Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Alan García: cinco momentos de la participación electoral del ex mandatario

Directa o indirectamente, Alan García tuvo presencia en todas las elecciones presidenciales del siglo XXI en el Perú y a estas se suma su primera elección en 1985

Directa o indirectamente, Alan García tuvo presencia en todas las elecciones presidenciales del siglo XXI en el Perú y a estas se suma su primera elección en 1985. Sus acciones, tanto como las frases que dijo, resumen su paso por aquellos procesos.

—1985, su primer gobierno.
Alan García había sido elegido para la Asamblea Constituyente de 1978 y luego diputado para el período 1980-1985. Tuvo intervenciones hasta hoy memorables, como aquella ante el entonces ministro Manuel Ulloa en 1982. Además, era desde ese mismo año secretario general del Partido Aprista.

En un primer auge de su carrera política postuló a la presidencia y obtuvo el 47% de votos, frente al 21% de Alfonso Barrantes, su más cercano contendor, quien renunció para evitar una innecesaria segunda vuelta. Desde el discurso que ofreció el 10 de julio de 1985, cuando recibió las credenciales como presidente, ya se podía prever el resultado final de esa gestión.

“Habrá inflación, el desempleo no terminará por arte de magia, el país no producirá más alimentos ni más recursos industriales de la noche a la mañana, pero vamos a atravesar el largo desierto de la dificultad”.

—2001, el retorno.
En el 2001, Alan García quedó en segundo lugar en las elecciones presidenciales (los comicios los ganó Alejandro Toledo), pero a pesar de ello reafirmó su regreso al Perú, luego de varios años alejado del país durante el régimen de Alberto Fujimori. De aquel año, más que su participación en la campaña política en sí, se recuerda el mitin que ofreció en el Centro de Lima el 27 de enero ante miles de simpatizantes que celebraban su retorno. “Vengo sin vanidad ni soberbia, sin triunfalismo. Aquí está mi mano tendida a todos los peruanos, incluidos mis enemigos”, dijo. Derrotado en las urnas, se dedicó a la docencia y a preparar su próxima candidatura.

“La vida es sueño y los sueños, sueños son. Y a mí me parece súbitamente un sueño estar frente a ustedes, y a mí me parece súbitamente una añoranza cumplida estar frente a ustedes, y a mí me parece súbitamente que quizá he muerto y estoy frente a ustedes”.

—2006, segunda oportunidad.
Alguna vez García dijo: “En el 2006 tenía 4% en las encuestas, tres meses después tenía 47% y gané”. De hecho, en esa campaña tuvo un dificultoso ascenso en las preferencias, después de haber permanecido por debajo de Ollanta Humala y Lourdes Flores Nano. Pasaron a segunda vuelta Humala y García, superando por apenas medio punto porcentual a la lideresa del PPC. Luego de una dura y polémica campaña a la segunda vuelta, ganó la presidencia con 48%, en gran parte gracias a los votos endosados de los simpatizantes de Flores Nano. En este segundo gobierno se habrían registrado casos de corrupción que son ahora investigados por la fiscalía. Especialmente intenso fue, en el epílogo de esa contienda, el debate entre García y Humala.

“El señor Humala cometió la imprudencia de preguntarme si yo dejaría libre a Montesinos. Es él quien lo dejó libre, cuando el día mismo del viaje del Karisma protagonizó un extraño y circense semilevantamiento en el sur, que ahora aparece claramente desmentido por todos sus actores”.

—2011, fracaso electoral
Acaso desgastado por el segundo gobierno de García, el Partido Aprista tuvo una confusa participación en las elecciones del 2011. Se propuso como candidata a Mercedes Araoz, pero ante el poco apoyo recibido de las bases, en enero de ese año renunció a su postulación. Aun más extrañas fueron las posteriores declaraciones de García, en las que comentó que él no tuvo ninguna injerencia en la decisión de elegir un candidato. Dijo además que le había advertido a Araoz: “Este es un tema muy difícil [...] un tema complicado por las personalidades que hay dentro del partido [...]. Si lo asume, tendrá que saber la enorme responsabilidad y dificultad”.

“Yo jamás propuse a Mercedes Araoz, para mí fue un hecho que me comunicaron los compañeros, que fueron a su casa y le propusieron eso, […] yo no soy dueño del Apra. Si el invitado se siente títere, se va, es el ejercicio de la libertad. No asigno responsabilidades a nadie, […] en todo caso esta es colectiva”.

—3/4/2016, debate previo al as elecciones presidenciales.
“El JNE pretende otro ridículo”, escribió días antes Mauricio Mulder en Twitter. Se refería al sorteo en el que se definieron las parejas de candidatos a la presidencia que debatirían el domingo 3 de abril. Alan García, a quien no le iba bien en las encuestas, enfrentaría a Fernando Olivera. Llegado el momento, Olivera le recitó una larga lista de casos de supuesta corrupción. “Usted no me es indiferente, porque usted encarna la impunidad [...] porque tiene que responder ante la justicia por el enriquecimiento ilícito [...] por su departamento de París. Por el dólar MUC...”. Y terminó: “Por el Caso Lava Jato y las coimas de Odebrecht”. Incómodo, García respondió sin ensalzar la polémica.

“Yo no recojo ofensas, ni las cometo, menos por parte de alguien que llevó cartas falsificadas al Papa”.

Tags Relacionados:

Alan García

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada