Keiko Fujimori es investigada por el presunto delito de lavado de activos a raíz de los aportes a su campaña en el 2011. (Foto: Archivo El Comercio)
Keiko Fujimori es investigada por el presunto delito de lavado de activos a raíz de los aportes a su campaña en el 2011. (Foto: Archivo El Comercio)
Martin Hidalgo Bustamante

Subeditor de la Unidad de Análisis Político

martin.hidalgo@comercio.com.pe

Este Diario consultó con cuatro analistas sobre las variables, internas y externas, que afectan el futuro de Fuerza Popular en el corto plazo. La conclusión es que el partido llegará más debilitado a diciembre, aunque esto no configure la eventual desaparición del fujimorismo.

1. Keiko Fujimori y su situación judicial

Eduardo Dargent, politólogo
El daño está hecho, con o sin prisión preventiva
Las encuestas van mostrando que no está generando empatía ni solidaridad. Tengo la impresión de que el daño a su imagen, al margen de que dicten o no prisión preventiva en su contra, es severo, tal como sucedió con Alan García. Pero pensar que la caída de Keiko es la caída del fujimorismo es demasiado.

Paolo Sosa, politólogo
Si le dan prisión preventiva, el partido terminaría de desmembrarse
Si se dicta prisión en contra de Keiko Fujimori, es muy probable que el partido termine de desmembrarse, como hemos estado observando. En el caso contrario, es probable que Keiko Fujimori intente recuperar el control y forzar la permanencia de la organización. Sin embargo, es claro que el capital político que había acumulado Fuerza Popular ha desaparecido con este proceso.

Mabel Huertas, periodista
El partido no cuenta con liderazgos alternativos a Keiko Fujimori
Si Keiko entra en prisión preventiva, Fuerza Popular necesitará de un líder con manejo político demostrado y con experiencia, algo que no encuentras en su nueva camada. Si afronta el proceso en libertad, va a continuar con la estrategia de paz, donde Becerril, Letona, Bartra deberán guardar un perfil bajo. Quizás eche mano de Luz Salgado, que para algunos representa la esencia del fujimorismo.

Pedro Tenorio, periodista
Sin Keiko Fujimori no habría quién mantenga la bancada unida
Con una prisión preventiva, Fuerza Popular pierde a su principal líder, que aglutina todas las posiciones que conviven en la bancada. El trasvase de poder a Miguel Torres no funciona, porque siempre se lo ha visto como ejecutor de Keiko. Lo que se podría desatar es un “sálvese quien pueda”. Fuera de eso, hay una sensación de que el tiempo de Keiko ya pasó.

2. Kenji Fujimori y su posible reconciliación

Eduardo Dargent, politólogo
Es una opción de recambio
Hoy por hoy, Kenji es una opción de recambio, pues podría darle otros aires con una postura distinta respecto a los valores conservadores y la eliminación de la actual cúpula. Un fujimorismo sin un Fujimori es difícil si tienes líderes de la bancada muy subordinados a Keiko.

Paolo Sosa, politólogo
Podría ser una pieza clave del fujimorismo, pero no de Fuerza Popular
Kenji Fujimori podría ser una pieza clave para una reorganización fujimorista. Es poco probable que esto suceda a través de una refundación de Fuerza Popular, sino más bien mediante la creación de un nuevo empaque organizacional, como ha sido la tendencia histórica del fujimorismo.

Mabel Huertas, periodista
No tendría interés en regresar a la política
No veo que Kenji tenga interés en este momento para regresar a la política, al menos no a corto plazo. Tiene sus propios asuntos por resolver. Sabe que la suerte del fujimorismo no está echada, que de peores cosas se han levantado y que un fujimorismo sin un Fujimori es bien difícil.

Pedro Tenorio, periodista
Está esperando a que lo convoquen
Kenji está mirando desde un balcón y va a esperar que le toquen la puerta, no querrá que lo vean como que se aprovecha del momento difícil. Y cuando le toquen la puerta, les recordarán que les advirtió sobre Ana Vega y Pier Figari. Puede ser que trabajen en una reconciliación, pero tomará su tiempo.

3. Alberto Fujimori y el indulto

Eduardo Dargent, politólogo
El tema se está  despolitizando
La coyuntura está llevando a que Alberto Fujimori sea menos importante en las disputas del fujimorismo. El tema del indulto se está despolitizando frente a otras dinámicas más concentradas en Keiko.

Paolo Sosa, politólogo
Fujimori debería endosar su apoyo
En cualquiera de los casos, las circunstancias críticas del partido deberían orientar la estrategia de Alberto Fujimori a endosar su apoyo público a cualquiera que asuma el rol de liderar el fujimorismo. Sin embargo, es obviamente posible también que su comportamiento sea bastante menos estratégico y más errático.

Mabel Huertas, periodista
No se va a involucrar
Alberto Fujimori se va a mantener al margen y lo único que hará es mandar tuits solidarios, de apoyo. Él ya tiene una situación complicada y que parece tener para rato.

