MARITA ZAVALETA

El vicepresidente del Consejo Nacional de Educación (CNE), , dijo que, a su entender, el Perú enfrenta tres grandes problemas básicos en el nivel .

El primer problema, afirmó, radica en la falta de calidad y equidad. "Somos un país demasiado inequitativo en términos de calidad de los aprendizajes", sentenció Díaz, quien explicó que en la última prueba de Evaluación Censal Estudiantil (ECE) 2013, aplicada por el, la diferencia entre los resultados de la región mejor calificada (Moquegua) y la peor calificada (Loreto) fue abismal.

"Los niños de segundo de primaria de colegios de Moquegua obtuvieron resultados tres veces mejor que los de Loreto tanto en matemáticas como compresión lectora", añadió.

El segundo problema, enfatizó, es el enorme divorcio entre lo que propone el sistema educativo -a nivel superior- y lo que necesita el el mercado actual. Las carreras en las cuales se está formando a los jóvenes muchas veces se hallan alejadas de las necesidades del sistema productivos. El gran riesgo es que, en algún momento, el crecimiento sostenido del país pueda paralizarse justamente por esa razón".

Por último, pero no menos importante, la mala gestión de la ejecución del presupuesto en el sector es preocupante. Díaz aseguró que "anualmente [el Minedu] devuelve S/. 2. 850 millones al Tesoro Público". Además, la exigencias que implica manejar estos montos de dinero desbordan las capacidades en la administración. 

Sobre este punto recalcó que en el sector educación se necesita de una gestión más profesional, para lo que se requiere recultar a los mejores talentos. 

INCENTIVO SALARIAL

Díaz indicó que se requiere una mejor remuneración. ya que la falta de incentivo monetario disminuye las ganas de querer ejercer una carrera pedagógica. 

"Los sueldos empezaron a decaer progresivamente desde el año 65' y continuaron así hasta finales de los 90’. Esto ha producido que pocas personas, por lo menos los egresados más calificados en la educación secundaria, se interesen por ser profesores. Hay unadato estadístico que señala que más o menos la tercera parte de quienes estudian la carrera docente pertenecen a los estratos pobres de la población", agregó.

Este deterioro del salario ha incidido en la baja calidad de los maestros peruanos. "Hay una fuerte asociación entre el desempeño de los alumnos con el de los ".

¿CÓMO REMENDAR EL DAÑO?

“Existen soluciones a este problema pero todas son a largo plazo. Por eso, es necesario que se comiencen a tomar desde ahora”, precisó Díaz. 

La que encabeza la lista es elevar el piso salarial para los maestros y directores. "El salario con el que inician la carrera los docentes es muy bajo. Ganar S/.1200 ó S/.1500 soles no es un incentivo para aquellas personas que quieren iniciar la carrera pedagógica".

Lo segundo es que hay que ofrecer una carrera atractiva y eso supone que al llegar al último nivel de la escala magisterial se le permita al docente no solo duplicar su sueldo, sino incluso triplicarlo. Así como tener opciones de capacitarse y obtener mayores herramientas para desempeñarse efectivamente.

Finalmente, comentó que se deben generar condiciones y reglas del juego en el trabajo magisterial que permitan que las personas estén motivadas y contentas dentro de la carrera. "Desgraciadamente, una persona que empieza su carrera en el área rural la tiene muy difícil para que sea trasladado al área urbana. Muchas veces deben entregar coimas de por medio".

Resaltó que este tipo de condiciones tienen que desaparecer, ya que el maestro debe sentirse mucho más apoyado por parte de la administración de manera que su compromiso aumente y no disminuya con el tiempo.