Bruno Ortiz Bisso

Periodista de Ciencia y Tecnología

bruno.ortiz@comercio.com.pe

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Hace unos meses presentó en el Perú su nueva línea de televisores para este año. Por tres semanas tuve la oportunidad de probar el modelo y, sin dudas, ha sido una experiencia muy interesante. En este espacio te voy a contar lo que me gustó y lo que se puede mejorar en este impresionante equipo.

LEE TAMBIÉN: Así son los nuevos televisores de LG para el 2021

Les confieso que desde hace un buen tiempo no he tenido la oportunidad de probar y evaluar equipos de . De acuerdo con el archivo del diario, de un equipo de la marca surcoreana fue en el 2018 y fue en el 2017 [inclusive, el TV principal de casa fue LG hasta inicios del año pasado]. Entonces, como verán, tenía un genuino interés en saber qué tanto habían evolucionado este tipo de aparatos. Pues, bastante.

Solo quería aclarar algunos conceptos con respecto al producto, para que se entienda mejor qué tipo de equipo he evaluado. Según la organización de los nuevos de , existen tres series: A1, C1 y G1, entendiéndose que van desde la más accesible hasta la más tope de gama. En este caso, probé el modelo 65C1, es decir, un OLED de la gama media de 65 pulgadas.


ESPECIFICACIONES TÉCNICAS

MODELOOLED 65″ C1
DIMENSIONES144,7 cm x 86,1 cm x 25.1 cm [con pedestal]
PESO32,6 kilos
TECNOLOGÍAAutoiluminación de píxeles
TIPO DE PANTALLAOLED
PROCESADOR4K Processor Alpha 9 4th Gen AI
RESOLUCIÓN4K
FORMATOHDR Dolby Vision IQ
SONIDODolby Atmos (40W - 2.2 Ch) / AI Sound Pro
SISTEMA OPERATIVOWebOS 6.0
INTELIGENCIA ARTIFICIALLG ThinQ AI
CONTROL REMOTOMagic Remote
CONECTIVIDAD4 x HDMI, 3 x USB


EL DISEÑO IMPRESIONANTE DE LOS OLED

Esta vez no pude hacer un video del desempaquetamiento y la instalación, porque desde LG insistieron para hacerlo. Pero, sí es necesario que se haga entre dos personas para tener más seguridad al momento de ensamblar las partes. No es que sea muy complejo, sino que hay que tener mucho cuidado. El panel es muy delgado y delicado [te cuento sobre él en breve] y la base, que es la parte clave, hay que armarla bien.

Al tratarse de una pantalla de 65 pulgadas, el empaque es bastante grande y es mejor desempacarla e instalarla entre dos. (Foto: Bruno Ortiz B.)
Al tratarse de una pantalla de 65 pulgadas, el empaque es bastante grande y es mejor desempacarla e instalarla entre dos. (Foto: Bruno Ortiz B.)
Aunque la pantalla es sumamente deslgada, la parte trasera es la que reúne todos los conectores y demás circuitos. Esto hace que dependa de un parante para sostenerse sin problemas. (Foto: Bruno Ortiz B.)
Aunque la pantalla es sumamente deslgada, la parte trasera es la que reúne todos los conectores y demás circuitos. Esto hace que dependa de un parante para sostenerse sin problemas. (Foto: Bruno Ortiz B.)

En mi caso, la fue colocada sobre una mesa. También hay la posibilidad de instalarla pegada a la pared con la ayuda de un rack, pues viene con los espacios estándar para ello.

Como estamos hablando del diseño, te recordaré qué tanto suma a este apartado que se trate de un . Esta tecnología, al no requerir retroiluminación (pues cada LED se ilumina independientemente) esto permite que la pantalla no solo sea muy delgada, sino que pueda -en algunos casos- hasta doblarse.

El panel tiene un grosor de 3 mm, aunque hacia la parte central va engrosando, pues es donde se ubican otros circuitos y componentes que permiten su funcionamiento. Además, sus bordes son extremadamente delgados. Esto permite generar un mejor efecto inmersivo.

De tan solo 3 mm es el grosor de la pantalla del TV OLED 65C1 4K de LG. (Foto: Bruno Ortiz B.)
De tan solo 3 mm es el grosor de la pantalla del TV OLED 65C1 4K de LG. (Foto: Bruno Ortiz B.)


La parte frontal de la tiene una forma delicada, curvada y hecha de metal. Recorre gran parte del borde inferior de la pantalla, pero no parece ser suficiente para soportar todo el peso. Y es que el truco viene por detrás: una base que le hace el suficiente contrapeso para sostener a una pantalla de tales dimensiones.

Esta es la parte posterior del TV OLED 65C1 4K de LG. Esa gran base es la que hace el contrapeso. (Foto: Bruno Ortiz B.)
Esta es la parte posterior del TV OLED 65C1 4K de LG. Esa gran base es la que hace el contrapeso. (Foto: Bruno Ortiz B.)


Luego de eso, solo queda conectar el de a la electricidad, encenderlo y empezar a utilizarlo.

Si hay algo que nunca falta en los televisores de LG, como en este TV OLED 65C1 4K, son los detalles en el diseño. (Foto: Bruno Ortiz B.)
Si hay algo que nunca falta en los televisores de LG, como en este TV OLED 65C1 4K, son los detalles en el diseño. (Foto: Bruno Ortiz B.)


CAMBIOS INTERESANTES, DESEMPEÑO DESTACABLE

¿Por qué se dice que en un siempre se verán mejor la imágenes? Como explicaba líneas arriba, las pantallas con esta tecnología no requieren de una luz posterior y, además, tiene la capacidad de que cada píxel que compone la imagen se pueda encender y apagar independientemente. Entonces, cuando se necesite mostrar el color negro en pantalla al no tener una luz por detrás y al apagarse los píxeles en cuestión, se obtendrá un color negro más real. Esto permite que el contraste sea muchísimo más alto y, por consiguiente, mejor definición de los colores y una mejor experiencia visual en general. En el caso de este de , esa experiencia es inmersiva y agradable. Muy buena, en general.

En este menú para recibir información deportiva a través de alertas en el televisor, se puede apreciar el contraste en la pantalla del TV OLED 65C1 4K de LG. (Foto: Bruno Ortiz B.)
En este menú para recibir información deportiva a través de alertas en el televisor, se puede apreciar el contraste en la pantalla del TV OLED 65C1 4K de LG. (Foto: Bruno Ortiz B.)


webOS -el nombre del sistema operativo que LG usa en sus televisores inteligentes- ha cambiado mucho desde la última vez que lo usé. Este software fue creado para que, entre otras cosas, el proceso de configuración inicial sea más amigable, intuitivo y sencillo. Y, luego, para que el uso -en combinación con un Magic Remote- sea simple también.

Es posible emparejar el televisor con otros dispositivos, sobre todo con un smartphone. Para ello es necesario descargar una aplicación y seguir un proceso de configuración muy sencillo. (El Comercio)
Es posible emparejar el televisor con otros dispositivos, sobre todo con un smartphone. Para ello es necesario descargar una aplicación y seguir un proceso de configuración muy sencillo. (El Comercio)


Esta vez me encontré con la sexta versión del sistema operativo. Sin dudas ha cambiado. Es un webOS con esteroides. Pero se explica porque los televisores hoy tienen más funciones, más aplicaciones y más cosas por hacer.

