Uno de los golpes del Mossad fue dar con el prófugo nazi Adolf Eichmann en 1960. La historia fue rescatada por Netflix y convertida en una película. Foto del año siguiente que muestra a Eichmann parado en su jaula de vidrio, flanqueado por guardias, en la sala del tribunal de Jerusalén durante su juicio por crímenes de guerra. (Foto AP / Archivo).
Uno de los golpes del Mossad fue dar con el prófugo nazi Adolf Eichmann en 1960. La historia fue rescatada por Netflix y convertida en una película. Foto del año siguiente que muestra a Eichmann parado en su jaula de vidrio, flanqueado por guardias, en la sala del tribunal de Jerusalén durante su juicio por crímenes de guerra. (Foto AP / Archivo).
Redacción EC