El autor británico Salman Rushdie habla mientras presenta su libro "Quichotte" en el Volkstheater de Viena, Austria, el 16 de noviembre de 2019. (Foto de HERBERT NEUBAUER / APA / AFP)
El autor británico Salman Rushdie habla mientras presenta su libro "Quichotte" en el Volkstheater de Viena, Austria, el 16 de noviembre de 2019. (Foto de HERBERT NEUBAUER / APA / AFP)
/ HERBERT NEUBAUER
Agencia AFP

Tras días de silencio, el lunes negó “categóricamente” cualquier vínculo con el agresor que apuñaló el viernes en Estados Unidos al escritor británico , autor de la novela “Los versos satánicos”, 33 años después de la fetua del ayatolá Ruhollah Jomeini condenándolo a muerte.

MIRA: 3 preguntas para entender la separación de India y Pakistán hace 75 años y qué consecuencias tiene aún hoy

“Desmentimos categóricamente” cualquier relación entre el agresor e Irán, dijo Naser Kanani, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores. “Nadie tiene derecho de acusar a la República Islámica”.

Se trata de la primera reacción oficial de Teherán a la agresión contra el autor de 75 años, ocurrida en el anfiteatro de un centro cultural en Chautauqua, en el estado de Nueva York.

MIRA: Hombre estrella un vehículo ardiendo contra una barricada del Capitolio y abre fuego antes de suicidarse

“En este ataque, sólo Rushdie y sus partidarios merecen ser culpados e incluso condenados”, subrayó Kanani durante su rueda de prensa semanal en Teherán.

“Insultando los asuntos sagrados del Islam y cruzando las líneas rojas de más de 1.500 millones de musulmanes y de todos los seguidores de las religiones divinas, Salman Rushdie se expuso a la ira y a la rabia de la gente”, añadió.

Hospitalizado con heridas graves tras el ataque, el escritor británico-estadounidense va mejorando, según sus allegados. Ya no necesita respiración artificial y ha comenzado la recuperación, señaló su agente literario Andrew Wylie en un comunicado enviado a los medios.

Esta captura de video muestra a Salman Rushdie siendo evacuado hacia un helicóptero cerca de la Institución Chautauqua luego de ser apuñalado en el cuello. (AFP).
Esta captura de video muestra a Salman Rushdie siendo evacuado hacia un helicóptero cerca de la Institución Chautauqua luego de ser apuñalado en el cuello. (AFP).

“Cólera de millones”

Salman Rushdie, nacido en 1974 en India en una familia de intelectuales musulmanes no practicantes, incendió una parte del mundo musulmán con la publicación en 1988 de “Los versos satánicos”, novela considerada como blasfema por los más rigoristas, al entender que insultaba al Corán y al profeta Mahoma.

El fundador de la República islámica emitió en 1989 una fetua llamando a matar a Rushdie, que vivió durante años con protección policial.

La fetua contra el escritor nunca fue retirada y en estos años, varios de sus traductores han sufrido ataques, incluido el apuñalamiento mortal a su traductor japonés en 1991.

La ira mostrada en ese momento (...) no se limitó a Irán y la República Islámica. Millones de personas en países árabes, musulmanes y no musulmanes reaccionaron con cólera” al trabajo de Salman Rushdie, recordó el lunes el portavoz de Asuntos Exteriores de Irán.

Kanani consideró “completamente contradictorio” “condenar la acción del agresor y absolver la acción del que insulta las cosas sagradas e islámicas” al mismo tiempo.

MIRA: Taiwán denuncia la incursión de 22 aviones de guerra y 6 buques de China en sus inmediaciones

El presunto agresor, Hadi Matar, es un joven estadounidense de origen libanés de 24 años, que ha sido acusado de “intento de asesinato y agresión”. Matar se ha declarado “no culpable” de los cargos.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, dijo el domingo que los medios estatales iraníes se estaban “regodeando” por el ataque al intelectual.

“Es despreciable”, afirmó en un comunicado.

En Irán, el diario ultraconservador Kayhan elogió a Matar aludiendo a él como “ese hombre valiente y consciente del deber que atacó al apóstata y vicioso Salman Rushdie”.

Javan, otro periódico ultraconservador, escribió el domingo que se trata de un complot de Estados Unidos con la “probable” intención de “propagar la islamofobia en el mundo”.

En Irán se trata de una cuestión delicada. Varias personas entrevistadas por AFP en los últimos días en Teherán se negaron a comentar sobre el ataque a Salman Rushdie, mientras que otros celebraron la agresión.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más