Miles de millones de vacunas se han administrado en el mundo. (Pixabay)
Miles de millones de vacunas se han administrado en el mundo. (Pixabay)
Agencia AFP

Una veintena de vacunas contra el han sido aprobadas en todo el mundo desde que en 2020 los primeros resultados clínicos dieron algo de esperanza. Hay vacunas de alcance mundial, otras nacionales y, finalmente, alianzas entre países por motivos geoestratégicos.

MIRA: Variantes de coronavirus: ¿cómo se clasifican y por qué las vacunas siguen siendo tan importantes?

Este es el panorama actual:

Las principales vacunas

Dos vacunas a base de la tecnología ARN mensajero dominan a nivel mundial: el fármaco de la alianza Pfizer (Estados Unidos) y BioNTech (Alemania), comercializado bajo el nombre de Comirnaty, y el de la empresa estadounidense Moderna, conocido como Spikevax.

MIRA: Concierto en Chile tuvo una tasa de contagios de COVID-19 del 0%, según ensayo clínico

La vacuna de Pfizer/BioNTech está autorizada en 100 países, la de Moderna en más de 70, entre ellos la Unión Europea (UE) y Estados Unidos, según un recuento de la Universidad canadiense McGill.

Un estudio chino publicado en internet el 26 de setiembre, pero que aún no ha sido evaluado por otros científicos, afirma que la eficacia de esas dos vacunas de ARN mensajero sería superior a la de muchos otros medicamentos, incluso contra la variante Delta, predominante actualmente a nivel mundial.

MIRA: El COVID-19 causa la mayor caída de la esperanza de vida desde la II Guerra Mundial
En esta imagen del 8 de enero de 2021, una farmacéutica prepara una jeringa con una dosis de la vacuna contra el coronavirus COVID-19 desarrollada por Pfizer-BioNTech, en Queen Anne Healthcare, un centro de mayores y rehabilitación en Seattle, Estados Unidos. (AP Foto / Ted S. Warren, archivo).
En esta imagen del 8 de enero de 2021, una farmacéutica prepara una jeringa con una dosis de la vacuna contra el coronavirus COVID-19 desarrollada por Pfizer-BioNTech, en Queen Anne Healthcare, un centro de mayores y rehabilitación en Seattle, Estados Unidos. (AP Foto / Ted S. Warren, archivo).

Para llegar a esa conclusión, los investigadores chinos recopilaron todos los datos de eficacia disponibles hasta la fecha.

Las de éxito discreto

Dos vacunas desarrolladas con la tecnología de “vector viral”, suscitaron en un principio muchas esperanzas: la del laboratorio anglosueco AstraZeneca, producida en colaboración con la Universidad de Oxford, y el fármaco de Janssen-Cilag, filial del laboratorio estadounidense Johnson & Johnson.

Sin embargo, la vacuna de AstraZeneca (comercializada bajo el nombre Vaxzevria) generó mucha desconfianza por el riesgo de provocar trombos sanguíneos, aunque sea en una probabilidad estadísticamente débil.

El medicamento fue aprobado en la UE pero no en Estados Unidos. Actualmente es el principal suministro del programa internacional Covax, destinado a los países pobres.

Dosis de AstraZeneca contra el coronavirus. (Foto: EFE)
Dosis de AstraZeneca contra el coronavirus. (Foto: EFE) / ANTONIO DASIPARU

La cuarta vacuna aprobada en la UE es la de Janssen, que inicialmente tenía la gran ventaja de que se administra con una sola dosis, a diferencia de los otros inmunizantes. Pero la variante Delta trastocó los planes del laboratorio, ya que ese linaje, el más extendido hoy en día, necesita al menos dos dosis de vacuna para ser vencida.

Las vacunas nacionales con distribución limitada

Varias vacunas son inyectadas esencialmente en su país de origen, y en otros próximos, por intereses geopolíticos.

Es el caso de la vacuna rusa Sputnik V, aprobada en unos 70 países, pero que no ha sido reconocida ni por la UE ni por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Hasta el momento, Rusia ha desarrollado cuatro vacunas: Sputnik V, EpiVacCorona, CoviVac y Sputnik Light (dosis única).

China desarrolló vacunas a través de sus laboratorios: Sinovac (CoronaVac), CanSino o Anhui Zhifei Longcom (vacuna RBD-Dimer). Sinopharm y Sinovac tienen el aval de la OMS.

Un trabajador de la salud marroquí prepara una dosis de la vacuna Sinopharm contra el COVID-19 en un centro de vacunación. (Foto: FADEL SENNA / AFP)
Un trabajador de la salud marroquí prepara una dosis de la vacuna Sinopharm contra el COVID-19 en un centro de vacunación. (Foto: FADEL SENNA / AFP) / FADEL SENNA

India, por su parte, dio a finales de agosto luz verde al producto de uno de sus laboratorios, Zydus Cadila, que se convirtió en la primera vacuna de tecnología ADN utilizada con seres humanos. Previamente el gigante asiático había aprobado una vacuna local, Covaxin, del laboratorio Bharat Biotech (además de la versión local de AstraZeneca, denominada Covishield).

Cuba desarrolló tres vacunas: Abdala, Soberana Plus y Soberana 2, que ha suscitado interés de países como Venezuela o Vietnam.

Otros gobiernos como el de Irán (Barekat), Kazajistán (QazVac) o Taiwán (Medigen), han homologado su propia vacuna, aunque sin haberla inyectado a gran escala.

Los candidatos

Novavax dice que su vacuna contra el COVID-19 es efectiva en más de 90%, incluso contra variantes. (Foto: JUSTIN TALLIS / AFP).
Novavax dice que su vacuna contra el COVID-19 es efectiva en más de 90%, incluso contra variantes. (Foto: JUSTIN TALLIS / AFP). / JUSTIN TALLIS

Además del Sputnik V ruso y de la vacuna china CoronaVac, otros dos candidatos están siendo examinados por parte la Agencia Europea del Medicamento (EMA), lo que abre la vía a una próxima demanda de autorización en la UE.

Por un lado está la vacuna estadounidense Novavax, denominada “subunitaria”, a base de proteínas que provocan una respuesta inmunitaria, sin virus.

Y luego está el alemán CureVac, que obtuvo resultados decepcionantes a finales de junio, a pesar de usar la tecnología del ARN mensajero.

En total, incluidas las vacunas ya autorizadas, 121 vacunas contra el COVID-19 han sido ensayadas en seres humanos, según el último informe de la OMS, del 24 de setiembre. Además otros 194 fármacos están en desarrollo preclínico.

En España, la farmacéutica Hipra está probando su propia versión de medicamento anticovid en humanos.

Los fracasos

La imagen muestra una respresentación de vial de la companía Sanofi. (Foto: JOEL SAGET / AFP)
La imagen muestra una respresentación de vial de la companía Sanofi. (Foto: JOEL SAGET / AFP) / JOEL SAGET

Este martes se supo del último fármaco que se quedó por el camino, la vacuna de ARN mensajero del laboratorio francés Sanofi, a pesar de resultados intermedios positivos.

A finales de enero, el laboratorio MSD (conocido como Merck en el mercado estadounidense) anunció el fin de dos proyectos.

En diciembre de 2020 Australia anunció que abandonaba la creación de una vacuna contra el covid.

VIDEO RELACIONADO

Elmer Huerta explica el futuro de la pandemia
Asegura que continuará hasta el 2022.

TE PUEDE INTERESAR:

Síguenos en Twitter:

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más