Módulos Temas Día
larocolaitanola

Roberto Carlos y por qué el gato era de color azul

Un día como hoy, 19 de abril, pero del año 1941, en Cachoeiro de Itapemirim (un municipio del sudeste de Brasil) nació un niño al que apodaron Zunga. Cuando era un chiquillo –como dice una de sus más emblemáticas canciones– soñaba con ser famoso, tal vez cantante, tal vez con un auto convertible. Sin embargo, la vida misma le mostraría que el camino al éxito no es una ruta de fácil ascenso.

Cuando era un chiquillo –apenas a los 6 años– perdió parte de su pierna derecha luego de que una locomotora de vapor le atropellase. Pero este accidente, según cuenta su biógrafo Paulo Cesar de Araújo, no le hizo una persona infeliz, amargada o solitaria. Por el contrario, al pequeño Zunga se le veía alegre, espontáneo, desinhibido. Hoy hablaremos de Roberto Carlos, orei (el rey), y de aquella canción que es la reina de los karaokes. Escúchenla.

Estas imágenes corresponden a febrero de 1975. Para entonces, el Festival de Viña del Mar, en Chile, era ya un certamen consagrado al cual acudían los más grandes artistas del mercado de habla hispana. Uno de ellos fue el brasileño Roberto Carlos, cuya popularidad en Chile era tal que su traslado al anfiteatro de la Quinta Vergara debió hacerse en autos policiales por motivos de seguridad.

Cuando era un chiquillo, qué alegría, jugando a la guerra noche y día”. No hacen falta más palabras para reconocer una canción que está en boca de todos. Su título es Un gato en la oscuridad, aunque muchos probablemente la conozcan como “El gato que está triste y azul” (de hecho, así fue presentada en algunos discos). Sin embargo, ¿existen acaso los gatos azules? Lo veremos más adelante, pues, como dice un blog español, en esta canción “hay gato encerrado”.

Dos títulos, una misma canción: "Un gato en la oscuridad" (izq.) y "El gato que está triste y azul" (der.)

Discos de “Un gato en la oscuridad” (izq.) y de “El gato que está triste y azul” (der.). Dos títulos, pero una misma canción.

Un gato en la oscuridad fue lanzada en 1972 en un disco de temas que Roberto Carlos interpretó en español (algo que el brasileño venía haciendo desde 1965). En aquel LP –que se llamó también “Un gato en la oscuridad”– figuran otros clásicos como Amada amante, Jesucristo y Detalles. Un disco imperdible.

Pero regresemos al enigma del “gato azul”. En primer lugar, hay que decir que Un gato en laoscuridad es una canción originalmente compuesta en italiano. Los responsables fueron dos de los más grandes compositores de la música ligera italiana (y de quienes ya hemos hablado en este blog): el napolitano Gaetano “Totò” Savio (el autor de Maldita primavera) y el florentino Giancarlo Bigazzi (el compositor de Claridad y Lisa de los ojos azules).

Giancarlo Bigazzi (izq.) y "Totò" Savio (der.), los autores de "Un gatto nel blu". (Fotos: Agencia Olycom / Discog.com)

Giancarlo Bigazzi (izq.) y “Totò” Savio (der.), los autores de aquel gran éxito de Roberto Carlos. (Fotos: Agencia Olycom / Discog.com)

Al igual que la versión en español, la canción en italiano nos habla de un amor de la niñez. El protagonista recuerda con nostalgia sus años de bambino y cómo, jugando a la guerra en la calle y saltando verjas, se fue enamorando de alguien del barrio. Sin embargo, esa relación afectiva –de la cual un gato fue testigo– terminó, aunque no se dan detalles de cómo fue el final (la versión en español sí dice que fue ella quien lo dejó).

El título de la canción en italiano es Un gatto nel blu, y es acá donde comenzamos a encontrar la explicación sobre el origen de los “gatos azules”. En italiano, blu significa “azul”, por lo que el título podría traducirse como “Un gato en el azul”. Un poco extraño, ¿verdad?

Hace unos años, el diario español 20 Minutos se hizo la misma pregunta: “¿Por qué era de color azul el gato de la canción?”. Para ellos, todo se debe a una cuestión de rima y al “capricho” de los argentinos Buddy y Mary McCluskey, quienes fueron los que adaptaron esta canción italiana al español.