Unos minutos después, el televisor queda registrado en la aplicación y se va a poder manejar desde el dispositivo móvil. (El Comercio)
Unos minutos después, el televisor queda registrado en la aplicación y se va a poder manejar desde el dispositivo móvil. (El Comercio)


Se dejó de lado el menú que aparecía en una barra inferior, por la que uno podía navegar, de lado a lado, buscando la función deseada. Y si no encontrábamos lo buscado, recurríamos ya al menú de la configuración general. Ahora, al entrar al menú Home (o ‘casita’) nos encontramos con una gran pantalla en la que se nos brinda un vistazo, bastante bien organizado, a todo lo que tenemos disponible: desde el estado del tiempo, pasando por los dispositivos conectados con el TV, las aplicaciones descargadas y disponibles, las alertas de eventos y algunos accesos directos. ¿Qué no me gusta de este menú? Que al entrar, automáticamente pierdo lo que estaba viendo. Agradecería más si es que uno de los recuadros de ese menú me siguiera mostrando lo que estaba viendo [aunque eso es posible en un submenú específico].

Otra cosa que me llamó la atención -aunque no estoy seguro si fue por algún tema durante la configuración inicial o ya es algo configurado en los televisores de la marca- es que el sistema de streaming recomendado por defecto era Amazon Prime Video. Llamativo, teniendo en cuenta que para LG antes todo era Netflix y luego los demás. Pero, como te digo, quizás fue un error mío.

El panel del hogar termina siendo, a mi gusto, más funcional que el menú principal. Un tema clave: mantiene en un cuadro reducido la imagen de la última señal que estaba viendo, de manera que puedo seguir interactuando con el TV sin dejar de ver el contenido. (Foto: Bruno Ortiz B.)
El panel del hogar termina siendo, a mi gusto, más funcional que el menú principal. Un tema clave: mantiene en un cuadro reducido la imagen de la última señal que estaba viendo, de manera que puedo seguir interactuando con el TV sin dejar de ver el contenido. (Foto: Bruno Ortiz B.)


El nuevo Magic Remote me gustó bastante: en comparación con el que usaba [que era de los primeros], este es más grande, con botones más tradicionales [por ejemplo, números], pero ha agregado acceso directos a servicios de streaming más populares [Netflix, Prime Video y Disney+, a los que se accede rápidamente], además de un botón para el servicio Movies [propio de ], y dos botones más para acceder directamente a Google Assistant como a Alexa de Amazon. No obstante, por el cambio en el sistema operativo, la reformulación de los menús y opciones, y la cantidad de funciones nuevas, no estoy seguro si será necesario continuar con el concepto de cursor en la pantalla.

El Magic Control adiciona nuevos accesos directos a otros serviciso de streaming, incluido el propio de LG [Movies] y a los asistentes inteligentes de Google y Amazon. (Foto: Bruno Ortiz B.)
El Magic Control adiciona nuevos accesos directos a otros serviciso de streaming, incluido el propio de LG [Movies] y a los asistentes inteligentes de Google y Amazon. (Foto: Bruno Ortiz B.)


Ah, una cosa adicional: intenté acceder a Google Assistant y a Alexa con los botones de acceso directo, pero el sistema no me dirigió o me indicó realizar alguna configuración para que funcionaran, sino que de plano te informa que esos servicios no están disponibles para la región. Espero que sea algo que se solucionará con alguna actualización posterior. El control de voz, a través del micrófono, sí funciona, aunque en particular me parece poco funcional.

Cuando intenté acceder al sistente inteligente de Google, me llevé esta mala noticia. (Foto: Bruno Ortiz B.)
Cuando intenté acceder al sistente inteligente de Google, me llevé esta mala noticia. (Foto: Bruno Ortiz B.)
Lo mismo sucedió cuando intenté utilizar Alexa de Amazon. (Foto: Bruno Ortiz B.)
Lo mismo sucedió cuando intenté utilizar Alexa de Amazon. (Foto: Bruno Ortiz B.)


Y la del estribo: el control incluye una zona NFC que permitirá emparejar tu celular con el televisor solo con un toque.


¿Y QUÉ MÁS HAY SOBRE LA IMAGEN Y EL AUDIO?

