A menos de nueve meses de iniciado su mandato, el presidente Pedro Castillo enfrenta su primera gran crisis, a raíz del paro de transportistas y agricultores, que comenzó en Junín, pero que ha escalado a 12 regiones del país, incluyendo Lima y el Callao, donde el Ejecutivo decretó anoche, de manera sorpresiva, un toque de queda y estado de emergencia por inseguridad.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más