Sin embargo, cabe destacar que los esposos McCluskey, quienes entonces trabajaban para el sello discográfico CBS, no eran unos improvisados, sino que llegaron a adaptar numerosos temas al español. En especial, se les recuerda por haber adaptado al castellano los grandes éxitos del cuarteto sueco ABBA, comenzando por la letra del clásico Chiquitita.

Buddy McCluskey, quien también adaptó las canciones de ABBA al español. (Foto: La Nación de Argentina)

Buddy McCluskey, quien también adaptó al español las canciones de ABBA. (Foto: La Nación de Argentina)

Ahora observemos la letra en español de Un gato en la oscuridad. El coro escrito por los esposos McCluskey dice:

El gato que está en nuestro cielo
no va a volver a casa si no estás,
lo sabes mi amor, qué noche bella,
presiento que tú estás en esa estrella.

El gato que está triste y azul
nunca se olvida que fuiste mía,
mas sé que sabrá de mi sufrir
porque en mis ojos una lágrima hay.

En español no tiene mucho sentido, pero el origen del “gato azul” se entenderá si prestamos atención a la letra en italiano. El coro original dice:

Un gatto nel blu (Un gato en el azul)
guarda le stelle, (mira las estrellas,)
non vuol tornare (no quiere volver)
in casa senza te. (a casa sin ti).
Sapessi quaggiù (Si supieras que aquí abajo)
che notte bella, (hay una noche tan bella,)
chissà se un gran dolore (quién sabe si un gran dolor)
si cancella. (se puede borrar.)

Un gatto nel blu, (Un gato en el azul,)
ecco che tu (y de pronto tú)
spunti dal cuore, (surges del corazón,)
mio caro amore. (mi querido amor.)
Fra poco sarai (Dentro de poco estarás)
negli occhi miei, (en mis ojos,)
anche stasera (también esta noche)
una lacrima sei. (una lágrima eres.)

La letra en italiano nos suscita muchas imágenes. Cada quien tendrá su propia lectura. En mi caso, yo me imagino a una persona que, a través de su ventana, observa un gato que está mirando hacia las estrellas. El silencio de su barrio y la presencia del gato hacen que evoque con nostalgia ese perdido amor de la niñez. Pero, ¿por qué en italiano se titula “un gato en el azul”? Pues porque es de noche.

Una de las singulares diferencias entre el italiano y el español es la relativa al color azul. En italiano, la palabra blu indica un azul oscuro (como el cielo de noche), mientras que la palabra azzurro indica un azul claro (como el cielo de día o el color de la camiseta de la selección italiana).

Pues bien, en la canción Un gatto nel blu, el protagonista recuerda a su amor perdido de la niñez en medio de la noche y bajo un cielo estrellado. La combinación entre la oscuridad de la noche y la luz de las estrellas hace que vea al gato bajo una tonalidad blu: un gato en medio de ese azul oscuro… un gatto nel blu.

(Imágenes: Blog Entre Asombros / Fotolog.com)

(Imágenes: Blog “Entre Asombros” / Fotolog.com)

Ahora hablemos más de Roberto Carlos, una leyenda viva de la música latinoamericana. Su relación con Italia se remonta a 1967, cuando el brasileño grabó la versión en italiano de su éxito Namoradinha de um amigo meu, que en Italia se tituló La donna di unamico mio (La mujer de un amigo mío) y con el que se dio a conocer en el mercado transalpino.

En aquel año de 1967, la RAI –la poderosa TV pública italiana– hizo un especial de música brasileña al que tituló Tempo di samba (Tiempo de samba) y el cual contó con la presencia de un joven Roberto Carlos, a quien lo presentaron como el “número uno de la música contracorriente brasileña”.

Véanlo acá interpretando en portugués su éxito Namoradinha de um amigo meu. A mitad de la canción, una joven se encarga de traducir parte de la letra al italiano. ¿La reconocen? Es Raffaella Carrà.

La buena acogida que en Italia tuvo Namoradinha de um amigo meu llevó a que Roberto Carlos participara al año siguiente en el prestigioso Festival de San Remo, donde sorprendió a todo el mundo al adjudicarse el primer lugar con el tema Canzone per te (Canción para ti), compuesto por el cantautor italiano Sergio Endrigo.

