Las directivas sanitarias en el Perú exigen una concentración de cloro entre 0,4 y 1,2 mg/l en las piscinas, que permite reducir el riesgo de transmisión de virus y bacterias. (Foto: Elías Alfageme / Somos)
Las directivas sanitarias en el Perú exigen una concentración de cloro entre 0,4 y 1,2 mg/l en las piscinas, que permite reducir el riesgo de transmisión de virus y bacterias. (Foto: Elías Alfageme / Somos)
Vanessa Cruzado Alvarez

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más
Aclaración: Este artículo fue publicado originalmente el 12 de setiembre del 2020 en la edición impresa de Somos.

Hay un quiebre en la voz de Miguel Zavaleta (26) cuando recuerda la última vez que entrenó en una : el sábado 14 de marzo. Tras batir tres récords nacionales (100 metros combinado individual, 50 espalda y 50 libre) en los Juegos Panamericanos de Lima 2019, convirtiéndose en el más rápido del Perú, la pretemporada de este año pintaba bastante bien para el seleccionado nacional. Incluso fue fichado –por primera vez– por dos marcas que lo apoyaban con implementos (trajes de baño, entrenamientos, accesorios) para las competencias. Eso hasta que una lo alejó del deporte que practica desde los cinco años.

Dice que ha aprovechado la cuarentena para fortalecer su cuerpo con halterofilia (levantamiento de pesas). Sin embargo, es consciente de que estos meses lejos del agua le van a pasar factura: para recuperar su condición, necesita –por lo menos– ocho meses de entrenamiento. “En países desarrollados, las piscinas no han cerrado y los nadadores siguen. Obviamente, con las medidas de bioseguridad. Acá les están dando la prioridad a los restaurantes, a los bares y no al deporte, que es salud”.

MIRA: La app para ciclistas que muestra rutas seguras y talleres de mantenimiento en Lima

Fue precisamente por salud que Elizabeth Hanawa (60) se acercó a la natación, allá en el 2009, tras una crisis nerviosa a causa del trabajo. “Empecé a nadar con el equipo máster de Aqualab [San Borja] y en un dos por tres me sentí energizada, rejuvenecida. Desde octubre de ese año he venido participando en el equipo, inclusive en competencias”. En 2016 batió el récord nacional de 200 pecho en la categoría damas de 55 a 59 años. El deporte no solo le enseñó a ser disciplinada, sino que también le dio un equipo que la apoyaba.

Debido al cierre de las academias, Elizabeth Hanawa (con mascarilla verde) va dos veces por semana a la playa Pescadores (Chorrillos) para continuar con sus entrenamientos junto con algunos de sus compañeros de Aqualab. (Foto: Archivo personal Elizabeth Hanawa)
Debido al cierre de las academias, Elizabeth Hanawa (con mascarilla verde) va dos veces por semana a la playa Pescadores (Chorrillos) para continuar con sus entrenamientos junto con algunos de sus compañeros de Aqualab. (Foto: Archivo personal Elizabeth Hanawa)

Fueron sus compañeras las que la alentaron cuando en octubre del año pasado le detectaron cáncer de ovario. “Me dijeron: ‘Mira, Elizabeth, todo pasa. Tú sigue adelante con tu tratamiento y vas a recuperarte’. Eso me alivió mucho. […] La quimioterapia me dejó golpeada físicamente: perdí fuerza y la capacidad respiratoria que uno gana nadando. He tratado de volver a hacer natación en el mar porque las piscinas –a pesar de ser la mejor receta para la salud física y mental– lamentablemente están cerradas”.

MANOS A LA OBRA

Así como Miguel y Elizabeth, hay decenas de personas que practican natación con distintos propósitos: desde deportistas de alto rendimiento hasta pacientes con tratamientos fisioterapéuticos, de salud mental, desarrollo infantil. Consciente de ello, Ricardo Caillaux, director de la academia Aqualab, se reunió con distintos gestores deportivos de Lima, Chiclayo, Piura, Trujillo, Cajamarca, Ica y Arequipa para impulsar la reapertura de las piscinas. Así nació en junio pasado la Asociación Peruana de Academias de Natación (APACNAT), que reúne a las academias Johnny Bello; Ernesto Domenack; Aqualab; AquaXtreme; Berendson Trujillo, Chiclayo y Piura; Club Makabe, de Ica; Omar Silva: Nadadores de Cajamarca; Lucio Carpio, de Arequipa; e Ismael Merino.

