Módulos Temas Día
Papá digital

Juega y aprende con el “Oráculo Matemágico"

No conozco muchos niños que disfruten con las matemáticas en el colegio y todos sabemos que siempre fue lo mismo, con la diferencia de que en décadas anteriores los profesores eran un “poquito mas disuasivos”. Uno de los que viene a mi memoria por ejemplo, siempre nos convencía de la importancia de aplicar el álgebra, mostrando un grueso anillo de metal con el que “nos removía las ideas”, lo recuerdo como si fuera ayer, pero no porque “a cocachos aprendí” si no que los pasé a la lista de malos recuerdos y espero que esa educación opresiva no regrese jamás, no hay forma de defenderla. La letra, o los números, con sangre no entran. Sería mejor apelar a los juegos o tal vez a los videojuegos.

No conozco muchos niños que disfruten con las matemáticas en el colegio y todos sabemos que siempre fue lo mismo, con la diferencia de que en décadas anteriores los profesores eran un “poquito mas disuasivos”. Uno de los que viene a mi memoria por ejemplo, siempre nos convencía de la importancia de aplicar el álgebra, mostrando un grueso anillo de metal con el que “nos removía las ideas”, lo recuerdo como si fuera ayer, pero no porque “a cocachos aprendí” si no que los pasé a la lista de malos recuerdos y espero que esa educación opresiva no regrese jamás, no hay forma de defenderla. La letra, o los números, con sangre no entran. Sería mejor apelar a los juegos o tal vez a los videojuegos. Seguir leyendo...

El bus de los nativos digitales

Creo que la gran mayoría conoce de la fama de barrio duro que tiene la Unidad Vecinal de Matute en el distrito de La Victoria: de guapos, gente que piensa rápido; donde los vecinos “escanean” a lo extraños, se debe caminar con cuidado y respeto. Más aún, los taxistas hasta aquí no se atreven a llegar.

 Pero al igual que en todo barrio bravo, también se dejan ver por sus calles y plazas, diáfanas sonrisas de muchos angelitos que merecen un mundo mejor, con padres humildes que siempre están en la búsqueda de mejores oportunidades para sus familias, mucha gente trabajadora que vive con la esperanza de torcer el destino y salir adelante, tratando de solucionar el día a día.

Las oportunidades llegan a nosotros de diferentes maneras, algunas en forma de trabajo honrado y otras, de bus.

Creo que la gran mayoría conoce de la fama de barrio duro que tiene la Unidad Vecinal de Matute en el distrito de La Victoria: de guapos, gente que piensa rápido; donde los vecinos “escanean” a lo extraños, se debe caminar con cuidado y respeto. Más aún, los taxistas hasta aquí no se atreven a llegar. Pero al igual que en todo barrio bravo, también se dejan ver por sus calles y plazas, diáfanas sonrisas de muchos angelitos que merecen un mundo mejor, con padres humildes que siempre están en la búsqueda de mejores oportunidades para sus familias, mucha gente trabajadora que vive con la esperanza de torcer el destino y salir adelante, tratando de solucionar el día a día. Las oportunidades llegan a nosotros de diferentes maneras, algunas en forma de trabajo honrado y otras, de bus. Seguir leyendo...

Adiós a las agendas y cuadernos de control, bienvenidas las apps

Empezaron las clases y tras el primer dolor de cabeza por las cada vez más largas listas de útiles, comprar uniformes, organizar los presupuestos para movilidad y loncheras, ahora toca empezar a despegarse de las almohadas más temprano, correr con el desayuno y untarse de optimismo para salir a lidiar con el caótico tráfico limeño. Todo eso por la mañana, pero por la tarde, ya conoces como es el diálogo de todo padre:

“¿Hijooo, tienes tareas?”

La cara de duda eterna que ponen ante la pregunta, sólo puede significar dos cosas: o no lo recuerda, o no la anotó en la agenda, (ese cuadernito que nunca revisas y sólo firmas apurado) que es casi lo mismo. Es el momento en donde tu humor cambia, digo.

