Miércoles, 21 de marzo de 2007
Se pierde S/.1'125.000 al mes por conexiones ilegales de agua


Se calcula que el 3% de la red de agua de la capital es clandestino. Sedapal recuerda que amnistía para regularizar redes vence este 31



Por Fabiola Torres López

El agua es un recurso de primera necesidad, pero escaso en Lima, la segunda capital con déficit hídrico en el mundo después de El Cairo (Egipto). Robarla es un delito grave que perjudica no solo a la empresa abastecedora, sino a todos los que tienen que esperar más tiempo para tenerla al abrir sus caños.

Sedapal calcula que hay unas 30.000 conexiones de agua potable clandestinas en la ciudad --aproximadamente el 3% del total de instalaciones existentes entre domiciliarias, comerciales e industriales--, que representan unos 750.000 metros cúbicos de agua no facturados al mes. En otras palabras, se trata de 1'125.000 soles mensuales que se pierden o literalmente se tiran al agua.

Antes que iniciar acciones legales, Sedapal ha preferido tomar, desde hace tres años, el camino de las amnistías como una forma de incorporar nuevos usuarios al servicio. Este año no ha sido la excepción: hasta el sábado 31 de marzo estará vigente la amnistía para que las personas que hacen uso de conexiones clandestinas regularicen y formalicen su situación.

La meta es regularizar por lo menos 5.000 conexiones ilegales, que en conjunto representaría un volumen de recuperación proyectado de 1'800.000 m3 de agua potable (25 m3 promedio por conexión).

Pasada la campaña de regularización e incorporación de nuevas conexiones de agua potable y alcantarillado, los inspectores de Sedapal intensificarán las operaciones denominadas Agua Cero para clausurar y aplicar sanciones a quienes roban el recurso de tuberías domiciliarias o redes matrices de la ciudad.

DISTINTAS MODALIDADES
El hurto del servicio de agua potable tiene varias modalidades: hay usuarios que aun teniendo una conexión formal en su hogar buscan la vía incorrecta para reducir el pago de su consumo, mientras que hay quienes carecen del servicio y sacan el recurso alterando una tubería matriz. De esto también se sirven las mafias (camiones-cisterna informales) para vender el recurso en los asentamiento humanos. "Todas esas formas de robo son detectadas por la empresa con nueva tecnología adquirida. Sin embargo, nuestra intención no solo es punitiva, sino que las personas paguen lo que realmente consumen", señala el ingeniero Augusto Maldonado, jefe del equipo de Servicios y Clientes Especiales. Durante este año, hasta el mes de febrero, se han regularizado 183 conexiones clandestinas.

El robo de agua se ha detectado con mayor frecuencia en los distritos de San Martín de Porres, Los Olivos, Comas, Ate-Vitarte, San Juan de Lurigancho, Cercado de Lima y La Victoria.

El cono norte sigue siendo el sector con mayor cantidad de conexiones ilegales, pero a la vez donde se ha formalizado más el servicio.

DISMINUYE CALIDAD DEL AGUA
Hay otro indicador en el que se esconde también el problema del hurto de agua potable: las conexiones inactivas, es decir que no registran servicios susceptibles de ser facturados. Según un estudio de la Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (Sunass), Sedapal tiene actualmente un nivel de 8% de usuarios inactivos (unos 7.440). De ese total, se estima, por experiencias desarrolladas en otras empresas, que un 20% está reconectado al sistema clandestinamente. En todo el país hay 578 mil conexiones de agua inactivas.

En el informe "Cerrando el déficit de infraestructura de agua potable y alcantarillado en Lima y Callao", publicado por Sunass en enero pasado, se advierte también que los clientes formales se perjudican con las conexiones clandestinas, pues estas ponen en riesgo la calidad del agua potable y también, en el largo plazo, los usuarios formales terminan pagando las pérdidas a través de mayores tarifas o de una menor calidad del servicio.

Hilda Abuid, jefa de Relaciones Públicas de Sedapal, tiene otra interpretación: quienes están en riesgo de consumir agua potable de menor calidad y con peligro para su salud son los que se sirven de la conexión clandestina, pero no el resto de clientes.

Afirma también que la empresa elabora un catastro de conexiones y está pendiente de los usuarios que disminuyen intempestivamente su consumo de agua potable mes a mes y de las conexiones que fueron cerradas por falta de pago, pues esos clientes podrían estar robando este recurso.

ÚTIL
4
Para acogerse a la amnistía, Sedapal ofrece facilidades, como la reducción de los requisitos para el trámite administrativo, costo cero por factibilidad del servicio y pago mínimo por consumos devengados en caso de conexiones clandestinas (tres meses retroactivos).
4Asimismo, otorga facilidades de pago con el fin de regularizar y comprar la conexión para quienes lo requieran (el financiamiento puede ser hasta en 12 cuotas).
4El público interesado puede acercarse a los centros de Servicios y de Atención al Cliente de Sedapal, o solicitar información a través de Aquafono al teléfono 317- 8000.
4Al finalizar la campaña, Sedapal empezará un programa de sanciones que puede llegar hasta la denuncia penal.

Más información:
4Municipalidades estuvieron en falta
4Consumen y no pagan





¿Qué espera de la selección peruana de fútbol en la Copa América Venezuela 2007?

4 Deje su mensaje


Copyright Empresa Editora El Comercio S.A.
Derechos reservados
Contáctenos

Edición impresa