Redacción EC

Los restos del consejero regional de (55) fueron llevados desde —donde fue asesinado el último viernes por un sicario— hasta su vivienda ubicada en el pueblo joven Tres de Octubre, en . Cientos de personas recibieron entre lágrimas y gritos de justicia el ataúd que llevaba el cuerpo del conocido político y sindicalista.

Al velatorio llegaron amigos, políticos, dirigentes y autoridades de la provincia del Santa. No se apersonaron ni el alcalde de Chimbote, Luis Arroyo Rojas, ni el presidente regional de Áncash, .

Nolasco Campos era un férreo opositor al presidente regional de Áncash. El crimen fue cometido el viernes a las 11:00 p.m. en una bodega de Huacho. Un sicario se acercó a la autoridad y le dio seis balazos, tres en la cabeza y los otros en el pecho.

La hija mayor del consejero regional, Fiorela Nolasco Blas, —quien años atrás dijo que si algo le sucedía a su padre el responsable sería el mandatario de la región—, manifestó ahora que no puede acusar a nadie, pues podría ser denunciada; sin embargo, afirmó –así como varias personas– que lo sucedido con su padre “fue un crimen político”. 

Ella pidió que se levante el secreto de las comunicaciones de las tres personas que acompañaron a su padre en el viaje que realizó a para recibir su credencial como candidato a la presidencia regional por el partido Unión por el Perú.

“No voy a decir nombres, pero muchos de ustedes saben que esa gente corrupta que está acá, siempre le ha querido hacer daño a mi papá […] ya consiguieron lo que quisieron”, dijo  entre lágrimas.

La presidenta de la Junta de Fiscales Superiores del Santa, Nancy Moreno Rivera, mostró su dolor por la muerte de Ezequiel Nolasco. Ella dijo: “Se tiene que hacer justicia, eso nos corresponde a nosotros, los jueces, fiscales y la policía”.

El decano de Colegio de Abogados, Richard Villavicencio Saldaña, emplazó al fiscal de la Nación y al ministro del Interior a que investiguen a profundidad el repudiable crimen.

En tanto, el obispo de Chimbote, Ángel Francisco Simón Piorno, reveló su consternación por el asesinato de Nolasco y dijo que además se trata de la historia trágica de un caso emblemático.

Este domingo, los restos sin vida del activista político recibieron un homenaje póstumo en la Plaza Mayor de Nuevo Chimbote. Por la noche, chimbotanos realizaron una vigilia en el centro de la ciudad.

INFORMACIÓN POLICIAL

El crimen de Ezequiel Nolasco se investiga por la de Huacho, pues fue cometido en su jurisdicción. En la provincia del Santa, el jefe de la División Policial de Chimbote, César Ríos Vivanco, contó que tuvo una reunión con el ex consejero hace unos días donde se trató el atentado del que fue víctima en el 2010.

“La policía hace cuatro años le da protección domiciliaria, se le brindó seguridad en su desplazamiento al penal; en el período de investigación no ocurrieron hechos lamentables”, indicó. 

La policía confirmó que para perpetrar el asesinato hubo un seguimiento y no descarta que el móvil haya sido político.

Finalmente, el abogado de Nolasco, Marco Sánchez Ponte, quien fue señalado como presunto sospechoso por los familiares, contó al portal Ministerio Público que abandonó la escena del crimen por temor a que también fuera asesinado y porque se sintió mal por el problema de hipertensión que padece. Afirmó que se someterá a las investigaciones.