Entre las novedades que tienen las nuevas series de televisores es la inclusión de un nuevo procesador, el Alpha 9 Gen 4 con Inteligencia Artificial. Lo interesante es que todo el trabajo que hace lo disfrutarás, pero no te darás cuenta del trabajo hecho.

Te explico: este procesador analiza las imágenes y los sonidos usando la IA, para hacer las configuraciones adecuadas y que puedas disfrutar mejor de la experiencia. ¿Cómo? Haciendo un escalamiento inteligente de imágenes, mejora de los objetos, textos más claros, selección automática de género, detección de escenas, mejora del sonido [optimizado también según el género], y la nivelación automática de volumen.

Pero eso no es todo: te da la posibilidad de hacer ajustes de imagen preseleccionado, que funcionan bien. El modo cineasta [’Filmmaker’] me sorprendió por cómo trata las imágenes para tratar de emular la sensación de estar en el cine, aunque se aprovecha en habitaciones completamente a oscuras y con contenido en 4K. Aunque la opción Estándar suele ser la más elegida, en este caso la opción Vívida fue la que yo más usé: le saca el jugo a las condiciones de la pantalla. La opción Cinema Home se ajusta a habitaciones con algo más de iluminación. Termina dándote más brillo y color, sin perder el aspecto de cine.

Tuve la oportunidad de ver en el TV OLED 65C1 4K de LG algunos partidos de Perú en la Copa América. Una experiencia destacable. (Foto: Bruno Ortiz B.)
Tuve la oportunidad de ver en el TV OLED 65C1 4K de LG algunos partidos de Perú en la Copa América. Una experiencia destacable. (Foto: Bruno Ortiz B.)

Como ya ocurre desde hace varios años, este es compatible con los contenidos Dolby Vision IQ [más de 3.800 contenidos]. Además, es compatible con HDR y HDR 10, pero no tiene soporte con HDR 10+.

¿Y en audio? Es compatible con Dolby Atmos, pero el diseño tan particular del equipo podría dificultad la salida del audio. Pero LG busca solucionar el tema virtualizando el audio a través de AI Sound Pro. Este sistema -que se activa y configura cuando estás instalando por primera vez el televisor- utiliza la inteligencia artificial para analizar, realzar y mejorar el sonido. Esto se aprovecha, sobre todo, en transmisiones deportivas, haciendo la experiencia aún más inmersiva. A eso se le suma el Motion Pro, que minimiza el efecto de desenfoque para mayor fluidez en las jugadas.

Los reducidos bordes del TV OLED 65C1 4K de LG hacen que la experiencia de consumir el contenido sea más inmersiva. (Foto: Bruno Ortiz B.)
Los reducidos bordes del TV OLED 65C1 4K de LG hacen que la experiencia de consumir el contenido sea más inmersiva. (Foto: Bruno Ortiz B.)

Además, tiene un optimizador de juegos: permite ajustar el género, la imagen y la configuración de VVR (tasa variable de refresco). Permite bajar la latencia manteniendo el 4K a 120 Hz. También es compatible con G-Sync de NVidia y FreeSync de AMD. Es decir, mejora la experiencia de juego y funciona con los nuevos PlayStation 5 y Xbox Serie X [además porque tiene cuatro entradas HDMI 2.1 con soporte 4K a 120 Hz).

Y para continuar con la conectividad, tiene tres USB, salida de audio óptica digital, entrada Ethernet, Bluetooth 5.0, compatibilidad con AirPlay 2 y Wi-Fi.

Estos son todos los conectores que tiene el TV OLED 65C1 4K de LG. Atención con las conexiones que están en paralelo a la pantalla. (Foto: Bruno Ortiz B.)
Estos son todos los conectores que tiene el TV OLED 65C1 4K de LG. Atención con las conexiones que están en paralelo a la pantalla. (Foto: Bruno Ortiz B.)
Detrás del panel tenemos dos entradas USB, un HDMI adicional, una entrada de Ethernet y una salida digital de audio. (Foto: Bruno Ortiz B.)
Detrás del panel tenemos dos entradas USB, un HDMI adicional, una entrada de Ethernet y una salida digital de audio. (Foto: Bruno Ortiz B.)

