Pedro Canelo

Podríamos comenzar este texto cuestionando al VAR por no observar el supuesto penal de Thiago Silva (el balón le golpea en el codo). También podríamos decir que el árbitro chileno Tobar pudo dar más tiempo de compensación o que Neymar eclipsa su talento futbolístico con las malas artes histriónicas. Pero mejor es, hacer a un lado esta pena máxima, y ponernos fuertes para lo que viene. Tan fuertes como Pedro Gallese convirtiéndose en un muro con siete atajadas notables. O tan fuertes como el enmascarado Lapadula, quien nos confirmó que es un delantero que solo podrá salir del campo con muletas. Lo que viene es muy difícil. Toca abandonar la tristeza. Toca agradecer la dignidad. Y ser fuertes. Muy fuertes.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más