Pedro Tenorio, periodista
Se mantendrá al margen
Parte de los argumentos de Alberto Fujimori para estar fuera de prisión es que no se dedica a la vida política activa. No vamos a ver más allá de tuits a favor de su hija. Su interlocutor seguirá siendo Kenji.

4. Daniel Salaverry desde la presidencia del Congreso

Eduardo Dargent, politólogo
Se encuentra en un dilema
Es un político astuto que ha sabido moverse, pero que se enfrenta al dilema de si es posible un fujimorismo sin Fujimori. Entra a una pelea para acomodarse o buscar la construcción de un fujimorismo distinto.

Paolo Sosa, politólogo
No hay incentivos para su lealtad
En las últimas elecciones, el fujimorismo se dio el lujo de convocar jales y mantenerlos bajo el dominio del partido una vez que llegaron al poder. Ese capital se ha corroído en los últimos meses, al punto que los incentivos que aseguraban la lealtad han desaparecido.

Mabel Huertas, periodista
Juega su propio partido
Daniel Salaverry juega su propio partido, no es nuevo y ha sobrevivido al Apra. Ha visto mucho caos y no creo que quiera asumir el liderazgo del partido ante el escenario de pugnas y enconos. Muchos en la bancada se han apoyado en él y eso lo convierte en una amenaza para los miembros de la cúpula que quieren liderar la reorganización, lo cual le podría abrir muchos frentes.

Pedro Tenorio, periodista
Busca un perfil propio, sin parecer desleal
Está intentando mantener un perfil propio, pero no quiere parecer desleal y ese es un equilibrio complicado. Su licencia no significa separación, pero no hay que dejar de lado que como político tiene sus propias ambiciones.

5. Posibles renuncias en la bancada y la reorganización anunciada

​Eduardo Dargent, politólogo
Hay más incentivos para irse que para quedarse
Va a depender de los sectores regionales y sus intereses hacia futuro, donde ya no hay reelección y donde postular a elecciones subnacionales con Fuerza Popular no les garantiza nada. El proceso de reorganización no suena creíble, sino que suena más como un salvavidas. Hay más incentivos para irse que para quedarse.

Paolo Sosa, politólogo
Habrá más renuncias
Va a seguir habiendo renuncias en los próximos días. La estructura organizacional de Fuerza Popular se va a ver reducida a su núcleo duro.

Mabel Huertas, periodista
O empoderan al bloque provinciano o se van
Hay dos situaciones que podrían darse con los congresistas de regiones: se voltea la balanza y toman el poder o renuncian en masa. Tienen compromisos con sus regiones, por ello terminan apoyándose en Salaverry.

Pedro Tenorio, periodista
Poner congresistas de provincias en altos cargos es una opción
El problema es que toda reorganización, cuando es contra las cuerdas, resulta limitada. En ese escenario, donde tienes que buscar contentar a todos, es donde entran a tallar los cubileteos a la carrera. Miguel Torres no tiene liderazgo en la bancada y las voceras ya están deslegitimadas. Si pones a gente de provincias en los altos cargos, quizás logren cohesionar.

6. Relación con el gobierno ante el anuncio de bajar el tono confrontacional

Eduardo Dargent, politólogo
Bajar el tono ha sido  circunstancial
El gobierno no ha construido un enemigo, lo que hizo fue gobernar por encima del fujimorismo y dejó en claro que son una banda fuera de control. Pero ahora tiene que pensar en reformas grandes. El fujimorismo, por su parte, solo ha bajado el tono por sus líos internos.

Paolo Sosa, politólogo
Vizcarra no tiene incentivos para colaborar
Tendría sentido que tomen en serio esta estrategia. Pero en este momento el gobierno no tiene incentivos para aceptar esa propuesta. De hecho, sería un suicidio político para Vizcarra si empieza a colaborar con el fujimorismo en esta coyuntura.

Mabel Huertas, periodista
Dependerá del fallo del juez Concepción
Vizcarra no ha respondido a la rama de olivo enviada por Keiko, está esperando la decisión judicial. Y para que Fuerza Popular cambie el tono aún debe producirse el cambio de voceros, renovar toda la plana que sigue siendo protagónica.

Pedro Tenorio, periodista
Seguirá la confrontación
El gobierno va a seguir golpeando al Congreso en todo aquello que le dé réditos políticos. Hasta el momento, el presidente Martín Vizcarra no ha hecho referencia al llamado de Keiko Fujimori, no ha dejado que ese sea el centro de discusión.

7. Conclusión: ¿Cómo llegará Fuerza Popular al receso parlamentario de diciembre?

Eduardo Dargent, politólogo
Se termina por  fraccionar el  partido y la bancada. 

Paolo Sosa, politólogo
Se termina por  fraccionar el partido  y la bancada.

Mabel Huertas, periodista
Fuerza Popular  estará más debilitado,  pero estable.

Pedro Tenorio, periodista
Fuerza Popular  estará más debilitado,  pero estable.