Viviana Gálvez Cordova

El inició formalmente un procedimiento sancionador contra Perú y Productos Tissue del Perú (Protisa) por presunta colisión de precios y condiciones comerciales en el mercado peruano entre los años 2005 y 2014. 

Ambas empresas tienen en conjunto una participación de mercado cercana al 88% y una facturación anual de S/.800 millones, según cálculos del Indecopi. La investigación incluye hasta el momento a 17 ejecutivos de ambas empresas –número que podría ser ampliado–, los cuales podrían recibir multas de hasta 100 UIT (S/.385.000).

Sigue a Portafolio también en 

Dos ex ejecutivos de Kimberly Clark hoy ocupan altos cargos en importantes empresas: Harold Mongrut es gerente general de Unilever y Blanca Quino, de Delosi.

Ejecutivos investigados por la presunta colusión (Archivo: El Comercio)

La ‘autodenuncia’ de una de las empresas involucradas en el caso de colusión generó el inicio de la investigación, similar a lo que ha sucedido en Chile y Colombia.

ALERTA DESDE ADENTRO
La empresa que se ‘autodenunció’ de esta concertación de precios y condiciones comerciales fue Protisa, filial de CMPC de Chile, que también está siendo investigada por ese delito en el país del sur, donde también se acogió a la delación. 

De esta forma, Protisa podría ser exonerada de la sanción (que puede llegar a ser equivalente al 12% de los ingresos del grupo económico). Indecopi precisó que aún no se tiene definido si se trata del grupo económico que opera en el Perú o internacionalmente. 

Pero la exoneración de Protisa de la sanción dependerá de la colaboración que haga durante el procedimiento sancionador que la entidad inició formalmente el 1 de diciembre.

Kimberly-Clark Perú también ha indicado en un comunicado que contribuirá en la investigación iniciada por el ente supervisor de la competencia. Cabe tener en cuenta que su filial de Colombia también es investigada por colusión en la industria de pañales para bebés.

INCENTIVOS
La colaboración por parte de las empresas o ejecutivos involucrados en casos de colusión es fomentada por el Indecopi. En setiembre se introdujeron modificaciones al programa de clemencia para volverlo más atractivo y hoy es más predecible, señala Andrés Calderón, especialista en competencia y director de Contribuyentes por Respeto.

Por ejemplo, queda claro que solo el primero en denunciar el caso podría ser exonerado de la multa; mientras que los sucesivos involucrados que se acojan al mecanismo tendrían reducciones de entre 20% y 50%. 

Sin embargo, no sucede lo mismo para determinar la multa aplicable, indica Calderón. Por ejemplo, aún no está definido si el máximo del 12% de los ingresos será calculado en función del grupo económico a escala local o internacional.

La colaboración de algún participante de la colusión es de gran relevancia para que la autoridad pueda detectar y sancionar estas conductas, pues resulta clave para la recolección de pruebas. 

En este caso, los medios probatorios de Indecopi incluyen correos y archivos electrónicos, testimonios, facturas de hoteles donde se reunieron ejecutivos de ambas empresas, entre otros. 

INTERVALO
Indecopi tiene un plazo de 18 meses para concluir si existieron conductas colusorias entre ambas empresas.