El jueves 14 tuvimos unas galletas de avena con chips de chocolate y pecanas / Foto: Ale Camino.
El jueves 14 tuvimos unas galletas de avena con chips de chocolate y pecanas / Foto: Ale Camino.
Nora Sugobono

Si bien esta semana se oficializó el delivery de comida preparada, este tiempo en casa sigue siendo el momento idóneo para reconectarnos con la cocina y aventurarnos por probar distintas recetas. Cada día El Comercio y Somos comparten un plato sencillo y sabroso con la ayuda de los cocineros peruanos. Aquí un resumen de lo que probamos esta semana, con el paso a paso y lista de ingredientes.

Lunes

Ñoquis de papa, por Umi Duclos

Ingredientes:

2 papas amarillas medianas + 1 papa blanca mediana

200 g de harina sin preparar

1 huevo

1 cucharadita de sal

1/4 de cucharadita de pimienta

Preparación:

Sancochamos las papas en agua con sal. Probamos que estén listas hincando con un tenedor: que estén suaves pero no muy sancochadas.

Cuando estén tibias, las pelamos con un cuchillo (sin filo).

Las prensamos y colocamos en un bowl. Si no tenemos prensador, podemos utilizar un tenedor.

Sobre la mesa, formamos un nido con la papa prensada y colocamos el huevo al medio. Ponemos la harina alrededor del nido, y la sal y pimienta por encima de todos los insumos.

Primero, con un tenedor, mezclamos el huevo con la papa. Luego vamos incorporando la harina. Pasamos a amasar con las manos, hasta lograr masa uniforme. Se le puede añadir una mínima cantidad de harina si la masa está muy pegajosa, pero recordemos que al armar los rollitos también se le agregará, y no queremos una masa con exceso de harina.

Luego, dividimos la masa en 4 y formamos rollitos alargados.

Cortamos trozos de cada rollito -de unos 2 o 3 cm- con un cuchillo enharinado. Estos serán los ñoquis. Les damos la forma deseada.

Los cocemos en abundante agua en una olla grande. Cuando el agua rompa a hervir añadimos sal y agregamos los ñoquis. Los cocinamos por unos 2 minutos aproximadamente (hasta que floten; probamos antes de retirarlos del agua). Los retiramos con una espumadera grande o colador. No los retiremos uno a uno o de pocos, porque el resto de la pasta se va a pasar de cocción.

Una vez listos, los pasamos a la sartén donde tengan su salsa elegida lista. Removemos unos segundos, servimos, agregar queso parmesano y ¡listo!

MIRA: ¿Un antojo? Estos son los establecimientos autorizados para repartir comida en Lima

Martes

Pollo a la brasa casero, por Karina Arancibia

Ingredientes:

1 pollo entero, sin menudencia

2 cdas de sal

1/2 cda de comino

1 cdta de pimienta

2 cdtas de vinagre blanco

1/2 taza de cerveza

1/2 tz de gaseosa negra

1 cda de orégano seco en polvo

2 cdas de ajo molido

1 cda de ají panca molido

1 cdta de romero seco (si las ramitas están muy largas, se pican finamente)

2 cdas de sillao

Papas fritas para acompañar

MIRA: Tiempo, esfuerzo y dinero: ¿qué hay detrás del delivery gastronómico?

Preparación:

Lavamos el pollo y reservamos. Si tu horno tiene el gancho y la función de asador, déjalo entero; sino córtalo en trozos: dos piernas con encuentro y dos pechugas.

En un recipiente mezclamos los demás ingredientes y removemos hasta conseguir un líquido uniforme para marinar.

Colocamos el pollo en el recipiente y lo bañamos con la mezcla; masajeamos con las manos por dentro y por fuera. De ser posible, desprendemos un poco el pellejo y untamos directamente a la carne para que agarre mejor sabor. Tapamos y dejamos reposar en el refrigerador durante un mínimo de 3 horas, pero queda más rico de un día para el otro.

Una vez listo, colocamos el pollo en el gancho asador del horno y aseguramos bien los extremos. Con un pabilo o hilo, amarramos las piernas hacia adelante y la punta de las alas.

Llevamos al horno precalentado a 180 ºC por una hora y media con la función de asador prendida para que la cocción sea más pareja. Colocamos una bandeja forrada con aluminio o un recipiente refractario con agua para que la grasa y el jugo caigan encima sin manchar. Pincelemos el pollo cada 20 minutos con el aderezo para evitar que se seque.

Si no tenemos función de asador en el horno, colocamos el pollo en un recipiente refractario o asadera sin el jugo. Lo volteamos a la mitad del tiempo para que se cocine de manera uniforme. 15 minutos antes, lo regresamos a su posición inicial para que se termine de dorar el pellejo. Al igual que en el anterior proceso, pincele cada 20 min.

Retiramos y verificamos la cocción. Servimos y acompañamos con papas fritas y ensalada.

