El presidente saludó a los dirigentes que participaron en la sesión. Varios de ellos le exigieron a viva voz cumplir sus compromisos. (Foto: Alessandro Currarino / El Comercio)
El presidente saludó a los dirigentes que participaron en la sesión. Varios de ellos le exigieron a viva voz cumplir sus compromisos. (Foto: Alessandro Currarino / El Comercio)
Ricardo León

“Señores ministros, yo no quisiera escuchar, de acá en adelante, una queja de la población. Ustedes han jurado por el país, no para sentarse en sus despachos”.

Eran los últimos minutos de la sesión del Descentralizado, realizada ayer en , y el presidente estaba dando su discurso de cierre.

El presidente Castillo llegó en helicóptero, al igual que sus ministros. En todo momento estuvo rodeado de un equipo de policías. (Foto: PCM)
El presidente Castillo llegó en helicóptero, al igual que sus ministros. En todo momento estuvo rodeado de un equipo de policías. (Foto: PCM)

La sesión fue convocada luego de que, el pasado sábado, una , agricultores y comerciantes derivara en enfrentamientos con la policía y un caos generalizado en la ciudad. Había cierto temor de que la situación se repitiera, y por eso la presencia masiva de policías e incluso de soldados.

MIRA: Aníbal Torres: condena e indignación ante elogio del primer ministro a Adolfo Hitler

Al escucharlo, algunos ministros asintieron con la cabeza, otros permanecieron inmóviles en sus sillas. Daba la impresión de que el presidente los responsabilizaba por el difícil momento que atraviesa su gobierno. Lo cierto es que, durante las casi cinco horas que duró el evento, las principales quejas fueron contra el propio Castillo.

La presencia policial en Huancayo fue masiva. Se quiso evitar desmanes como los registrados el sábado en varias zonas de la ciudad. (Foto: Alessandro Currarino / El Comercio)
La presencia policial en Huancayo fue masiva. Se quiso evitar desmanes como los registrados el sábado en varias zonas de la ciudad. (Foto: Alessandro Currarino / El Comercio)

ALZARON LA VOZ

“Esa indiferencia del gobierno... en cinco, seis días de lucha, recién se preocuparon por nosotros”, dijo durante el evento el dirigente agrícola Jaime Esteban Aquino, uno de los participantes de una mesa de diálogo que por momentos fue bastante tensa. Varios otros participantes lamentaron que tuvieran que reportarse fuertes protestas para ser atendidos por el Ejecutivo

Aníbal Arias, dirigente del gremio de transportistas, también alzó la voz. “El pueblo cada vez tiene menor poder adquisitivo, y el Gobierno qué dice: por la crisis, por la guerra (...) Después de nueve meses que usted ha asumido el gobierno, nos estamos yendo a la quiebra y a una crisis total económica y política (...) Usted debe representarnos, es la primera persona llamada a poner la calma”, dijo.

Eduardo Sauñí, otro dirigente transportista, también tuvo duras palabras para Castillo. Su sector reclama por los altos costos del combustible y los “abusos” de la Sutran. “Usted nos ha venido decepcionando día tras día, porque se ha rodeado de personas incapaces (...) Con el debido respeto, señor presidente, yo le voy a pedir que dé un paso al costado”.

Jackelyne Carrión, exregidora de Tarma, se refirió a la presencia del entorno de Perú Libre en el Gobierno. “No le vamos a permitir, señor presidente, que esté rodeado de lo Dinámicos del Centro, del señor Cerrón, que ha hecho tanto daño a la región Junín. No los queremos cerca del poder”, dijo Carrión, quien además reclamó por la escasa presencia femenina en el gabinete.

Partidarios de Perú Libre se acercaron al Coliseo Wanka para exigir a gritos el cierre del Congreso. (Foto: Adrián Meza)
Partidarios de Perú Libre se acercaron al Coliseo Wanka para exigir a gritos el cierre del Congreso. (Foto: Adrián Meza)

POPULISMO DE ALTURA

Fue una jornada de anuncios populistas, críticas destempladas y gestos incomprensibles.

En determinado momento, la ministra de Trabajo, Bettsy Chávez, se acercó a la tribuna donde estaban los dirigentes, a la vez que cuestionaba a la prensa presente a pocos metros de allí.

Minutos después, suponiendo quizá que con ello aliviaba las tensiones, la vicepresidenta Dina Boluarte cantó “Falsía”, una canción de Picaflor de los Andes. Hubo aplausos tímidos, protocolares.

Un poco más de entusiasmo, pero también desconcierto, provocaron los anuncios del presidente en los últimos minutos de su visita a Huancayo: la presentación de un proyecto de ley para “la prohibición de los monopolios, acaparamiento, especulación y concertación de precios”, un proyecto de ley de amnistía para el sector transporte y, como dijo en algún momento de su campaña presidencial, la reducción del sueldo de los altos funcionarios del sector estatal.

Te puede interesar:

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más