que gestionó, y con Jimena de la Quintana, quien estuvo en apoyo en tierra. Ellos pueden dar fe de que hubo colaboración todo el tiempo.

— ¿Hubo algún tipo de reclamo?

No hubo reclamos y tampoco hubo obstáculos, y quiero que eso quede sentado, porque una cosa es el resultado de la entrevista y otra cosa es que no haya tenido apertura.

MIRA: Fact-checking: Pedro Castillo y los 10 datos falsos e imprecisos en sus primeras entrevistas televisivas

— Usted ha entrevistado a otros mandatarios de América Latina. ¿Castillo tiene similitud a alguno de estos?

Sí, tiene similitud a uno, pero no lo he podido entrevistar, porque no me ha dado entrevista, por eso reconozco la apertura del presidente Castillo.

— ¿A quién se refiere?

A Evo Morales, [expresidente de Bolivia], se parecen.

— ¿En qué?

En que todo es el pueblo, para el pueblo y por el pueblo, entonces, Evo es pueblo…

— ¿Castillo aspira a ser un símil de Morales? El expresidente boliviano desde que se instaló Castillo en el poder, en otros gobiernos no venía tanto.

No creo que Castillo aspire a ser como Evo Morales, sí creo que él está buscando apoyo de ciertas ideologías afines y una de estas es la de Morales. En la segunda parte [de la entrevista] se van a dar cuenta que él trata de alejarse de la crítica a regímenes completamente mal vistos por la comunidad democrática, que son Cuba, Nicaragua y Venezuela. No fija postura, y eso te deja muy claro que en algo coincide con ellos, cuando no quiere decir si se tratan de regímenes violadores de derechos humanos, si son o no dictaduras, si son antidemocráticos, Castillo no se define, no hubo manera. Y cuando tomas en cuenta que Evo Morales es parte de ese movimiento a nivel regional, pues me queda claro que no es que aspire a ser un Evo Morales, pero si duda alguna compagina con esas líneas de pensamiento.

— ¿Castillo no es más cercano, en comparación a sus antecesores, al espectro político que representan Nicolás Maduro y Evo Morales?

Sí, claro, lo veo más cercano, desde el momento en que no fijas postura, ya me estás diciendo que tienes alguna afinidad o algún compromiso con esa ideología. Ahora recordemos algo que en su momento fue muy importante para combatir las faltas democráticas del régimen de Maduro, que fue el Grupo de Lima, el nombre es por Lima, Perú, y tal grupo prácticamente desapareció y Castillo no tienen ninguna intención de reactivarlo. ¿Por qué? Porque algo comparte, no sé si sea solo la ideología o hay algo más. A Castillo le pregunté directamente, “oiga presidente, a quién reconoce usted como presidente de Venezuela, a Juan Guaidó o a Nicolás Maduro”, y no me supo responder.

— Es por esta razón que usted ha señalado que no le queda clara la política exterior del gobierno peruano…

Exacto, no es clara si tú no puedes fijar postura con los tres regímenes que son el centro de atención a nivel mundial, porque esto no es un tema regional, Venezuela, Nicaragua y Cuba son un tema global, que se habla en las Naciones Unidas, en el Parlamento Europeo, en Estados Unidos, en todos lados. Hay una investigación en la Corte de La Haya por violación de derechos humanos en contra del régimen de Maduro, y si no puedes hablar de eso, cuál es tu política exterior. No tienes una.

MIRA: Daniel Salaverry: silencios, contradicciones e incumplimientos rodean al ministro y al caso Perú-Petro

— Castillo ha referido que aún está en un proceso de aprendizaje. Otros presidentes en el Perú, como Alejandro Toledo, les dieron un mayor protagonismo a sus ministros ante sus limitaciones. ¿Cree que esta sea una salida a la actual crisis?

Sí, eso es lo que le toca hacer, estoy completamente de acuerdo contigo en tu apreciación, y creo que el salvavidas del presidente Castillo sería rodearse de gente capaz, muy capaz en cada una de las carteras y ponerlos a hacer su trabajo, porque en definitiva Castillo carece de la preparación para manejar gran parte de las carteras que debe tener un Estado. Si creo que es urgente que se blinde con un Gabinete preparado y capaz, al que le pueda delegar las funciones.