¿Qué más encontramos? Previsualizaciones de contenido con fotogramas completo de los diferentes servicios , opción de programar alertas deportivas, y más.

Una cosa adicional que me gustó fue el Modo Galería, que te permite convertir la pantalla es un lienzo, mostrando en gran calidad diversas obras de arte. El alto contraste, colores vívidos, brillo y bordes mínimos convierten el televisor realmente en un cuadro.

El TV OLED 65C1 de LG tiene el Modo Galería que te muestra pinturas como fondos de pantalla. Este modo se activa en automático si el aparato no detecta alguna señal. (Foto: Bruno Ortiz B.)
El TV OLED 65C1 de LG tiene el Modo Galería que te muestra pinturas como fondos de pantalla. Este modo se activa en automático si el aparato no detecta alguna señal. (Foto: Bruno Ortiz B.)

Me gustaron funciones como la del emparejamiento con un smartphone que no solo se limita a facilitar el compartir contenido hacia una pantalla grande, sino también hacer que el sonido del televisor se emita a través del móvil [incluso funciona si tienes emparejados audífonos inalámbricos al teléfono] o hasta que lo que estás viendo en el televisor se pueda mostrar en el dispositivo móvil. Eso sí, a veces sufrí por la latencia.

Cuando ya se ha emparejado el smartphone con el TV OLED 65C1 4K de LG es posible controlarlo desde el móvil. Incluso, se puede transmitir el audio y el video en el teléfono. (Foto: Bruno Ortiz B.)
Cuando ya se ha emparejado el smartphone con el TV OLED 65C1 4K de LG es posible controlarlo desde el móvil. Incluso, se puede transmitir el audio y el video en el teléfono. (Foto: Bruno Ortiz B.)

¿Qué no me gustó? Adelanté algo de eso unos párrafos arriba: en el menú Home me habría gustado mantener un recuadro para seguir viendo el contenido mientras decido qué más hacer, así como la posibilidad de ordenar la aparición de las apps instaladas. Ah, pude instalar hasta la nueva Star+, pero no encontré Paramount+.

LEE TAMBIÉN: LG Tone Free FN7, los audífonos que se desinfectan solos y prometen hasta 21 horas de batería


¿VALE LA PENA?

Mi experiencia con esta de LG ha sido muy buena. Sin dudas, se trata de un aparato preparado para las diversas necesidades de entretenimiento que se pueden tener en casa. Y no solo se trata de un televisor que solo muestra imágenes, sino que trata de complementar la experiencia con un renovado sistema operativo, la posibilidad de emparejamiento e interacción con otros dispositivos, así como funciones muy particulares.

El TV OLED 65C1 4K de LG es uno de los mejores televisores que he podido probar en los últimos tiempos. (Foto: Bruno Ortiz B.)
El TV OLED 65C1 4K de LG es uno de los mejores televisores que he podido probar en los últimos tiempos. (Foto: Bruno Ortiz B.)

Probé un modelo de 65″, lo cual está bien para un espacio grande. Sin embargo, para habitaciones más pequeñas o quienes decidan tener un televisor en su dormitorio, creo que tamaños entre 48″ y 55″ serían mejor aprovechados.

Es una tienda por departamentos y un supermercado de LG se encuentra rebajado, hasta el 26 de setiembre, a S/ 8.499. Su precio regular es de S/ 9.999.


EL RESUMEN

A FAVOREN CONTRA
Excelente calidad de imagenUn precio alto
Gran constrateEl menú que podría ser más personalizable
Buenas opciones de conectividadNo es compatible con HDR 10+
Funciones especiales para videojuegos-
Panel ultradelgado-


TE PUEDE INTERESAR


SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER


SÍGUENOS EN TWITTER...