“Hemos decidido continuar el proceso que detuvimos el día lunes y estaremos con el presidente de la República el viernes en Chinchero, en Cusco, para dar inicio a las obras de este importante proyecto en beneficio del Cusco y de todo el país”. Con estas palabras, el ministro de Transportes y Comunicaciones, , anunció que sí se firmará la adenda del contrato de concesión del aeropuerto internacional de Chinchero.

Vizcarra explicó que el Ejecutivo tomó esta decisión luego de analizar, en sesión del Consejo de Ministros, la tensión política que se había generado por el proyecto. Recordó que a inicios de semana se optó por la firma de la adenda a pedido de la comisión multipartidaria del Congreso, presidida por el congresista fujimorista Víctor Albrecht. El grupo parlamentario exhortó al Ejecutivo a abstenerse de firmar la adenda “con el fin de cautelar los intereses del Estado”.

Según el ministro, se resolvió continuar con lo programado luego de escuchar que parlamentarios fujimoristas, que ayer visitaron la ciudad de Cusco, respaldaban el inicio de las obras del aeropuerto.

“No podemos estar tampoco cayendo en el juego político de fuerzas que nos dicen que nos abstengamos, pero luego dicen que están de acuerdo”, agregó Vizcarra. El ministro reiteró que la adenda generará un al Estado de US$580 en intereses. Dicha postura ha recibido varias críticas, pues se sostiene que la tasa de interés utilizada por el Ejecutivo para calcular el supuesto ahorro no corresponde a estándares de mercado (es muy alta) y, por tanto, el ahorro no existiría.

Horas después, el congresista Yonhy Lescano  (Acción Popular) comentó que “si esa obra y esa adenda están perjudicando al país, obviamente ello conllevaría a una interpelación”, en referencia a Martín Vizcarra.

Consultado sobre el tema, el titular de Transportes y Comunicaciones aseguró que envió un oficio a la presidenta del Congreso, Luz Salgado, para  informarle que está a disposición del Congreso para explicar las dudas que existan sobre el proyecto.
“Les decimos a los señores congresistas: Déjennos gobernar”, agregó Vizcarra.

Hasta anoche, la vía que conecta a Cusco con Chinchero continuaba bloqueada. (Foto: Miguel Neyra / El Comercio)

—SUSPENDERÍAN PARO—
En , antes del anuncio de Vizcarra, miles de ciudadanos marcharon por las calles del Centro Histórico para reclamar al gobierno la firma de la adenda. Las manifestaciones ocasionaron que decenas de negocios cerraran por miedo a recibir ataques. Durante la protesta fueron bloqueadas distintas vías regionales.

Por la mañana, el gobernador regional de Cusco, Edwin Licona, recibió a los congresistas de Fuerza Popular Úrsula Letona y Luis Galarreta, quienes mostraron su apoyo al proyecto e incluso firmaron un acta de compromiso.

Tras conocerse la decisión del Ejecutivo de dar inicio a las obras, Licona afirmó que el paro regional se levantaría. Sin embargo, el alcalde de Chinchero, Gualberto Sallo, aclaró que serían “las bases de lucha” las que decidirían si el paro se cancelaba.

Hacia el cierre de esta edición, la vía que conecta Cusco con Chinchero continuaba bloqueada.