En un disco titulado “Roberto Carlos-San Remo 1968”, el cantante brasileño escribió: “Canzone per te es una de las canciones más importantes de mi carrera, porque representó un momento muy especial para mí, que fue el Festival de San Remo. Canzone per te, de Sergio Endrigo, fue realmente una cosa muy importante en mi vida”.

Ni bien ganó aquel Festival de San Remo, Roberto Carlos le escribió un telegrama a su madre, Laura Braga (famosa por haber sido años después la inspiración del tema Lady Laura). El telegrama decía: “Madre mía, su hijo victorioso. Contentísimo. Abrazos. Su hijo”.

Roberto Carlos fue, durante muchos años, el único latinoamericano que llegó a ganar el codiciado San Remo (en 2008 lo obtuvo la argentina Lola Ponce). La victoria del brasileño fue tremendamente celebrada en su país. Aquí las imágenes de aquel Festival de San Remo 1968 –transmitidas por la TV brasileña–, en la que puede verse cómo el conductor italiano Pippo Baudo lo presenta como “un divo de Sudamérica que se prepara para serlo también en nuestra casa (Italia)”.

Ahora volvamos a nuestro “gato azul”. Cuatro años después, en 1972, Roberto Carlos volvió al Festival de San Remo. Obviamente, ya era famoso en Italia, su presencia concitaba la atención de los medios y su canción era una de las favoritas para ganar el concurso de ese año. Esa canción era Un gatto nel blu.

Sin embargo, de manera increíble, Un gatto nel blu fue eliminada rápidamente. Ni siquiera llegó a ser considerada dentro de las 14 canciones de la fase final. Fue un golpe muy fuerte para Roberto Carlos, quien entonces era ya todo un fenómeno en Brasil. “Fue horrible. En ese momento quedé atónito. Perdí el control y terminé llorando allí mismo, herido y sorprendido”, ha dicho.

Muchos en San Remo no lo entendieron. Incluso, competidores italianos de la talla de Domenico Modugno y Gianni Morandi se mostraron sorprendidos con la decisión de los jueces. “La música era hermosa y yo estaba seguro de que quedaría entre las finalistas”, ha mencionado Roberto Carlos. “A pesar de todo, no me sentí vencido y eso es muy importante para un profesional”.

LP del Festival de San Remo 1972 (izq.) y disco sencillo de "Un gatto nel blu" (der.)

LP de San Remo 1972 (izq.) y disco italiano de “Un gatto nel blu” (der.)

Poco tiempo después de la derrota de San Remo, se lanzó la versión en español titulada Un gatoen la oscuridad, y el tema alcanzó un éxito espectacular en toda América Latina y España. En agosto de 2014, en un concierto ofrecido en México, Roberto Carlos se animó a contar algunas viejas anécdotas, entre ellas la de Un gato en la oscuridad.

“La primera vez que participé en San Remo iba con una canción que no era favorita y gané. Luego fui con una canción favoritísima y no gané. Pero es una canción que me dio muchas alegrías”, dijo Roberto Carlos, según recoge el diario mexicano Milenio.

Aquella noche el brasileño agregó: “La canción fue escrita originalmente en italiano. Luego quise hacer la traducción en portugués, pero no la entendí. Después me hicieron la traducción al español que grabé… y tampoco entendí, porque ¿quién ha visto un gato azul?”.

Ya ven que hasta el propio Roberto Carlos no terminó de entender la canción.

Así que para terminar esta historia, aquí les dejo las imágenes de la primera vez que se cantó Un gatto nel blu. Aquí está el gran Roberto Carlos en aquel Festival de San Remo de 1972, que poco después lo haría llorar de impotencia.

Hoy que Roberto Carlos cumple 76 años, larga vida ao rei.
Hasta la próxima canción.

Agradecimientos:

Video 1: TVN / Video 2: musicavitor

Video 3: studio giga / Video 4: Canal de um ídolo

Michael Zárate – Datos de contacto:

Twitter: @elautista / Linkedin: michaelzarate1

Leer comentarios ()

Subir