Se conocieron a los cinco años en el colegio. Hoy, acumulan más de 8 millones de oyentes mensuales en Spotify. (Foto: Universal Music)
Se conocieron a los cinco años en el colegio. Hoy, acumulan más de 8 millones de oyentes mensuales en Spotify. (Foto: Universal Music)
Celeste Pérez

Formar una con amigos del colegio para pasar el rato tal vez fue algo de lo más cotidiano para muchos. Sin embargo, alcanzar el estrellato junto a ellos años más tarde, es cosa de afortunados. Eso fue lo que pasó con , banda conformada por cuatro amigos de toda la vida (dos de ellos hermanos) que hoy conquista con miles en el mundo.

MIRA: ¿Cómo se graban los videoclips musicales en tiempos de cuarentena?

Villa, Isaza, Simón y Martín son los cuatro integrantes de la banda colombiana Morat, jóvenes que se conocieron por primera vez cuando apenas tenían cinco años. Aunque en un principio solo se juntaban a tocar como pasatiempo, fue en el 2015 que decidieron unirse concretamente como banda, aunque sin incluir a Martín (hermano de Simón) como baterista. Un par de años después, este ingresaría al grupo.

Sin embargo, el despegue de estos jóvenes caracterizados por entonar canciones románticas a todo pulmón, no se dio en el continente que los vio nacer, sino más bien al otro lado del mundo, en España. Dicho país los acogió y les otorgó a sus primeras fans, conciertos y veladas populares.

MIRA: Greeicy, la cantante colombiana con 13 millones de seguidores y la inspiración detrás de su último disco

Ya para el 2016, el rumor de sus buenas canciones se empezaría a esparcir por el resto del mundo, enganchando a más de uno con la canción “Como te atreves”, que hoy cuenta con más de 172 millones de reproducciones en Youtube.

El ‘boom’ continuaría dos años después luego de unirse a Juanes para la canción “Besos en Guerra”, que ocupó lugares importantes en radios de Europa y Latinoamérica y al día es su canción más popular en Spotify, superando las 220 millones de reproducciones en la plataforma.

MIRA: ¿Quiénes son las peruanas que conquistan America’s Got Talent?

Volviendo al 2020, y en medio de la difícil coyuntura que sacude al mundo, recordamos uno de los momentos más complicados para la banda colombiana durante los últimos meses: dieron positivos al COVID-19. Esto se dio debido a que el grupo se encontraba viviendo en España, y aunque retornó a Bogotá en medio del caos por la pandemia, no lograron librarse de la enfermedad.

“Amigos, estando en cuarentena preventiva por haber llegado de España, Villa se hizo la prueba porque presentaba síntomas y salió positivo para COVID-19. Por haber estado estos 14 días juntos y tener algunos síntomas similares nos parece responsable asumir que todos tenemos el virus. Vamos a entrar en cuarentena obligatoria hasta que todo pase. Por ahora, les adelantamos que estamos bien y vamos a estar contándoles cómo avanza todo”, fue el comunicado que dieron a conocer vía redes sociales un 26 de marzo.

Ya varios meses después –y aislados en sus propias casas – continuaron con la agenda que tenían pactada con sus proyectos musicales, lanzando dos nuevas canciones desde la cuarentena. El primero se tituló “Nunca te olvidé”, cuyo videoclip fue configurado con ayuda de clips caseros grabados por sus seguidoras; mientras que el segundo lanzamiento se bautizó “Bajo la Mesa”, canción que interpretan junto al también colombiano Sebastián Yatra, y cuyo videoclip fue creado a base de ilustraciones computarizadas.

Desde su casa en Bogotá, Martín Vargas (baterista de Morat) nos recibió para una entrevista exclusiva. Creatividad, amistad y amor fueron algunos de los temas:

Seguir produciendo música desde el aislamiento debe ser complicado. ¿Cómo has vivido la experiencia?

