José Antonio Ocampo en una imagen del 12 de abril de 2012. El presidente electo de Colombia, Gustavo Petro, lo anunció como el próximo ministro de Hacienda. (AP Foto/Eraldo Peres, Archivo).
José Antonio Ocampo en una imagen del 12 de abril de 2012. El presidente electo de Colombia, Gustavo Petro, lo anunció como el próximo ministro de Hacienda. (AP Foto/Eraldo Peres, Archivo).
Agencia AP

El presidente electo de , , anunció el jueves como su ministro de Hacienda a José Antonio Ocampo, doctor en Economía de la Universidad de Yale.

Se trata del nombramiento más esperado por los mercados y los gremios ante la incertidumbre que supone la elección del primer mandatario de izquierda en el país, quien prometió cambios en su economía.

MIRA: Desde “chucky” hasta “asesino”: la hostil relación entre Colombia y Venezuela y el giro con Petro en el poder

Petro hizo el anuncio en su cuenta de la red social Twitter, en la que sostuvo que con Ocampo va a “construir una economía productiva y una economía para la vida”.

Ocampo, de 69 años, es un reputado economista que ha ocupado altas posiciones en las Naciones Unidas. Entre 2003 y 2007 fue secretario general adjunto para Asuntos Económicos y Sociales nombrado por el fallecido secretario general del organismo, Kofi Annan.

MIRA: En qué se diferencia la nueva ola de izquierda en América Latina de la “marea rosa” que surgió dos décadas atrás

Los gremios de empresarios y la banca han reaccionado positivamente al nombramiento, asegurando que brinda confianza sobre el carácter técnico que tiene la política macroeconómica.

“Se trata sin duda alguna de una muy buena señal, de una persona conocedora de la economía colombiana, de las finanzas públicas, de uno de los economistas más importantes de América Latina y de una persona confiable y razonable”, aseguró Bruce Mac Master, presidente de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI) en un mensaje enviado a la prensa.

MIRA: Polémica en Colombia por la comparación de un gesto entre la vicepresidenta entrante y la saliente | VIDEO

Las gestiones en materia de hacienda pública y política monetaria de Ocampo darían tranquilidad tanto a los empresarios como a los operadores del mercado crediticio y cambiario, aseguró Isidro Hernández, docente investigador de la Facultad de Economía de la Universidad Externado, a The Associated Press.

Un par de días después de la victoria de Petro se rompió un incremento del dólar que superó la barrera de los 4.100 pesos, acercándose a su máximo histórico de 4.153 pesos en marzo de 2020. También cayeron las acciones de la estatal petrolera Ecopetrol debido a que Petro destacamos en campaña acelerar la transición energética y suspender las nuevas licencias de exploración petrolera.

Hernández explicó que ya se recuperó buena parte del valor perdido en las acciones de la petrolera. “El 90% de Ecopetrol es del Estado, entonces no estuvo en peligro accionario, fueron movimientos de ajuste un poco especulativos ante la situación política”.

El futuro ministro de Hacienda fue hasta 2020 codirector del Banco de la República, la autoridad monetaria, lo que le da experiencia para enfrentar uno de los retos actuales del país: la inflación.

Aunque el crecimiento del PIB colombiano en 2021 fue de 10,6%, el más alto en más de cuatro décadas, y el país ha logrado una buena recuperación luego de la pandemia, Colombia no escapa de la inflación y es notable el incremento en el precio de los alimentos mientras los salarios se mantienen sin cambios.

Para el doctor en Economía Jorge Iván González, el ministro Ocampo deberá “luchar contra la inflación a través de instrumentos diferentes al aumento de la tasa de interés”, dijo a AP. El Banco de la República subió en abril sus tasas de interés a un 6% y decidirá en los próximos días si las ajusta nuevamente.

Ocampo conoce bien el funcionamiento de la cartera de Hacienda, la dirigió durante el gobierno del liberal Ernesto Samper hasta 1998, año en que fue nombrado secretario ejecutivo de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

En una nueva realidad política, asumirá el reto de sacar adelante una ambiciosa reforma fiscal que, según ha dicho Petro, implicaría aumentar impuestos al patrimonio, a los dividendos y reducir beneficios tributarios para financiar programas sociales que prometen en campaña y que conduzcan a reducir la desigualdad como entregar un nuevo bono de pensión a tres millones de adultos mayores y garantizar la educación superior gratuita.

Ocampo ha estado cerca de politicos de izquierda y de centro en le region. El año pasado construyó una carta para apoyar al entonces candidato chileno Gabriel Boric, quien resultó ancedor. En la campaña electoral colombiana asesoró al candidato de centro Sergio Fajardo y no a Petro, sin embargo, logró luego de su victoria liderar el equipo de empalme económico y el ministerio.

En días recientes, Ocampo hizo un análisis sobre el panorama económico y los desafíos en el gobierno de Petro que ahora él mismo asumirá, entre los que reconoció la necesidad de una reforma tributaria estructural. “Dados los elevados déficits del gobierno nacional y de la deuda pública, que convergen estando entre los más altos de la historia, será necesario hacer un ajuste fiscal de unos tres puntos del PIB (Producto Interno Bruto), de acuerdo con la regla fiscal. Pero dadas las inmensas demandas sociales, es necesario financiar en forma permanente un mayor gasto público social”, escribió para el diario El Espectador.

El presidente electo aún está configurando su gabinete. Además de Ocampo, ha anunciado que la vicepresidenta Francia Márquez encabezará un nuevo Ministerio de la Igualdad y el conservador Álvaro Leyva Durán dirigirá la cancillería.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más