A la izquierda una de las mariposas que puede ver en el mariposario, un espacio dedicado a la exhibición y cuidado de mariposas. A la derecha, la causa del paiche, un plato que consta de causitas de sachaculantro, paiche al panko y honey amazónico. (Fotos: Jesus Saucedo / GEC // Difusión)
A la izquierda una de las mariposas que puede ver en el mariposario, un espacio dedicado a la exhibición y cuidado de mariposas. A la derecha, la causa del paiche, un plato que consta de causitas de sachaculantro, paiche al panko y honey amazónico. (Fotos: Jesus Saucedo / GEC // Difusión)
Pierina Denegri Davies

En la avenida La Mar, en Miraflores, podemos encontrar un espacio donde flora, fauna y gastronomía se encuentran. La Mariposario es un espacio que celebra la cocina y naturaleza gracias a sus apuestas culinarias y al santuario de mariposas de cinco pisos que se encuentra en el mismo edificio. Creado por los hermanos Paola y Jean Paul Poblet, el espacio se enfrentó a diversas dificultades debido a la pandemia y debieron parar operaciones hasta nuevo aviso. A principios de este mes reabrieron el lugar y en decidimos visitarlos. Te contamos todo lo que debes saber si quieres visitarlo.

MIRA: Anticuchos, chicharrones y picarones: recordamos los bocados más sabrosos de octubre
El espacio se renovó y apuestan por una experiencia de comfort food. Además, cuentan con las obras de arte de Gino Ceccarelli, artista peruano. (Foto: Jesus Saucedo / GEC)
El espacio se renovó y apuestan por una experiencia de comfort food. Además, cuentan con las obras de arte de Gino Ceccarelli, artista peruano. (Foto: Jesus Saucedo / GEC) / Francisco Neyra /El Comercio

En el primer y segundo nivel se encuentra el restaurante, dirigido por el chef Daniel Benites. La nueva apuesta tiene gran influencia amazónica y resaltan la riqueza de recursos que caracteriza nuestro país. “Esta idea nace porque se sabe que las mariposas juegan un rol muy importante en la selva peruana, ya que sin ellas no sería posible que gran parte de la flora amazónica exista y perdure para el beneficio de todos”, señaló el cocinero.

Definitivamente un plato que no se pueden perder es La causa del paiche. Consta de causitas de papa con sachaculantro y trozos de paiche al panko. La combinación de texturas son perfectas y deliciosas. Para terminar, este plato se acompaña con honey amazónico, un toque perfecto de dulce.

El risotto afuanado fue un favorito. (Foto: Difusión La Mariposario)
El risotto afuanado fue un favorito. (Foto: Difusión La Mariposario)

Otra preparación que lograron perfeccionar es el Risotto afuanado. Imagina el delicioso sabor de un juane pero con una textura más suelta y cremosa. Esto se sirve con un enrollado de pollo con cecina cocinado a la perfección y un exterior bien sellado. Para seguir con esta comida recomendamos el Blondie de cecina y crema de caramelo. La textura del pastel es increíble y la sorprendente combinación con cecina es perfecta y balanceada. La crema de caramelo le da el toque de dulce que necesita y no hay mejor forma de terminar la experiencia.

“Nosotros contamos con un bio-huerto ubicado en Pachacamac, y nuestros insumos provienen de ese increíble lugar y de la selva peruana, cuidamos mucho la biodiversidad, lo saludable y La Mariposario ofrecerá estos insumos en los diferentes platos, como el Tartaré de paiche acevichado, el risotto afuanado, la sacha patarasca o la sacha pizza de cecina y confit de cocona. Estamos muy contentos con el resultado de nuestra cocina con propósito.”, indicó Daniel.

(Foto: Difusión La Mariposario)
(Foto: Difusión La Mariposario)

INSPIRACIÓN DE LO NATURAL

Subimos al cuarto piso y apenas se abren las puertas del ascensor somos bienvenidos por un rooftop que hace homenaje al santuario que, luego, visitamos. Empecemos por la carta de cocteles, creada en su totalidad por Jean Paul. El favorito definitivamente fue La Mariposario, que lleva dos tipos de rones, piña, maracuyá, licor de melón y licor de coco. “Este fue uno de los tragos a los que le dimos vueltas y vueltas hasta lograr lo que ofrecemos”, explica Poblet.

Coctel La Mariposario. (Foto: Jesus Saucedo / GEC)
Coctel La Mariposario. (Foto: Jesus Saucedo / GEC) / Francisco Neyra /El Comercio

Una opción más suave e igual de vistosa es el Mariposa del bosque, que se centra en los frutos rojos. Lleva gin y puré de frutos rojos, limón y vodka de frambuesa.

La experiencia no estaría completa sin unos cuantos piqueos, así que también pudimos disfrutar algunas opciones. La primera recomendación son los langostinos al panko con cecina, servidos con tres tipos de acompañamientos: mermelada de cocona, mayonesa de cocona picante y jugo de limón combinado con aceite.

Los tostones son imperdibles, tanto el de tomates cherry confitados con queso como el de palta con cecina. Ambos son servidos en un pan crocante y sobre un pesto de kale que resulto perfecto para balancear los sabores. Un plato que inesperadamente gustó fue el tartar de paiche, que se sirve sobre arroz de sushi y se acompaña con algas nori.

(Foto: Jesus Saucedo / GEC)
(Foto: Jesus Saucedo / GEC) / Francisco Neyra /El Comercio

LOS RETOS DE PANDEMIA

“Nuestro espacio se especializa en ofrecer una experiencia que va más allá de lo culinario por la presencia de las mariposas, entonces apostar por delivery o take out no fue una opción durante la cuarentena”, explica Paola.

“Antes de la pandemia llegamos a tener cerca de 200 mariposas, pero debido a que el ciclo de vida de las mariposas es corto y a todas las restricciones de cuarentena, por el momento tenemos unas 10. Lo interesante, y positivo, es que las mariposas se han reproducido en este espacio, es decir, están realmente adaptadas”, agrega Jean Paul Poblet mientras visitamos el santuario.

(Foto: Jesus Saucedo / GEC)
(Foto: Jesus Saucedo / GEC) / Francisco Neyra /El Comercio

Sobre los otros retos que tuvieron, Paola comenta que han tenido que reducir el equipo que trabaja ahí, por lo que recomienda que acudan bajo reserva. “Somos un equipo que apuesta por otorgar la mejor experiencia a los que nos visitan, por lo que hemos reducido la cantidad de comensales. Así todos pueden experimentar lo mejor de nuestra coctelería y gastronomía”, menciona la chef, quien se encarga de la carta del rooftop.

A pesar de todas las dificultades, La Mariposario ha sabido reinventarse y adaptarse a los nuevos tiempos de la mejor manera: con una especial atención a sus cartas, tanto de cocteles como de platos, y apostando por la atención personalizada y de calidad que los representa.

Los hermanos y dueños de La Mariposario, Paola y Jean Paul Poblet. (Foto: Jesus Saucedo / GEC)
Los hermanos y dueños de La Mariposario, Paola y Jean Paul Poblet. (Foto: Jesus Saucedo / GEC) / Francisco Neyra /El Comercio

Dato:

La Mariposario atiende en dos espacios. El primero es el restaurante y atienden de 12:30 p.m. a 3:30 p.m. y de 7:30 p.m. a 10:30 p.m. El segundo es el rooftop garden y cocktail bar, que atiende de 11 a.m. a 5 p.m. (café / bar) y de 5 p.m. a 11 p.m. (cocktail bar). Puede hacer reservas vía WhatsApp al 946385779.

VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más