Hoy se define concesión de la línea 2 del Metro de Lima
Hoy se define concesión de la línea 2 del Metro de Lima

SILVIA MENDOZA M. /  

Pro Inversión revelará hoy –a las 10:30 de la mañana– cuál será el futuro de la concesión de la , la obra más importante en dimensión y en impacto social del país.

A esa hora, la agencia dará su veredicto sobre la propuesta técnica del Consorcio Nuevo Metro de Lima. Si le da luz verde, se procederá a abrir la oferta económica del único postor.

"Parece que Pro Inversión no aprendió lección de la Línea 1"

¿Qué se espera? En teoría podría darse el caso de que el postor haya presentado una propuesta agresiva para  ganar  el proyecto, lo cual derivaría en un ahorro para el Estado, ya que el gatillo de competencia es el menor cofinanciamiento, cuyo monto máximo es US$5.590 millones.

Sin embargo, ahora que se sabe que al menos un postor ya había informado a Pro Inversión en enero que los números no le cuadraban y que no presentaría su oferta, hay razones para pensar que el consorcio que sigue en carrera no tenía mayores incentivos para competir porque tenía claro que corría prácticamente solo. De ello se puede especular que la oferta económica del consorcio estará lo más pegada posible al monto máximo.
 
¿Aun así, será positivo el saldo de la concesión de la segunda línea del metro de Lima? Esta debe ser la parte que mayores dolores de cabeza debe estar causando al Gobierno, porque a pocas horas de la penúltima fecha decisiva del proceso –la última es la firma del contrato– Pro Inversión no solo no ha podido generar competencia para el proyecto; sino que de los tres postores precalificados se ha quedado con el más cuestionado.

Ello porque cuatro de los integrantes del consorcio tienen serios problemas. Por ejemplo, la calificadora Fitch bajó en febrero al escalón de ‘bono basura’ –BB–los papeles de la italiana Impregilo por los problemas en la ampliación del Canal de Panamá. En tanto, la matriz de Vialia –FCC– informó al cierre del 2013 que sus deudas sumaban ocho veces su Ebitda (ganancia bruta antes de la deducibilidad de los gastos financieros). La situación de Finmeccanica –matriz de Ansaldo Breda y Ansaldo STS– tampoco es la mejor, pues ya ha anunciado su intención de vender esas dos empresas para reducir sus niveles de deuda. 

Si cuatro de las seis firmas que integran el consorcio tienen problemas, cabe preguntarse si el grupo tiene la espalda financiera que demanda el proyecto, pues entre capital de trabajo y garantías, la obra demandará hasta US$970 millones en sus primeros 12 meses. 

Así las cosas volvemos sobre el saldo de la concesión. ¿Será que el Gobierno se ha preguntado qué es lo menos negativo a estas alturas? ¿Si entregar el proyecto a un postor que genera dudas o replantear el proceso desde cero? En un rato tendremos la respuesta.

DETALLES
Consorcio. La peruana Cosapi y la española Iridium también son parte del consorcio postor.
 
Postura. El consorcio informó el miércoles que su patrimonio suma US$10.100 mlls., pero no mencionó las deudas.