MIRA: Christian Meier: la historia detrás de Ángel del cuarto piso, una de las canciones que le trae más recuerdos

Miércoles

Brócoli achifado, por Palmiro Ocampo

Ingredientes:

Brócoli completo con tallo y hojas

Para la crema verde

1/2 taza de tallos de brócoli

2 cdas de mantequilla sin sal

1 cda de hojas de brócoli

1 y 1/2 taza de agua

Para el aceite pachikay:

1 cda de kion

1 cda de cebolla china ( parte blanca)

5 cdas de aceite vegetal

1 cda de aceite de ajonjoli

3 cubitos de mantequilla sin sal

Sal a gusto

Prepación:

En una olla colocamos 3 litros de agua y 30 g de sal. Cuando hierva, blanqueamos el brócoli por 4 minutos. Reservamos el agua para la salsa verde.

En un bowl grande hacemos un baño María invertido y sumergimos ahí el brócoli. Dejamos enfríar y reservamos.

Para preparar la crema verde, colocamos los tallos de brócoli en una olla mediana y blanqueamos. Colocamos los tallos blanqueados en una olla con mantequilla y dejamos cocinar por 10 minutos a fuego bajo. Luego agregamos las hojas del brócoli y 1 litro del agua que nos quedó del blanqueado. Dejamos hervir para obtener un producto uniforme.

Una vez listo, procesamos la salsa en la licuadora y colamos. La llevamos una vez más a una olla a fuego medio, y reducimos hasta obtener el punto deseado. Servimos sobre el brócoli o a un lado.

Para el acceite pachikay, picamos finalmente el kion y cortamos la cebolla china. En una cacerola calentamos el aceite a punto humo. Agregamos de a pocos una mitad de la cebolla china y el kion en el aceite caliente. Luego de 5 minutos agregamos la otra mitad al aceite restante.

Una vez que la mezcla con aceite esté tibia, agregamos la mantequilla derretida, el aceite de ajonjolí, sal de cocina y un punto de Togarashi. Dejamos enfríar y reservamos.

Llevamos el trozo de brócoli a la parrilla, sartén o plancha. Tostamos por todos sus lados, bien sellado. En una cacerola regeneramos la crema verde con un poco de fondo y reservamos hasta emplatar.

Colocamos al centro de la vajilla el brócoli y lo bañamos con el aceite pachikay. Acompañamos con la crema verde y servimos.

MIRA: A 10 años del último show de Gustavo Cerati, un repaso por su carrera

Jueves

Galletas de avena con chips de chocolate, por Ale Camino

Una receta muy fácil de preparar, donde se pueden ir remplazando los ingredientes sin problema. Si prefieren usar aceite de coco en vez de mantequilla está perfecto. Si no tienes pecanas, no le pongas. Lo importante es que nadie se complique.

Ingredientes:

100 g de mantequilla

210 g de azúcar (la que prefieras)

2 huevos

150 de harina sin preparar

1 cdta de bicarbonato

1 cdta de polvo de hornear

100 g de avena

50 g de pecanas

100 g de chocolate picado (el que más te guste)

2 paquetes de galletas Salmas (esto es opcional, le da un toque crunchy y salado que me encanta; puedes usar pretzels o algún chip rico)

Preparación:

Batimos la mantequilla con el azúcar.

Añadimos los huevos.

Agregamos la harina cernida con el bicarbonato y el polvo de hornear.

Agregamos la avena, luego el chocolate, pecanas y Salmas.

Hacemos bolitas y ponemos en una bandeja de horno.

Horneamos a 180 °C (horno pre-calentado) por 12 minuto aproximadamente.

Dejamos enfriar y retiramos tibias.

Cuando estén frías, las guardamos en un envase hermético.

MIRA: Filosofía del pollo a la brasa: parte pecho, parte pierna, por Jaime Bedoya

Viernes

Panes ‘popovers de Tassajara’, por Alessandra Pinasco

El monje budista zen Edward Espe Brown escribió en 1970 un libro que se convirtió en la biblia de la panadería para la Era de Acuario: The Tassajara Bread Book. Empieza con un poema. “Roca y agua / aire y árbol / masa de pan que leva / Todos ellos / son pacientes conmigo.” Los popovers -una de sus recetas- son pancitos infladísimos que se obtienen con pocos ingredientes, mínimo esfuerzo y máxima temperatura. Se pueden usar para recoger los jugos de un guiso; como tentempié a media tarde con mermelada o queso; o para el desayuno, con mantequilla y una taza de café negro.

Ingredientes:

(para 12 popovers)

1 taza de harina sin preparar

½ cdta de sal marina o de Maras

3 huevos

1 taza de leche

2 cdas de mantequilla derretida

Preparación:

Pre-calentamos el horno a 230 °C. Enmantequillamos generosamente 12 moldes de muffins.

Mezclamos en un tazón la harina y la sal. Añadimos la leche. Batimos los huevos, los agregamos, y mezclamos bien. Añadimos la mantequilla derretida.

Llevamos los moldes de muffins, enmantequillados y vacíos, al horno por 5 minutos. Los retiramos del horno y distribuimos en ellos la masa. Volvemos a llevarlos al horno por 20 minutos. Bajamos la temperatura a 180°C y horneamos 10 minutos más.

No debemos abrir la puerta del horno en ningún momento. Así conseguiremos que se inflen como tocas de chef, como globos aerostáticos, como corazones felices. Servimos inmediatamente.

VIDEO RECOMENDADO

¿Cómo se prepara el premiado pollo a la brasa de Primo’s? Aquí te lo contamos.

Pollo a la brasa: aprende a preparar el antojo más deseado en estos días

TE PUEDE INTERESAR