Módulos Temas Día
larocolaitanola

La Nueva Ola, los Beatles y una pera que se caía de madura

Los años 60 fueron particulares, los jóvenes buscaban una identidad y es así como surgió un fenómeno de masas llamado "rock and roll". Ello explicaría todo lo que surgió en Italia…. y todo lo que después llegaría al Perú bajo el nombre de “Nueva Ola”. Esta es la historia contada con canciones.

La historia de hoy es especial. Si bien Speedy Gonzalez, la canción que aquí escuchamos, no es italiana, este video nos da pie para hablar de un fenómeno que se dio en los años 60 y que explica todo lo que surgiría en Italia…. y todo lo que después llegaría al Perú bajo el nombre de “Nueva Ola”.

Quien aparece en este primer video es Peppino di Capri, el “Rey del Twist” italiano. Di Capri (llamado así porque nació en Capri, Nápoles) fue uno de los jóvenes que llevó a Italia los nuevos ritmos procedentes de Estados Unidos, los cuales marcarían aquellos particulares años 60. Como sostiene el historiador italiano Emilio Gentile, era la primera vez en la historia que los jóvenes no se rebelaban por un fenómeno cultural o político, sino por un fenómeno existencial: querían una mayor libertad y buscaban una identidad.

Renzo Arbore, el primer disc jockey italiano, recuerda que antes de los años 60, los niños pasaban de usar pantalones cortos a usar pantalones largos, saco y corbata; es decir, pasaban directamente de la infancia a la adultez. No había espacio intermedio. Los jóvenes vestían como sus padres y escuchaban la música que oían sus padres. Todo ello terminó en los años 60. Una década en la que el cabello se alargaba y las faldas se reducían.

Ella es Patty Pravo, un ícono de la música beat italiana, con la canción Ragazzo triste (Muchacho triste). En este video, Pravo se encuentra en Roma, en la legendaria discoteca Piper, el epicentro de aquella movida juvenil. Al inicio, ella conversa con la cámara y dice: “Este es el mundo de nosotros los jóvenes. Antes de cantar, yo venía aquí a bailar. Los jóvenes somos muy unidos porque con la otra generación no nos sentimos muy bien. Y, además, no saben bailar”.

La letra de Ragazzo triste habla precisamente de la brecha que comenzaba a haber entre generaciones: “Ragazzo triste come me, che sogni sempre come me, non c’è nessuno che ti aspetta mai perché non sanno come sei” (Muchacho triste como yo, que sueñas siempre como yo, nadie jamás te espera porque no saben cómo eres). Ciertamente, los 60 son recordados en Italia como los años de una generación que comenzó a tener sus propias costumbres, sus propios héroes, sus propios vicios.

Pero, ¿cómo podemos vincular lo que pasaba en la música italiana con América Latina y Perú?

Acá tenemos a Manolo Muñoz, uno de los pioneros del rock mexicano, con una canción que todos hemos escuchado, La pera madura, en imágenes de la película La edad de la violencia de 1964. Lo cierto es que por su cercanía geográfica con Estados Unidos, México tuvo la ventaja de ser el primer país en América Latina en captar todo el furor del rock and roll. Pero los mexicanos no solo hicieron covers de canciones en inglés.

Esta es la versión original y se llama La pera matura (La pera madura) de 1961. Se trata probablemente de una de las primeras canciones italianas que recogía los nuevos aires que se respiraban en la música juvenil. Su compositor e intérprete es el veneciano Pino Donaggio, de quien hablaremos más en otros artículos de este blog.

La pera madura cayó también en el Perú, donde se hizo muy conocida la versión de Pepe Miranda, el “Rey de la Nueva Ola peruana”. Lo mismo ocurrió en Chile en la voz de Sergio Inostroza. Más aún, La pera madura formó parte también de los sonados popurrís de Rulli Rendo, que deben recordar muy bien los peruanos que sufrieron los toques de queda en la segunda mitad de los años 70.

Pero si hablamos de la Nueva Ola peruana, escuchemos esta otra canción.

Aquí tenemos a Koko Montana, otro de los exponentes de la onda nuevaolera peruana, quien en los años 60 puso de moda éxitos como Beatriz, El amor se paga con amor y Sukiyaki. Pero en este video lo escuchamos con ese clásico llamado Se ha puesto el sol, una canción que también sonó en Argentina en la voz de Juan Ramón.

Ahora escuchen el siguiente tema.

Esta es la versión original y se llama Si è spento il sole (Se ha apagado el sol), una canción lanzada como disco sencillo en 1962. Uno de sus autores es el mismo que aquí aparece cantándola en la Arena de Verona: Adriano Celentano, otro de los íconos de la música italiana. Una curiosidad de esta canción es que se trata de un tango… un tango italiano.

Si è spento il sole nel mio cuore per te, non ci sarà più un’altra estate d’amor, i giorni sono fredde notti per me, senza più luce né calor” (Se ha apagado el sol en mi corazón por ti, no habrá ya otro verano de amor, los días son frías noches para mí, sin luz ni calor), dice parte de la letra. Pero a diferencia del sol y el corazón de Celentano, la música italiana estaba lejos de apagarse.

Ellos son Equipe 84, una de las emblemáticas bandas italianas, con la canción Io ho in mente te (Te tengo en mente). La Italia de los años 60 era un país joven: el 35% de su población tenía menos de 20 años. Era un gran mercado. Sin embargo, para muchos estudiosos de aquella época hubo un hecho que consolidó la tendencia musical que ya se estaba viviendo allá.

La noche del 23 de junio de 1965, los Beatles llegaron a la estación central de Milán. El ensayista italiano Paolo Mieli recuerda: “Si tuviera que decir en qué momento cambiaron los tiempos, lo identificaría con el día en que asistí al concierto de los Beatles. Vi a mi alrededor y, más allá de la música que era diferente, había jóvenes diferentes. Ese día me fui a la cama con la sensación de que el mundo había cambiado, de que sobre el escenario se presentaba una nueva generación que cambiaría la historia”.

Izq.: Afiche del concierto de The Beatles con Peppino di Capri. Der.: The Beatles frente al Duomo de Milán en 1965. (Archivos Farabola)

Izq.: Afiche del concierto de The Beatles con Peppino di Capri. Der.: The Beatles y el Duomo de Milán de fondo, en 1965. (Archivos Farabola, archivifarabola.it)

Los Beatles tocaron al día siguiente y entre sus teloneros figuró el ya mencionado Peppino di Capri. Así que terminaremos esta historia como la empezamos: con Peppino di Capri, pero no con una canción suya, sino con las imágenes que él mismo grabó de aquel concierto de los Beatles en Milán… y que son las únicas imágenes que hay, pues la TV italiana (la RAI) no quiso participar del evento. “Dentro de un año nadie recordará ni el nombre de esta banda”, dijo uno de sus funcionarios.

Hasta la próxima canción.

Agradecimientos:

Video 1: flaniman2 / Video 2: flaniman2

Video 3: Siete de Shaoran / Video 4: maurocesarchr

Video 5: Dr. James II / Video 6: Adriano Celentano

Video 7: favavideochannel / Video 8: franco radice

Michael Zárate – Datos de contacto:

Facebook: michael.zarate.75 / Twitter: @elautista /

Linkedin: michaelzarate1

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos