Para evitar accidentes, o saber cómo responder a ellos, es necesario conocer bien a tu bicicleta. (Foto: GEC)
Para evitar accidentes, o saber cómo responder a ellos, es necesario conocer bien a tu bicicleta. (Foto: GEC)
Oscar García

Ponchada de llantas, problemas con la dirección, frenos que no responden o cadenas que se salen son algunos de los problemas habituales con que se topan los ciclistas urbanos, mucho más ahora que se usa la como movilidad, para ir a trabajar, por ejemplo, y no tanto como un sencillo vehículo de paseo. Los incidentes en la ruta son de otra magnitud cuando suceden a cinco distritos de tu vivienda que cuando ocurren por el parque de tu casa. No todos tienen el físico como para aguantar semejante caminata con una bicicleta en mal estado.

MIRA: ¿Eres ciclista principiante? Sigue estos consejos y ten un viaje seguro

Para evitar accidentes, o saber cómo responder a ellos, es necesario conocer bien a tu bicicleta, hay que saber mirarla, hasta “escucharla”, para ver cuáles son los principales puntos de problema. Una de las cosas que se debe tener en cuenta es qué puntos deben verificarse antes de montarse en un bicicleta. Esto es muy importante porque los ciclistas deben entender que cuando se montan en una, es su vida la que va encima y con eso no se juega”, dice Anersen Manuel Soto, del proyecto de auxilio en ruta .

MIRA: Bicicleta Migrante: el singular proyecto que brinda auxilio en ruta a ciclistas en apuros

Entonces: ¿qué es lo que debemos verificar en la bicicleta antes de salir de casa? Manuel Soto aconseja fijarse en cuatro puntos fundamentales.

LA DIRECCIÓN

Es la parte delantera de la bicicleta, compuesta por el timón o manubrio, el tubo de dirección, la potencia (la que conecta a ambos) y la horquilla que baja hacia la rueda. Lo que hay que hacer en esos casos es verificar que esta dirección no esté suelte ni “juegue” de más en su sitio. Esto se consigue apretando el freno de adelante y moviendo el timón de derecha a izquierda. Si la dirección está bien ajustada todo se debe mover de forma armoniosa, sin que nada se sienta desajustado o haya demasiada holgura.


Con la pandemia aumentó el uso de bicicletas como medio de transporte. (Foto: Britanie Arroyo/ @photo.gec)
Con la pandemia aumentó el uso de bicicletas como medio de transporte. (Foto: Britanie Arroyo/ @photo.gec)

LOS FRENOS

Es indispensable comprobar si estos están operativos antes de subirte a una bicicleta. Para comprobar ello se aconseja primero poner a la bicicleta “de pie” y presionar el freno de atrás. SI esta se mantiene de pie, sin hacer baile, es una buena señal. Hacer lo mismo pero al revés, con la rueda de adelante. Los frenos tienen que estar a una buena distancia. Cuando los presionas, no deben tocar el tubo del manubrio y tampoco quedar muy lejos. Si ese es el caso, ameritan una calibración.

LOS PEDALES

La transmisión es otro punto importante a revisar antes de salir de casa. Los pedales no deben estar flojos ni presentar algún tipo de problema o rozar. Las cadenas se desgastan y sus eslabones se ensanchan con el tiempo. El oxido empeora todo. ¿Como evitarlo lo último? Con lubricación. “A la cadena hay que echarle aceite, no grasa, que no es lo mismo. Grasa solo deben llevar en los rodamientos internos pero nunca en la cadena”, aconseja Soto.

A pesar de ser una bicicleta eléctrica urbana, la Peugeot Legend eLC01 cuenta con ruedas adaptada para todo tipo de terrenos y carreteras. (Fotos: Peugeot).
A pesar de ser una bicicleta eléctrica urbana, la Peugeot Legend eLC01 cuenta con ruedas adaptada para todo tipo de terrenos y carreteras. (Fotos: Peugeot).

LAS RUEDAS

Este punto es importante porque es uno de los principales problemas de los ciclistas. Se piensa que las llantas revientan porque hemos pasado por encima de un clavo o un vidrio, pero lo más frecuente es que estallen porque están demasiado infladas. “La gente va al grifo y pone a inflar su bici como si fuera una cámara de auto. Eso está mal. La presión de la salida del compresor de un grifo es muy alta y eso hace que las cámaras de bicicleta se puedan romper o deterioren”.

Anersen Manuel Soto brinda asistencia técnica al paso a ciclistas
Anersen Manuel Soto brinda asistencia técnica al paso a ciclistas

Un correcto inflado de cámara en un grifo debería ser de a pocos, vigilando siempre que no se vaya a pasar la mano. Las llantas deben estar bien colocadas, además, y no hacer juego ni moverse a los lados.

Cada mecánico tiene su estilo, y en el caso de Soto, de Bicicleta Migrante, un proyecto que asiste en ruta a ciclistas con problemas, él prefiere recomendar a la gente que lleve una cámara de repuesto en lugar de parches. Es una forma más sencilla de resolver un pinchazo de llanto y te evita cargar más herramientas que las necesarias, añade.

EL KIT SALVADOR DE UN CICLISTA

  • Cámara de repuesto
  • Llave de boca número 15
  • Inflador
  • Llave Allen número 5
  • Parches

CONSEJOS FINALES

Algunos accidentes en ruta suceden porque no se respetan las reglas de tránsito, por parte de los ciclistas pero también de los automovilistas y peatones. Es indispensable que el ciclista cuente con sus implementos de seguridad, como cascos, luces, timbre y ropa de material reflectante, para que su presencia sea visible a los demás. El tamaño del asiento debe ser el adecuado para prevenir dolores. Un asiento muy bajo solo nos dará muchos problemas en las rodillas. En caso de agotamiento o cansancio, lo mejor es mantener una buena hidratación, en especial los que hacen recorridos largos de varios distritos. Para esos casos, un tomatodo con agua fresca puede hacer la diferencia. //

VIDEO RECOMENDADO

¿Cómo evitar las lesiones más comunes al manejar bicicleta?
Este deporte exige mucha resistencia ya que con el solo hecho de pedalear exige una correcta posición del cuerpo; de lo contrario, pueden aparecer lesiones que afectarán fundamentalmente a nuestra salud.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más