 Pero qué sucedería si te llegara una notificación a tu teléfono con un texto que diga:

-“Hoy su hijo lleva tarea de matemáticas”

Empezaron las clases y tras el primer dolor de cabeza por las cada vez más largas listas de útiles, comprar uniformes, organizar los presupuestos para movilidad y loncheras, ahora toca empezar a despegarse de las almohadas más temprano, correr con el desayuno y untarse de optimismo para salir a lidiar con el caótico tráfico limeño. Todo eso por la mañana, pero por la tarde, ya conoces como es el diálogo de todo padre: “¿Hijooo, tienes tareas?” La cara de duda eterna que ponen ante la pregunta, sólo puede significar dos cosas: o no lo recuerda, o no la anotó en la agenda, (ese cuadernito que nunca revisas y sólo firmas apurado) que es casi lo mismo. Es el momento en donde tu humor cambia, digo. Pero qué sucedería si te llegara una notificación a tu teléfono con un texto que diga: -“Hoy su hijo lleva tarea de matemáticas” Seguir leyendo...

Si fuiste víctima de ataques en Facebook, denúncialos.

Recuerdo aquella ventana ubicada en la parte alta del muro, al final del patio de mi casa y que le pertenecía a mi vecina, la señora “China”. En ese tiempo, yo tendría siete u ocho años. Pero, ¿qué de particular tenía aquella ventanita?
El muro de la discordia: Como creo que le puede haber sucedido alguna vez en su vida a muchos, la vecina de la noche a la mañana pasó de ser comadre e íntima de mi madre, a convertirse en una encarnizada adversaria. A partir de esa ruptura, la ventanita no sólo dejaba pasar la luz y ventilación, por ella también empezaron a transitar criollos mensajes, con insultos sazonados de ajos y cebollas: críticas, indirectas, sarcasmos y hasta pistas musicales, que hacían referencia al sin sabor entre las ex amigas. Terribles momentos de mi niñez por culpa de la bendita ventana.

Recuerdo aquella ventana ubicada en la parte alta del muro, al final del patio de mi casa y que le pertenecía a mi vecina, la señora “China”. En ese tiempo, yo tendría siete u ocho años. Pero, ¿qué de particular tenía aquella ventanita? El muro de la discordia: Como creo que le puede haber sucedido alguna vez en su vida a muchos, la vecina de la noche a la mañana pasó de ser comadre e íntima de mi madre, a convertirse en una encarnizada adversaria. A partir de esa ruptura, la ventanita no sólo dejaba pasar la luz y ventilación, por ella también empezaron a transitar criollos mensajes, con insultos sazonados de ajos y cebollas: críticas, indirectas, sarcasmos y hasta pistas musicales, que hacían referencia al sin sabor entre las ex amigas. Terribles momentos de mi niñez por culpa de la bendita ventana. Seguir leyendo...

¿El streaming de internet terminará con el cable?

Según el diario The Wall Street Journal, para el 2018 el 21% de los estadounidenses no pagarán por los servicios de televisión por cable, la señal digital (utilizando antena) y los cada día mejores programas que brinda internet en vivo y en directo (que ahora se conoce como “video streaming” se están apoderando del público televidente. Esta tendencia, ya no sólo afecta a los Estados Unidos, sino a muchos países en el mundo. Uno de los factores es que los servicios de cable se demoraron mucho en cambiar sus modelos de negocio y además porque el trajín diario no nos deja tiempo para estar frente a la caja boba. Los padres compran servicios de cable “para que los chicos se entretengan”, pero la verdad es que ellos prefieren cada día más estar pegados a sus dispositivos disfrutando de sus programas favoritos. ¿Sucederá esto en el Perú?

Según el diario The Wall Street Journal, para el 2018 el 21% de los estadounidenses no pagarán por los servicios de televisión por cable, la señal digital (utilizando antena) y los cada día mejores programas que brinda internet en vivo y en directo (que ahora se conoce como “video streaming” se están apoderando del público televidente. Esta tendencia, ya no sólo afecta a los Estados Unidos, sino a muchos países en el mundo. Uno de los factores es que los servicios de cable se demoraron mucho en cambiar sus modelos de negocio y además porque el trajín diario no nos deja tiempo para estar frente a la caja boba. Los padres compran servicios de cable “para que los chicos se entretengan”, pero la verdad es que ellos prefieren cada día más estar pegados a sus dispositivos disfrutando de sus programas favoritos. ¿Sucederá esto en el Perú? Seguir leyendo...

Hoy en portada

Subir