MIRA: Embutido de cuy: la propuesta de estudiantes arequipeños para aumentar el consumo en los niños

Una vez reunidos, buscaron la opinión de un especialista para confirmar que reabrir era, efectivamente, una posibilidad en plena pandemia. “Si me preguntas: jugar un partido de fútbol durante 90 minutos, sin mascarilla, con contacto cercano vs. nadar; preferiría nadar porque estoy solo, dentro de un ambiente donde hay cloro. Cuando salgo, me pongo mi mascarilla. Eso para mí es una mayor garantía de sanitización. De hecho, los CDC [Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, por sus siglas en inglés], que controlan las enfermedades tienen una declaración bastante pertinente sobre el tema”, explica el doctor José Recoba, quien asesoró a la asociación.

Los vestidores estarán inhabilitados por un tiempo. Los nadadores deberán llevar sus implementos listos. Se quitarán la mascarilla solo cuando ingresen a la piscina. (Foto: Elías Alfageme / Somos)
Los vestidores estarán inhabilitados por un tiempo. Los nadadores deberán llevar sus implementos listos. Se quitarán la mascarilla solo cuando ingresen a la piscina. (Foto: Elías Alfageme / Somos)
“Nadar mejorará la condición física y psicológica de las personas, justamente cuando más se necesita”, asegura Ricardo Caillaux. (Foto: Elías Alfageme / Somos)
“Nadar mejorará la condición física y psicológica de las personas, justamente cuando más se necesita”, asegura Ricardo Caillaux. (Foto: Elías Alfageme / Somos)

En un informe publicado en julio, los CDC de Estados Unidos indicaron que “no existe evidencia de que el SARS-CoV-2 pueda propagarse entre las personas a través del agua en estos lugares (playas, piscinas, parques de agua y bañeras de hidromasaje)”. Hacen hincapié, eso sí, en las medidas implementadas por el local para prevenir la propagación del virus.

Como parte del protocolo de bioseguridad, las academias que forman parte de APACNAT han prescindido del uso de los vestuarios, la zona de calentamiento está señalizada para garantizar el distanciamiento y el aforo en la piscina irá de 5 a 10 personas dependiendo del tamaño de esta (semiolímpica u olímpica). Las reservas de clases se realizarán por la página web de cada recinto y vía WhatsApp. Los asistentes –que serán personas que ya tienen tiempo en las academias– deberán firmar una declaración jurada de no ser portadores del virus y de libre responsabilidad a la institución.

Los entrenadores de la Asociación Peruana de Academias de Natación han sido capacitados para hacer cumplir los protocolos. Los asistentes deberán firmar una declaración jurada de no ser portadores del virus. (Foto: Elías Alfageme / Somos)
Los entrenadores de la Asociación Peruana de Academias de Natación han sido capacitados para hacer cumplir los protocolos. Los asistentes deberán firmar una declaración jurada de no ser portadores del virus. (Foto: Elías Alfageme / Somos)

“Nosotros estamos listos para operar desde el mes de agosto. Nos han puesto en la fase 4, junto a las discotecas, cuando nuestra actividad debería estar en la fase 3. En nuestras academias, la gente adulta hace su entrenamiento propio. Habrá una mejora sustancial de la condición física y psicológica del usuario, justamente cuando más lo necesita”, finaliza Caillaux. //

LA OPINIÓN

CAMILLE WEBB

Especialista en enfermedades infecciosas e investigadora del Instituto de Medicina Tropical Alexander Von Humboldt de la UPCH

La trasmisión del virus no sería tanto a través del agua de la piscina, sino sobre la base de la cercanía de las personas dentro o fuera de ella. Depende mucho de si está en un lugar cerrado o abierto. Si es una piscina abierta donde las personas no están compartiendo cambiadores, tablas o cualquier otro accesorio de natación y mantienen la distancia de más de dos metros todo el tiempo, probablemente el riesgo no es muy alto. Si es una clase de niños donde un profesor tiene que estar con diferentes alumnos y está en un espacio cerrado o la piscina es temperada, la probabilidad es más alta. Lo que sabemos de la trasmisión del virus es que ocurre cuando las personas no respetan la distancia, están sin mascarilla o compartiendo el mismo espacio cerrado, incluso con mascarilla, por mucho tiempo. Eso para mí es igual, sea una clase de fútbol o natación.

VIDEO RECOMENDADO

Cuentas fitness que debes seguir para hacer ejercicios en casa 22/06/2020