Paralización prolongada de la economía comprometería la rapidez del crecimiento, estiman. (Foto: Daniel Apuy / El Comercio)
Paralización prolongada de la economía comprometería la rapidez del crecimiento, estiman. (Foto: Daniel Apuy / El Comercio)
Israel Lozano Girón

Han transcurrido 41 días desde que se detuvo la actividad productiva en el Perú. Las necesarias medidas de cambiaron radicalmente las perspectivas para el del 2020, año en que el Perú se preparaba para duplicar ese 2,16% obtenido en el 2019.

El Gobierno ya anunció una extensión de la cuarentena hasta el 10 de mayo y si en algo coinciden los expertos consultados por este Diario, es que para el ejercicio de proyectar el crecimiento, cada semana cuenta. Y también cuesta.

Abril es el peor mes de la crisis, advierte el socio de Macroconsult . “Ha sufrido todo el impacto de la cuarentena. Casi el doble del impacto de marzo, donde solo fueron 15 días. Ahora, mayo va a ser muy parecido a marzo”, aseveró.

Así, la cuarentena alcanzó a todo un trimestre que, según estima Macroconsult, arroja una tasa de -40% solo en dicho período.

“Ya está jugado el año porque ha sido fuerte la caída del trimestre. Se espera que el año esté por debajo del 10%. Dos dígitos para comenzar a hablar”


Si miramos años atrás, una tasa negativa a doble dígito ya es comparable con la crisis que vivió el Perú en 1983 a causa de El Niño, donde el PBI tuvo una contracción de 10,4%; o en el año de la Gran Depresión, cuando nuestro país decreció 10,2%. “Calculamos que esta será la caída más fuerte que ha habido en 140 años, dejando fuera la guerra con Chile”, acotó Cuba.

Momento de la crisis

¿Lo que se viene será aún peor? Para el gerente de Estudios Económicos del Scotiabank, Guillermo Arbe, hoy nos encontramos en el momento del impacto pleno. “Lo que se puede decir es que el impacto es lo que hoy están sintiendo las empresas. La cuestión es por cuánto tiempo se va a sentir esto”, opinó.

Para entender ello, el economista se refirió a la demanda de electricidad nacional, la cual es 30% menor frente a lo visto hace un año, pero no ha superado ese límite. Con lo cual el impacto “se siente plenamente, no mejora ni empeora”.

Así, Scotiabank confirma que en el presente año habrá una contracción, pero las variables se encuentran aún en movimiento.

“Con cada semana que se amplía la cuarentena, pasan dos cosas. Primero, el impacto de producir menos. Lo segundo es que no sabemos qué medidas tomará el Gobierno en términos de inversión pública o incentivar la inversión privada en fase de recuperación”


Vale destacar que la confianza empresarial a la fecha ha caído naturalmente por debajo del tramo optimista, ante la paralización de las actividades.

Al respecto, en su informe Situación Perú, el BBVA da cuenta de que hasta el 60% de la economía peruana se encuentra apagada durante la cuarentena. Se mantienen a una mayor operatividad sectores que producen bienes de primera necesidad, mientras que el resto ha caído en sus niveles de producción. Precisamente, estos son aquellos que tienen un mayor peso en el PBI nacional [ver infografía].

“Sin lugar a dudas, las medidas de confinamiento son necesarias para contener el avance del COVID-19 y ganar tiempo para reforzar nuestro sistema de salud pública, pero el costo económico es enorme. No descartamos que la caída puede ser hasta de dos dígitos”, advierte el gerente de Estudios Económicos del BBVA, Hugo Perea, quien por el momento fija su proyección entre -5% y -8%.

El 2021 en juego

Para el BBVA, el próximo año se vería un rebote de hasta 5% ante una normalización del gasto público y privado. Por su parte, Elmer Cuba consideró necesario esperar a marzo del 2021 para pensar en una tasa anual positiva; mientras que para Guillermo Arbe del Scotiabank, lo que le sucederá a la economía terminada la cuarentena será similar a lo que le sucede a un automóvil.

“Si lo dejas apagado mucho tiempo, sí te va a prender. Pero te va a ‘zapatear’ la batería. No va a andar en forma tan perfecta hasta que empiezas a afinar”, finalizó Arbe.

Impacto en empleo y la banca

Tras la cuarentena, el empleo demoraría aún más en recuperarse. Así lo explicó el economista Jefe de Credicorp Capital, Daniel Velandia.

“Hay una realidad en perú y en todas las parte del mundo y es que los gobiernos no van a poder salvar a todas las empresas, ya que la demanda local. Ningún país en el mundo recuperará los niveles de producción que tenía antes de la pandemia hasta dentro de 18 meses. Entonces, ahí habrá un deterioro del mercado laboral”, opinó.

Dicho esto, Velandia explica que el sistema financiero también podría verse comprometido. “Sí se espera un deterioro, por ejemplo, en la cartera. Hay personas o sectores que no podrán pagar. Pero hemos hecho el análisis y el sistema financiero está bastante bien capitalizado”, aseveró.

El Comercio mantendrá con acceso libre todo su contenido informativo sobre el coronavirus.

____________________________________________

¿Qué es un coronavirus?

Los coronavirus son una amplia familia de virus que pueden llegar a causar infecciones que van desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, que se pueden contagiar de animales a personas (transmisión zoonótica). De acuerdo con estudios, el SRAS-CoV se transmitió de la civeta al ser humano, mientras que el MERS-CoV pasó del dromedario a la gente. El último caso de coronavirus que se conoce es el covid-19.

En resumen, un nuevo coronavirus es una nueva cepa de coronavirus que no se había encontrado antes en el ser humano y debe su nombre al aspecto que presenta, ya que es muy parecido a una corona o un halo.

Video relacionado

Donal Trump recibe duras críticas por sugerir combatir el virus con "desinfectante"

Te puede interesar