¿Quieres empezar a correr y no sabes cómo?
¿Quieres empezar a correr y no sabes cómo?
Pablo Ulloa

Correr no es solo una moda o tendencia, al empezar a correr empezarás a notar cambios favorables en tu día a día. Dicen que correr te hace feliz y en parte es muy cierto, atrévete a probarlo con estos consejos y verás cómo se convierte en una parte inamovible de tu rutina.

1. Ponle muchas ganas y ten paciencia. Cuando quieres empezar a correr, como en todo deporte, hay un tiempo de adaptación para tu cuerpo. Toma las cosas con calma ya que los resultados se ven de manera progresiva. Poco a poco irás mejorando la distancia recorrida, tus tiempos y empezarás a ver cambios positivos en tu cuerpo.

2. Usa el equipo adecuado. No necesitas comprar un outfit completo de runner, pero es importante tener ropa cómoda, suelta y fresca para que tu cuerpo pueda transpirar tranquilamente y no te sientas incómodo, sofocado ni se generen roces innecesarios que causen heridas. Si corres de noche no te desabrigues por completo pero lleva alguna sudadera que sea transpirable y usa algún elemento reflectante o una luz para que se te pueda visualizar.

3. Las zapatillas sí son importantes. Cuando corres, el peso que soporta el pie equivale a 6 veces el peso que soporta durante el día, es por ello que el calzado deportivo se convierte en la herramienta más importante para un corredor. No tienes que gastar demasiado pero sí utiliza unas zapatillas especializadas en running y en la medida de lo posible que sean especiales para tu tipo de pisada.

4. Corre y camina. En un inicio es muy probable que no puedas sostener un ritmo fijo durante una gran distancia. Recuerda tener paciencia ya que hay todo un proceso de adaptación para que puedas conocer tus propios límites e ir entrenando para mejorarlos. Corre y cuando te sientas muy cansado o sientes que te falta el aire camina sin bajar de manera abrupta el ritmo, luego verás cómo recuperas el aire y energía y seguirás corriendo.

5. Descanso recomendado. No hay una verdad absoluta sobre cuánto tiempo o con qué frecuencia se debe entrenar ya que cada persona es distinta, pero al inicio no exageres con la frecuencia ni carga del entrenamiento. Para adaptarte inicia corriendo 3 veces por semana, dejando por lo menos un día descanso entre cada día de entrenamiento. Con el tiempo podrás ir aumentando la duración de tus entrenamientos y la frecuencia de estos.

6. Calentamiento y estiramiento. Antes de empezar a correr es recomendable calentar unos minutos, realiza movimientos circulares en las articulaciones, haz un pequeño trote y estira un poco. Al terminar de correr, sea un entrenamiento o una carrera, es muy importante estirar todos los músculos. Esto evitará acortamientos, molestias y futuras lesiones. Cada cierto tiempo es bueno ir con especialistas en Fisioterapia para realizar descargas musculares, es como darle un buen mantenimiento a tus músculos.

7. Alimentación y nutrición. La alimentación es un punto de máxima importancia para un corredor. Es aconsejable incluir los carbohidratos a tu dieta diaria, como son los cereales y derivados, tubérculos, lácteos, frutas, verduras y legumbres. Además evita excesos en dulces, grasas y bebidas alcohólicas.

8. Sobre la hidratación. Todos saben que es importante, pero considera también que debes ingerir líquido antes, durante y después del entrenamiento, no solo mientras corres, si no lo haces así, y casi sin darte de cuenta, de un momento a otro puedes estar deshidratado.