"Nuestro presidente [Castillo] tuvo una reunión con el presidente Maduro para solucionar crisis migratoria. Si al canciller o a su adjunto no le gusta tienen las puertas abiertas”, refirió Bellido. (Foto: PCM)
"Nuestro presidente [Castillo] tuvo una reunión con el presidente Maduro para solucionar crisis migratoria. Si al canciller o a su adjunto no le gusta tienen las puertas abiertas”, refirió Bellido. (Foto: PCM)
Sebastian Ortiz Martínez

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Antes de dejar Washington para partir a Nueva York, a donde acompañó al presidente en la asamblea general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), el canciller negó que exista “un ambiente hostil” y una división dentro del Gabinete Ministerial. Sin embargo, horas después, el primer ministro, , le abrió la puerta de salida del Ejecutivo, si es que no estaba de acuerdo con reconocer a Nicolás Maduro como presidente legítimo de Venezuela.

“Desmiento afirmación de vicecanciller de no reconocer autoridad legítima en Venezuela, no es la postura del gobierno. Nuestro presidente [Castillo] tuvo una reunión con el presidente Maduro para solucionar crisis migratoria. Si al canciller o a su adjunto no le gusta tienen las puertas abiertas”, tuiteó Bellido Ugarte en la madrugada de ayer.


De esta manera, el jefe del Gabinete Ministerial hizo referencia a declaraciones que había ofrecido el vicecanciller, Luis Enrique Chávez, en el sentido, de que, desde el 5 de enero último, cuando el Grupo de Lima emitió su último pronunciamiento, para el Perú “no hay ninguna autoridad legítima” en Caracas.

“En este momento la posición del Perú es que desde el 5 de enero no hay ninguna autoridad legítima en Venezuela […] No hemos oficializado nuestra entrada, no hemos oficializado nuestra salida. No se ha firmado nada. El Grupo de Lima no es un organismo internacional ni está amparado por ningún tratado que requiera este tipo de actos formales”, subrayó Chávez.

A través de un comunicado, la Cancillería precisó que el Perú “nunca” rompió las relaciones diplomáticas con Caracas, sino que estás se mantienen a nivel consular.

“El Gobierno del Perú está comprometido con las negociaciones que actualmente se llevan a cabo en México, como país anfitrión, y con la facilitación de Noruega y el acompañamiento de Rusia y Países Bajos, y espera que concluyan con resultados positivos para el pueblo de Venezuela”, agrega la institución.

El Ministerio de Relaciones Exteriores, además, refirió que Lima saluda los avances alcanzados por la mesa de diálogo con “la finalidad de normalizar” la vida política en Venezuela “a través de la convocatoria a elecciones justas, libres y democráticas, y el término de las sanciones económicas que afectan al pueblo venezolano”.

Fuentes de El Comercio señalaron que existe diferencias entre Bellido y Maúrtua, al punto de que este último prefirió dejar encargado el Ministerio de Relaciones Exteriores, durante su viaje a México y Estados Unidos, al titular de Justicia y Derechos Humanos Aníbal Torres. Esto a pesar de que el jurista ya tenía un compromiso con el titular de Economía y Finanzas, Pedro Francke, para también velar por ese despacho.

“Ni Maúrtua ni Francke confían en Bellido y por eso que prefieren que Torres, quien está a la otra orilla del primer ministro, se haga cargo de sus carteras”, expresaron.

Las mismas fuentes refieren que la cita secreta entre Castillo y Maduro, dada a conocer por el primer ministro, se realizó en el marco de la Cumbre CELAC en México.

Horas después, en una conferencia que difundió la cadena Venezolana de Televisión (VTV), Maduro detalló que conversó con Castillo sobre un “plan de vuelta a la patria masivo” de ciudadanos venezolanos que residen en el Perú. “Tenemos más de 42 mil venezolanos y venezolanas inscritos para volver desde el Perú. Hemos acordado una coordinación a nivel de gobiernos del Perú y Venezuela. [...] Nosotros ponemos los aviones y vamos a buscar apoyo “, explicó.

Maduro también dijo que hablaron sobre el interés de su país de comprar algunos productos peruanos. Cabe señalar que la Presidencia de la República no informó sobre este encuentro.

Las reacciones en el Gabinete

El ministro del Interior, Juan Carrasco, dijo que, si bien respeta la opinión de Bellido, respalda la posición asumida Torre Tagle respecto a Venezuela.

“Nosotros estamos designados por el presidente, será el presidente quién determine cualquier situación […] Respetamos las opiniones de los ministros, del presidente del Consejo de Ministros también, pero estamos de acuerdo con lo que ha señalado el encargado de las relaciones exteriores, nosotros estamos con el canciller Maúrtua”, remarcó.

A su turno, el titular de Cultura, Ciro Gálvez, indicó que en el Consejo de Ministros “como en toda familia” existen opiniones diferentes. Y añadió que espera que Bellido y Maúrtua puedan conversar y llegar a un acuerdo.

“Venezuela es un estado soberado y entrometerse en asuntos de Venezuela podría traernos problemas […] Creo que si hay discrepancias entre un ministro y el [titular] de Relaciones Exteriores, es como en toda familia, habrá opiniones diferentes. Confiamos en que conversarán y llegarán a un acuerdo beneficioso para el país y para la comunidad internacional”, manifestó en Canal N.

(Foto: Presidencia)
(Foto: Presidencia)

El ex primer ministro Juan Jiménez Mayor recordó que Bellido “no tiene competencias” para fijar la dirección de la política exterior del país, porque esta prerrogativa le corresponde directamente al presidente Castillo y al canciller Maúrtua.

“El titular de la PCM puede ser un actor importante para la definición de políticas multisectoriales, pero respecto a la política exterior hay una clara determinación de la Constitución, en el sentido, de que eso le corresponde al jefe de Estado. Y si hubiera algo que corregir [respecto a Venezuela], aunque espero que esto no ocurra, es el presidente el que debe hacerlo”, explicó a El Comercio.

La exministra de Relaciones Exteriores Cayetana Aljovin coincidió con la posición de Jiménez Mayor, en el sentido, de que solo el presidente Castillo “le puede retirar autoridad al canciller” Maúrtua y “no el primer ministro”, porque, de acuerdo a la Carta Magna, es el mandatario el que dirige la política y las relaciones internacionales.

“Es necesario recordar que la política exterior es una política de Estado y por tanto el Perú desde enero de 2019 no reconoce a las autoridades en Venezuela”, mencionó a este Diario.

El analista político Jeffrey Radzinsky afirmó que el tuit de Bellido refleja nuevamente “las inconsistencias y las discrepancias” al interior del Gabinete Ministerial. Agregó que la actitud del primer ministro daña al gobierno, sobre todo porque la postura de Torre Tagle sobre Caracas “es válida y pertinente”.

“Y más allá de ello, esta no es la forma de hacerlo. Y sería pertinente que la cancillería aclare si hubo o no la reunión entre Castillo y Maduro. Y si se produjo, por qué no figuró en la agenda oficial”, acotó.

Te puede interesar