Se estima que cada año en el país se registran más de 30 mil muertes por cáncer. (Foto: Pixabay)
Se estima que cada año en el país se registran más de 30 mil muertes por cáncer. (Foto: Pixabay)
Yerson Collave García

Las secuelas de la pandemia de que aún no acaba ya comienzan a sentirse. La atención de diversas enfermedades se ha visto afectada por el aislamiento social, el temor al contagio y la falta de personal de salud, lo que ha llevado a constantes interrupciones en los servicios de salud.

MIRA: Defensoría: “En el Perú se conoce que un niño tiene cáncer cuando poco o nada se puede hacer”

Desde el inicio de la pandemia, expertos y organizaciones alertaban que la cantidad de muertes debido a la falta de atención en enfermedades distintas al COVD-19 iba a incrementarse. Ahora, un informe elaborado por Apoyo Consultoría muestra que las muertes por cáncer durante la emergencia sanitaria se han incrementado en un 31%.

A partir de datos del Sistema Informático Nacional de Defunciones (Sinadef) y Sistemas de Información Hospitalaria del Ministerio de Salud (HIS), lograron establecer que la pandemia tuvo un gran efecto en la continuidad de los servicios oncológicos en todo el país. Ya desde las primeras semanas del aislamiento social, se registró una serie de demoras en el proceso de diagnóstico y tratamiento de diversas neoplasias en todas las regiones.

MIRA: OPS ante eventual tercera ola en Perú: “Vacúnense tan pronto como sea posible”
En rojo se muestra la diferencia entre las defunciones durante la pandemia y el registro previo al COVID-19 (en gris). (Fuente: Apoyo Consultoría)
En rojo se muestra la diferencia entre las defunciones durante la pandemia y el registro previo al COVID-19 (en gris). (Fuente: Apoyo Consultoría)

“A mayo de este año, la cantidad de pacientes oncológicos que fallecieron a causa del cáncer ha aumentado en más de 30% en comparación con los datos reportados por el Ministerio de Salud en 2019 (etapa precovid). Si bien se sabe que los pacientes oncológicos son más vulnerables a los efectos del COVID-19, lo que vemos es que, incluso entre aquellos que logran no contagiarse, la tasa de mortalidad ha aumentado. Esto es lo que nos muestran las cifras oficiales”, nos dice Miguel Figallo, director de proyectos de Apoyo Consultoría.

MIRA: COVID-19 | ¿Una dosis adicional de vacuna brinda mayor protección?

El promedio anual de muertes por cáncer antes de la pandemia era de 30.000 decesos, según datos del Ministerio de Salud.

El informe, elaborado a pedido Roche y la Fundación Peruana de Cáncer, revela, además, que las atenciones oncológicas cayeron en un 37%. Esta disminución no solo afectó la continuidad del tratamiento, sino el diagnóstico oportuno. Ambos factores contribuyen al incremento de la mortalidad, según los expertos.

Estas cifras se explican, de acuerdo con los autores, por la pandemia y por las brechas estructurales ya existentes en el país: la atención se reparte en varias instituciones (EsSalud, SIS, seguros privados, etc.) y hay una limitada oferta de médicos especialistas e infraestructura. Como explicamos en un , los pacientes con menores ingresos son los que tienen mayores problemas para acceder a tratamientos oportunos y de calidad. La pandemia empeoró esta situación, coinciden organizaciones oncológicas.

“Cada mes de retraso en el diagnóstico equivale a una reducción de 2% en la tasa de supervivencia. Esto último nos indica que los efectos indirectos del COVID-19 van a durar incluso una vez acabada la pandemia”, advierte Figallo.

Los pacientes que ya estaban en tratamiento, así como aquellos que se encontraban en proceso de diagnóstico, tuvieron miedo de contagiarse de COVID-19, por lo que -en muchos casos- decidieron no acudir a los hospitales a recibir el tratamiento o para consultas; asimismo, sufrieron restricciones en su movilidad, lo que dificultó la búsqueda de alternativas de tratamiento.

Y el temor de los pacientes oncológicos es fundado. Según la Sociedad Americana contra el , los pacientes con cáncer tienen más riesgo de desarrollar cuadros más graves y potencialmente mortales de COVID-19. Por ello, el Gobierno decidió priorizarlos en la vacunación frente a este mal.

En el país, el diagnóstico de cáncer suele ser tardío. (Difusión)
En el país, el diagnóstico de cáncer suele ser tardío. (Difusión)

A lo anterior se le suma la reasignación de recursos médicos: se usó la infraestructura destinada a servicios oncológicos para atender casos COVID-19 y se reasignó personal de salud dedicado al cáncer a la atención de la pandemia.

“A pesar de que se están comenzando a dar algunos pasos importantes, como la priorización de vacunación de pacientes oncológicos, hasta el día de hoy, a la fecha no se ha diseñado y presupuestado la estrategia para eliminar este exceso de mortalidad”, añade Figallo.

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el año pasado se diagnosticaron cuatro millones de casos nuevos de cáncer en la región y alrededor de 1,4 millones de personas murieron por la enfermedad.

VIDEO RELACIONADO

Recomendaciones para prevenir el cáncer
Durante el 2020 en el Perú el número de casos de cáncer alcanzó los 70 640, 50 % más que en el año 2015 y a nivel mundial se estima que fueron diagnosticados con este mal cerca de 20 millones, según datos de Globocan.

TE PUEDE INTERESAR:

Síguenos en Twitter:

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más