Pues mira, es que todo ha sido muy loco, no solo el video. Creo que para todo el mundo estamos viviendo tiempos extraños, duros. Pero a raíz de todo esto yo creo que también ha surgido una necesidad de encontrar una manera de distraer a la gente, de conectarse. Ha sido muy cool porque siento que es la primera vez que la gente, o sea antes también la parte digital era importante, pero es la primera vez que la gente se está dando cuenta que en verdad también puedes conectarte a distancia, sentirnos más cerca.

Por eso invitaron a sus seguidoras a formar parte del videoclip de “Nunca te Olvidé”

Si, tratamos de ofrecerle a la gente un espacio creativo donde realmente puedan hacer lo que quisieran, porque las reglas… en realidad era solo una regla, y era grabar un video de algo que te haga sentir esa parte de la letra (de Nunca te Olvidé). Fue algo muy universal, súper entendible.

¿Te gustó el resultado?

Para lo bueno y para lo malo siento que igual lo hicimos con el debido respeto y cuidado. En este caso, yo creo que solo trajo cosas buenas y le mostró a los fans como realmente estando muy lejos y en una situación tan particular también salen cosas muy lindas. Además, hubo un trabajo de edición espectacular, demasiado dispendiosa por parte de una amiga que se llama Juana Martínez. Recibimos más de trece mil correos, que fue una locura, la gente en verdad se puso en el papel.

¿Fue complicado grabar el resto de partes del videoclip alejado del resto de miembros de la banda?

Uno en los videos está un poco acostumbrado a que se graba primero el video y luego la canción, pero esta vez yo grabé todas mis partes solo, acá en mi casa, Simón igual, Isaza y Villa igual. Estamos en un momento en el que nos hemos dado cuenta que había cosas que tercerizábamos que ya no queremos tercerizar, como la parte de dirección visual o artística, que la estamos empezando a hacer nosotros mismos. Siento que esto es algo que suma mucho, una herramienta muy chévere que a la vez nos da un plus, una mejor identidad, ya que hay una parte creativa y de diseño desde adentro de Morat.

¿Crees que este cambio ha afianzado más la relación con sus fans?

Si, siento que ha sido un reto chévere e intimidante darse cuenta que estamos en un momento donde este tipo de cosas que uno haga en redes, lo que uno haga con sus fans, y qué tan cercano quieras estar con ellos, tiene un impacto directo en la relación que vas a tener cuando esto acabe.

Además, por tus publicaciones en redes sociales, la cuarentena te ha dado la oportunidad de desatar tu creatividad… en una ocasión te vimos ‘creando’ un batería con tambores de caucho cubiertos de tela…

Creo que este es el momento para pensar afuera de la caja, para innovar, para tener ideas nuevas, y eso es retador y muy chévere. Yo por mi parte, estudio diseño gráfico y tengo una marca de ropa, entonces, entre la música y lo que viste en el video (haciendo referencia a los tambores de caucho), pues se me va el tiempo. Lo que tú dices también me permite invitar a la gente a crear, que realmente sea un espacio para fluir sin reglas, dedicarse a algo que a uno lo haga sentir lleno.

¿Qué es lo mejor y lo más complicado de trabajar con tus amigos de toda la vida?

Yo creo que lo más difícil sería de pronto que nos conocemos tan bien que si llega un momento en el que de pronto alguno quiere de pronto no mostrar sus sentimientos, o como evitar algo, en realidad es muy evidente, porque nos conocemos muy bien. Creo que parte de la magia de lo que nosotros tenemos, ni siquiera como banda o aquello que la gente ve, sino como un grupo de personas, es esa amistad que hay desde hace tanto tiempo. Somos hermanos, nos conocemos de toda la vida los cuatro, nos hemos visto crecer, sabemos qué le incomoda al otro, sabemos qué no le gusta, que le gusta… entonces yo siento que eso es una gran ventaja para trabajar, para conectarse y para transmitir cosas.

Para ver la entrevista completa, dale ‘play’ al video a continuación:

Entrevista a Martín Vargas, integrante de la banda colombiana Morat

TE PUEDE INTERESAR