Max: 27 Min: 21
Dólar C: 3,240 V: 3,340
Euro C: 3,910 V: 3,999 
Publicidad - Redacción
 
Martes, 7 de febrero de 2006
Científicos habrían resuelto aspecto de Shakespeare

La pintura conocida como  "El rterato de Chandos" es de propiedad del duque del mismo nombre.Autor de "Romeo y Julieta" era un actor itinerante su apariencia física ha sido un misterio durante siglos



LONDRES [EFE]. La National Portrait Gallery de Londres cree haber resuelto uno de los grandes enigmas de la literatura: cuál era el verdadero aspecto de William Shakespeare. Aunque las obras del mayor dramaturgo de todos los tiempos son mundialmente conocidas, su apariencia física ha sido un misterio durante siglos.

Tras una meticulosa investigación de cuatro años, durante los que se ha examinado con rayos X y otro tipo de pruebas científicas seis retratos que aspiraban a representar al escritor, los expertos de la galería consideran que el verdadero es el que muestra al autor de "Hamlet" con barba y un pendiente dorado. El conocido como "El retrato de Chandos", porque fue propiedad del duque de ese nombre, muestra a un Shakespeare en torno a los 40 años, lo que coincide con la fecha de la pintura, que está datada entre 1600 y 1610.

Otro dato a su favor es su procedencia: la obra fue pintada por John Taylor, un actor amigo del dramaturgo, y donada a la galería por Lord Ellesmere en 1856. De hecho, es el primer retrato cedido al museo. Los expertos de la National Portrait Gallery fueron capaces de ver, a través de las capas de barniz y pintura que se han acumulado sobre el retrato, que el pendiente que lleva Shakespeare estaba en la obra original, aunque parte de la barba y el cabello se añadió posteriormente.

Se ha descubierto que cuando Shakespeare murió, en 1616, el artista tenía solo 15 años y es probable que nunca llegaran a conocerse. Otra famosa representación del escritor es el conocido como "Retrato Grafton", pintado por un artista anónimo en 1588, cuando el bardo de Stratford-upon-Avon había cumplido 24 años, cifras ambas que aparecen en una inscripción en la parte superior del cuadro. Según los especialistas de la galería, Shakespeare, que era un actor itinerante y acababa de ser padre de mellizos, además de la hija ya nacida cuando tenía 19 años, difícilmente podía permitirse un atuendo tan lujoso como el que lleva en el retrato, como relata "The Sunday Times Magazine". l






¿Cree que el Ministerio de Educación debería fiscalizar los servicios que brindan los colegios particulares?
4 Envíe su opinión


Copyright Empresa Editora El Comercio S.A.
Derechos reservados
Contáctenos

Edición impresa