La OMS afirmó que no existe evidencia que indique que el coronavirus desaparecerá con la llegada del verano. (Foto: Referencial/AFP)
La OMS afirmó que no existe evidencia que indique que el coronavirus desaparecerá con la llegada del verano. (Foto: Referencial/AFP)
Redacción EC

Muchos virus respiratorios siguen patrones estacionales, especialmente en las regiones templadas (aquellas que se extienden desde los trópicos hasta los círculos polares, tanto al norte como al sur). Se sabe, por ejemplo, que las condiciones secas y frías durante el invierno son los principales impulsores del aumento de las infecciones del tracto respiratorio, ya que aumentan la estabilidad y transmisión del virus y debilitan el sistema inmunológico del huésped. Tal es el caso de la gripe y varios tipos de que causan el resfrío común y que alcanzan su pico máximo en invierno.

Y, según un , probablemente este será el mismo destino que tendrá el nuevo coronavirus SARS-CoV-2, el virus causante de la enfermedad que ha puesto en vilo al mundo: se volverá estacional.

MIRA: Vacuna contra el coronavirus: ¿a quién le llegará primero?

Para llegar a dicha conclusión los autores revisaron diversos virus estacionales, examinando los factores virales y del hospedador que controlan su estacionalidad, así como los últimos conocimientos sobre la estabilidad y transmisión del SARS-CoV-2.

Así, tras un análisis de datos, los investigadores sugieren que el COVID-19 probablemente se volverá estacional en países con climas templados, pero solo cuando se logre la inmunidad colectiva, ya sea que se alcance de forma natural o por una vacuna. Hasta entonces, la enfermedad seguirá circulando a lo largo de las estaciones, incluso en verano.

MIRA: China asegura que su vacuna contra el COVID-19 estará disponible para el público en noviembre

El autor principal del estudio, el doctor Hassan Zaraket, de la , en el Líbano, advierte de que “el COVID-19 llegó para quedarse y seguirá causando brotes durante todo el año hasta que se logre la inmunidad colectiva. Por lo tanto, el público necesita aprender a convivir con ella y seguir practicando las mejores medidas de prevención, incluyendo el uso de máscaras, el distanciamiento físico, la higiene de manos y la evitación de las reuniones”.

El autor colaborador, el doctor Hadi Yassine, de la Universidad de Qatar afirma que podría haber múltiples oleadas de COVID-19 antes de que se logre la inmunidad colectiva

La imagen muestra una representación del SARS-CoV-2, virus que causa el COVID-19.(Foto: CDC)
La imagen muestra una representación del SARS-CoV-2, virus que causa el COVID-19.(Foto: CDC)

Conclusiones

Los investigadores explican que la supervivencia del virus en el aire y en las superficies, la susceptibilidad de las personas a las infecciones y los comportamientos humanos, como el hacinamiento en interiores, difieren según las estaciones debido a los cambios de temperatura y humedad. Estos factores influyen en la transmisión de virus respiratorios en diferentes épocas del año.

No obstante, en comparación con otros agentes patógenos respiratorios como los de la gripe, el COVID-19 tiene una tasa de transmisión más alta (Ro), principalmente debido a que circula en una población en gran parte sin experiencia inmunológica. Esto quiere decir que los factores que rigen la estacionalidad de los virus todavía no pueden detener la propagación de la enfermedad en los meses de verano; sin embargo, una vez que se logre la inmunidad colectiva, el Ro tendría que disminuir sustancialmente, lo que hará que el SARS-CoV-2 se vuelva susceptible a factores estacionales.

Esta estacionalidad se ha informado para otros coronavirus, incluidos los que surgieron más recientemente, como el NL63 y el HKU1, que siguen el mismo patrón de circulación que la gripe.

“Este sigue siendo un virus nuevo y, a pesar del rápido crecimiento de la ciencia al respecto, todavía hay cosas que se desconocen. Queda por ver en el futuro si nuestras predicciones son ciertas o no, pero creemos que es muy probable que pase”, comenta Zaraket.

El doctor Yassine afirma, por su parte, que “la tasa mundial de infección por COVID-19 per cápita más alta se registró en los estados del Golfo, independientemente de la calurosa temporada de verano. Aunque esto se atribuye principalmente a la rápida propagación del virus en comunidades cerradas, afirma la necesidad de medidas de control para limitar la propagación del virus, hasta que se logre la inmunidad colectiva”.

VIDEO RELACIONADO

OMS recomienda no saludar con el codo
OMS recomienda no saludar con el codo


TE PUEDE INTERESAR