En un primer momento, Justiniano no quiso resolver el pedido de detención contra Yenifer Paredes. (Foto: Corte Superior de Justicia de Santa)
En un primer momento, Justiniano no quiso resolver el pedido de detención contra Yenifer Paredes. (Foto: Corte Superior de Justicia de Santa)
Redacción EC

El juez Raúl Justiniano Romero, del Octavo Juzgado de Investigación Preparatoria Nacional, desestimó el pedido del Equipo Especial contra la Corrupción del Poder de acceder a las cámaras de seguridad de .

La solicitud fiscal apuntaba a verificar si la cuñada del presidente , Yenifer Paredes, estuvo escondida en Palacio cuando recibió una orden de detención preliminar por diez días, el pasado 9 de agosto, por un caso de presunta organización criminal y lavado de activos que involucra al mandatario.

El magistrado declaró improcedente el requerimiento del fiscal Hans Aguirre Huatuco, miembro del equipo especial, con diversos argumentos.

MIRA: Todos los motivos por los que la fiscalía sindica al círculo familiar de Pedro Castillo como una presunta red criminal

El juez señaló que la fiscalía no justificó las razones por las que pretendió que se aprobara su solicitud de acceder a las grabaciones de los días 8, 9 y 10 de agosto.

Además, aseguró que la resolución judicial con la que autorizó la detención de Yenifer Paredes no incluyó recabar ningún registro fílmico, “menos las relacionadas con la residencia u otros vinculados al presidente de la República, la misma que debe gestionar ante el juez competente”.

Por último, señaló que con lo solicitado se pretende investigar al jefe del Estado y el juzgado que dirige no es competente para ese caso.

Fuentes del Ministerio Público señalaron a El Comercio que el fiscal Aguirre Huatuco apelará la decisión.

Justiniano Romero es el mismo juez que en un inicio no quiso resolver el pedido de detención preliminar contra Paredes; el alcalde de Anguía, José Medina Guerrero; y los hermanos Hugo y Anggi Espino Lucana con el argumento de que no tenía competencia para resolver el caso.

En esa ocasión, el equipo especial apeló y una instancia superior le ordenó al magistrado pronunciarse.

El pasado 9 de agosto, el personal de la fiscalía y la policía que fueron impedidos de ingresar inmediatamente.

Las autoridades estuvieron más de una hora en la puerta de ingreso a la zona residencial de Palacio esperando que les permitieran cumplir la diligencia. Pero cuando lograron acceder, no encontraron a la cuñada del mandatario, quien se entregó a la justicia un día después.

Actos previos de inteligencia daban cuenta de que Paredes estuvo en Palacio al menos desde el 8 de agosto. Había llegado a Lima proveniente de Cajamarca días antes en un vuelo de Latam.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más