Jorge Chávez Noriega

Hace unos pocos años, cuando era un tímido adolescente al que llamaban “genio” o superdotado” y le preguntaban cuál era el sueño que quería alcanzar, Michael Sayman Gálvez (Miami, 1996) respondía en piloto automático, como un personaje sacado de ‘The Big Bang Theory’: “Crear una aplicación que pueda cambiar el mundo”. Aunque hoy persiste con ese objetivo, su orden de prioridades ha cambiado. “Me importa más estar tranquilo, viajar con mi familia y poder disfrutar de la vida sin preocupaciones”, comenta el ingeniero de software, sentado en uno de los salones de un hotel miraflorino.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más