Alejandro Toledo enfrenta un proceso de extradición por el Caso Odebrecht. (Foto: EFE / Archivo)
Alejandro Toledo enfrenta un proceso de extradición por el Caso Odebrecht. (Foto: EFE / Archivo)
María Isabel Álvarez

El último jueves una corte de Estados Unidos decidió liberar -bajo fianza- al expresidente por riesgo de contraer en la prisión donde se encontraba detenido como parte del proceso de extradición al Perú por el Caso Odebrecht.

El juez del Distrito Norte de California Thomas S. Hixon determinó la excarcelación del exmandatario, luego de que su defensa solicitara dejar la prisión por el peligro de contraer y que el contagio traiga consecuencias graves por su edad.

Toledo Manrique permanecía recluido en Estados Unidos desde el 16 de julio del año pasado. En un inicio estuvo en la cárcel de Santa Rita, pero luego fue trasladado a la prisión de Maguire (California), donde contaba con mejores condiciones carcelarias. El viernes por la noche, finalmente abandonó el centro reclusorio, tras pagar una fianza de US$500 mil en efectivo, a fin de cumplir con arresto domiciliario.

El exjefe de Estado es investigado en nuestro país por los presuntos delitos de corrupción y lavado de activos. Se tratan de dos investigaciones en las que también se ha visto implicado su círculo más cercano. Una de las pesquisas está a cargo del equipo especial, y es por la que se pide su extradición: el caso Odebrecht. La segunda, el caso Ecoteva, estuvo en manos de la fiscalía de lavado de activos y la acusación contra Toledo ya fue presentada.

Caso Odebrecht

Alejandro Toledo es investigado desde el 2017 por los presuntos sobornos que habría recibido de la constructora brasileña Odebrecht a cambio de los tramos 2 y 3 de la Carretera Interoceánica.

La investigación está a cargo del fiscal José Domingo Pérez Gómez y ya se encuentra en su etapa final. El Poder Judicial decidió ampliar el plazo de la investigación por unos 3 meses, y deberá concluir en junio de este año. Luego de ello, el fiscal deberá presentar la acusación contra Toledo, donde precisará cuántos años de pena solicitará contra el exjefe de Estado.

De acuerdo al testimonio del exsuperintendente de Odebrecht en Perú, Jorge Barata, la empresa brasileña habría pagado US$31 millones en coima a Toledo. Barata señaló que para comprobar las entregas de dinero existe documentación de la División de Operaciones Estructuradas.

Jorge Barata ratificó ante fiscales peruanos que entregó sobornos a Alejandro Toledo. (Foto: Heuler Andrey / AFP)
Jorge Barata ratificó ante fiscales peruanos que entregó sobornos a Alejandro Toledo. (Foto: Heuler Andrey / AFP)

En su declaración ante fiscales peruanos de julio del año pasado, Barata agregó que Toledo no tuvo participación directa en la negociación del soborno. Explicó que el pago de las coimas se hizo hasta el 2010, entre tres y cuatro veces por año.

“Oiga, Barata. Paga, carajo”, le habría dicho Toledo al exejecutivo de Odebrecht en reclamo por la entrega de presuntos sobornos.

En esta investigación hace su aparición , amigo del exmandatario, quien conocía de las entregas de dinero, según Barata y el mismo Maiman.

El empresario israelí es hoy colaborador eficaz del equipo especial y su testimonio ha sido clave para las investigaciones. Este año Maiman participó de una diligencia de prueba anticipada ante el Poder Judicial y confirmó la entrega de sobornos declarada por Barata.

Ratificó que entre Odebrecht y Camargo Correa recibió entre US$34 millones y US$35 millones, “pero toda la documentación fue entregada y certificada por los bancos, era el acuerdo de pago a Toledo”. Especificó que de Odebrecht recibió en sus cuentas “alrededor de 30 y 31 millones”, mientras que de Camargo Correa recibió US$4 millones.

Además, Maiman indicó que de los US$34 millones recibidos en sus cuentas, solo US$21 millones fueron para Alejandro Toledo. Sostuvo que el resto del dinero correspondía a una compensación de Odebrecht por la ruptura del contrato de un proyecto en Colombia, que no se llegó a concretar. Dijo que se ha comprometido a devolver ese dinero.

Caso Ecoteva

En junio del año pasado el fiscal superior Rafael Vela formalizó su acusación contra Alejandro Toledo, su esposa Eliane Karp y otros cuatro implicados en el caso Ecoteva. A ellos se les acusa por lavado de activos.

La fiscalía ha solicitado que se ordene para Toledo 16 años y ocho meses de pena privativa de la libertad, como coautor del delito de lavado de activos en modalidad agravada. En el caso de Karp, la fiscalía pidió que se imponga la misma pena y 620 días multa.

Otros implicados en el caso son Eva Fernenbug (suega de Alejandro Toledo), Josef Maiman (empresario peruano-israelí), Avraham Dan On (ex jefe de seguridad de Toledo), Shai Dan On (Hijo de Avraham Dan On) y David Eskenazi Becerra (abogado).

Alejandro Toledo ha sido acusado por la fiscalía de lavado de activos.
Alejandro Toledo ha sido acusado por la fiscalía de lavado de activos.

La fiscalía de lavado de activos sostiene que se habrían generado ilícitos provenientes de actos de corrupción en base a los pagos de sobornos de empresas brasileñas para la licitación de la carretera Interoceánica Sur, tramos 2, 3 y 4.

Los fondos se encontrarían en cuentas a nombre empresas en el exterior para evitar la vinculación con Toledo. Para esto contó con la participación de Josef Maiman, Avraham Dan On y Shai Dan On, quienes habrían constituido empresas offshore en Panamá y Costa Rica.

De acuerdo a la tesis fiscal, a través de dichas empresas se efectuaron diversas transferencias de dinero que finalmente terminaron en Ecoteva Consulting Group S.A., constituida en Costa Rica y cuya presidencia recayó en Eva Fernenbug.

Las transferencias hechas desde Ecoteva sirvieron para adquirir dos bienes inmuebles y pagar dos hipotecas de viviendas en el Perú por parte de Fernenbug. Para estas adquisiciones tuvo el respaldo del abogado David Esquenazi.

Este mes el Poder Judicial declaró procedente la solicitud del Ministerio Público para que se extradite al expresidente Toledo y a su esposa Eliane Karp por este caso.

TE PUEDE INTERESAR: