Drácula, villano de "Castlevania". Su muerte en la temporada 2 no detiene el avance de la historia. Foto: Netflix.
Drácula, villano de "Castlevania". Su muerte en la temporada 2 no detiene el avance de la historia. Foto: Netflix.
Manuel Patiño

Netflix entregó la tercera temporada de “”, posiblemente la mejor adaptación de un videojuego al cine o TV. En estos 10 nuevos episodios, el show de Warren Ellis (creador y guionista) expandió su mundo de vampiros, monstruos y miseria humana. ¿La serie conserva su magia?

PREVIAMENTE EN “CASTLEVANIA”

Trevor Belmont (Richard Armitage), Sypha Belnades (Alejandra Reynoso) y Adrian Tepes/Alucard (James Callis) se unen para vencer a Vlad Drácula Tepes (Graham McTavish), que planeaba extinguir a la raza humana. Con Drácula muerto y sus esbirros sueltos, los personajes deben resolver qué hacer con sus vidas.

CAMBIO DE ENFOQUE

“Castlevania” había gozado de un nervio trepidante en sus dos primeras temporadas. El plot era simple, pero los personajes complejos. Con la muerte de Drácula, el futuro de la serie se convirtió en una interrogante.

La respuesta de Ellis fue ampliar el enfoque, al estilo de “Game of Thrones”, y vaya que lo logra. Para empezar, separa a los protagonistas, profundiza en los secundarios e introduce nuevos personajes con los que disminuye la presión que los tres protagonistas deben soportar.

CAMINOS SEPARADOS

Belmont y Belnades gozan de su luna de miel matando monstruos, y en una de esas llega a Lindenfeld, pueblo influenciado por un culto religioso.

Probablemente, este sea el arco más fresco de todos. La interpretación de Reynoso y Armitage, así como la química que han construido en dos temporadas anteriores, contrastan con los oscuros dirigentes de Lindenfeld. Aquí conocemos también a un personaje recurrente en los videojuegos, Saint-Germain (Bill Nighy), quien le añade un elemento de ciencia ficción al horror.

Regresando a la hechicera Belnades, sus esfuerzos por eliminar el cinismo de Belmont construyen tensión a lo largo de la temporada; pero las cosas no saldrán como ella lo espera. Si el cazador aprendió la caridad de la bruja, ella entendió el mundo de Belmont de la peor manera.

Siempre es divertido ver al dúo Belmont-Belnades en escena. (Captura: Netflix)
Siempre es divertido ver al dúo Belmont-Belnades en escena. (Captura: Netflix)

Por su parte, Alucard hace de guardián del castillo de su padre mientras busca mantener la cordura y no sucumbir a la maldad como el conde. Él se encuentra con Taka (Toru Uchikado) y Sumi (Rita Fukushima), hermanos aspirantes a cazadores de campiros. Este arco es de los más pausados y flojos (en parte por el trabajo vocal), pero con un desenlace importante para la trama.

“FORGEMASTERS”

Al dejar de lado la acción, “Castlevania” temporada 3 puede sentirse “lenta” por momentos, pero eso no significa que la serie sea mala. En cada escena se descubren las motivaciones de los nuevos personajes, además de que las relaciones entre los protagonistas se profundizan.

El arco del ‘forgemaster’ Isaac (Adetokumboh M’Cormack), adorador de drácula que encuentra gente amable en su camino de venganza; es de lo más fino de la serie, en particular por las discusiones que provoca en cuanto a moral humana y religión (destaca la escena de Isaac y el marinero). El otro ‘forgemaster’ es Hector (Theo James), una desgracia humana que tiene en su contraparte a la vampiresa Lenore (Jessica Brown Findlay); quien lo manipula a su antojo.

Lenore es de las mejores adiciones a la serie. (Captura: Netflix)
Lenore es de las mejores adiciones a la serie. (Captura: Netflix)

¿JUEGO DE TRONOS?

“Castlevania” temporada 3 se percibe como la como una preparación para futuros eventos. Ellis ha expandido el espectro de posibilidades para este universo y, de pronto, encontramos varias escenas en donde se planea una batalla, en lugar de mostrar solo la escena de acción.

Pero esto no significa que no haya acción. Los dos últimos episodios son brutales, con mucha violencia, sangre y sexo; este último con una carga más incómoda que erótica (y con un trabajo tremendo de edición), que contribuye al clímax de ciertos personajes, y puntos clave en su evolución.

La animación mantiene la calidad acostumbrada de temporadas previas. Los detalles en el diseño de personajes y la paleta de colores complementan bien el mundo que busca ilustrar la producción de Ellis.

“Castlevania” es una serie que ha adoptado una nueva madurez y ha sabido superar con astucia la ausencia de Vlad Drácula Tepes. Precisamente por ello, esta tercera temporada se perfila como la que catapulte el resto de la serie, en los años futuros.

DATO

Todos los episodios de “Castlevania” están disponibles en Netflix.

VIDEOS RELACIONADOS

“La casa de papel” 4 - tráiler

"La casa de papel" temporada 4 - tráiler. Video: Netflix.

“Castlevania” temporada 2 - tráiler

Tráiler de la temporada 2 de Castlevania

TE PUEDE INTERESAR