— ¿Y este escenario es posible, aún puede rectificar el rumbo, teniendo en cuenta las malas designaciones?

Sí, es temprano también para que él pueda rectificar y corregir el rumbo, pero tiene que ser ya, como decimos era para ayer que tenía que haber corregido el rumbo. Entonces, no tiene mucho tiempo que perder, ese 60% de su desaprobación es la pérdida más grande de su capital político y recuperar ese capital ya no será como en la campaña, donde [bastaban] palabras, [aquí] tiene que haber hechos y resultados, y hoy no los tiene, tiene que generar resultados de inmediato para empezar a recuperar su capital político, de lo contrario, no lo hará en toda su gestión y eso, tal vez, no le permita llegar a terminar su mandato.

— Usted ha entrevistado a otros políticos peruanos, como el expresidente Francisco Sagasti, la actual vicepresidenta Dina Boluarte, y los ex candidatos presidenciales Hernando de Soto y César Acuña. ¿Tiene un perfil del político peruano? ¿Cuáles son sus fortalezas y debilidades?

No, yo creo que el perfil no es tan local, no es el político peruano, mexicano o venezolano, es el político latinoamericano, todos son iguales, cada vez son más populistas. El político latinoamericano promete las perlas de la virgen en la campaña, en todos los países, cuando vas a los mítines, siempre escuchas a los candidatos decir que van a arreglar el país con una varita mágica al día siguiente de llegar a la Presidencia. Después llegan y no cumplen con sus promesas, la mayoría. El discurso puede cambiar completamente, porque son problemáticas diferentes en cada país, pero la estrategia es repetida y lo estamos viendo, tanto así que tú puedes escuchar frases de Castillo que pueden ser casi exactamente iguales a las de Evo Morales y las de Evo Morales a las de Hugo Chávez. Hay una tendencia, y eso es la izquierda. En la derecha es la misma historia, tienes gente que retoma el discurso extremista de Bolsonaro, por ejemplo, una ultraderecha radical.

— El 47%, de acuerdo a la última encuesta de Ipsos Perú, indica que la lideresa de la oposición es . ¿Cómo evalúa su rol? ¿Buscó entrevistarla?

Sí, nosotros hicimos la gestión, Julián Zamora, [mi productor], habló para solicitar una entrevista con Keiko Fujimori, y lo que le dijeron es que ella estaba todavía de luto por la muerte de su madre [Susana Higuchi], y nosotros respetamos eso y obviamente, no insistimos.

El papel de Keiko Fujimori sigue siendo el mismo de los últimos años, que es de oposición, el fujimorismo es una oposición radical, una oposición que trata de mantener el control del Congreso para poder precisamente presionar con mociones de vacancia si es necesario y utilizar ese otro poder cuando se les niega o cuando no han podido alcanzar la Presidencia. Y me parece que van a seguir en ese papel, oponerse radicalmente, en este caso, a Pedro Castillo, no es nada que no hayan hecho antes.

— En los últimos cinco años, el Perú ha tenido cinco presidentes y tres parlamentos. Atravesamos una constante crisis. ¿Cómo prevé la relación del Ejecutivo y el Congreso? ¿Estamos yendo a una espiral que todavía no tiene fin?

Sí, yo creo que esto se puede complicar mucho más, sobre todo si tenemos en cuenta que dentro de la misma bancada de Perú Libre hay una división y tienes una especie de traición, que Bellido divide a Perú Libre. Ahora no es tan libre y no todos apoyan a Castillo y por ahí se le puede complicar mucho más la cosa al presidente. Hay muchas incógnitas sobre lo que va a pasar. Castillo trata de alejarse públicamente de Cerrón, pero se reúne con él sin siquiera esté en agenda. Aquí tiene que haber un golpe de timón radical en cómo Castillo está operando y el Congreso tendrá que definirse, desde el punto de vista de la bancada de Perú Libre y de quienes le van a dar una segunda oportunidad a Castillo o van a hacer todo el esfuerzo posible por lograr una vacancia.

TE PUEDE INTERESAR

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más